Cómo ahorrar en la factura de los suministros de mi vivienda

 El listado de gastos mensuales del cual tenemos que responsabilizarnos, parece no tener fin. Al alquiler o a la hipoteca hay que añadirle todos los suministros del hogar, el recibo eléctrico, el gas, los seguros, la telefonía, el adsl… no es ningún asombro que más de una persona tenga dificultades para llegar a final de mes y siempre estemos mirando con lupa nuestros recibos para deducir cuánto nos gastamos y de qué forma.

De manera que te mostramos una serie de recomendaciones para poder economizar en los recibos del hogar de cada mes.

Lo ideal es seguir un plan de ahorro que ayude, en la medida de lo posible, a amortizar las consecuencias de las subidas.

Consejos básicos para ahorrar en los recibos de tus suministros

  • Ahorra en calefacción:

Aumentar la calefacción un grado más puede costarte muy caro. Intenta que el termostato siempre esté a 21º como máximo, y reducelo un par de grados por la noche. Cada vez que tengas frío abrígate más y reduce costes, es preferible ponerse un buen jersey y unos calcetines.

Por otra parte, la caldera preferiblemente debería mantenerse en 45º si quieres reducir, y jamás superior a 60º. Procura no poner cosas encima de los radiadores, entorpecemos la corriente de aire caliente que se impulsa por la vivienda, por lo cual  malgastamos la temperatura del hogar  y haremos funcionar con más fuerza y con mayor gasto a nuestra caldera, subiendo la temperatura al radiador.

Otra opción es hacer comparativas de las diferentes compañías de suministros de gas y analizar cual se amolda mejor a nuestras necesidades, garantías y precio.

Cómo ahorrar en la factura de los suministros de mi vivienda

  • Reduce tu recibo de electricidad:

Apagar la luz siempre que salgas de una habitación es una manera básica de ahorro, pero hay muchas otras que son sencillas de llevar a cabo. Para no desembolsar más de lo que gastas, es fundamental que tengas contratada la tarifa de energía y la potencia que precises. Entender el recibo de la luz será de gran provecho para prevenir cobros equivocados. Del mismo modo estar al tanto de los derechos como consumidor evitará confusiones a la hora de generan costes innecesarios

Déjate asesorar por un comparador neutral que te orienten sobre la potencia, tarifa y demás mejoras para tu vivienda.

  • Internet y telefonía:

Tanto internet como los móviles se han vuelto imprescindibles en el transcurso de nuestro día a día. Como con todos los suministros es esencial corroborar que no estás desembolsando un servicio que en realidad no precisas. Compara las diferentes tarifas de internet y escoge la que más se amolde a tus requisitos. No malgastes tu dinero aumentando la conexión; muchas algunas veces basta con variar la ubicación de nuestro router para optimizar la señal WiFi favoreciendo que llegue a toda la casa.

  • Cómo ahorrar en la factura de agua:

El agua es vida y es un bien muy preciado que muchas veces derrochamos en nuestro día a día. Ahorrar es muy sencillo si sabes cómo proceder. El agua es  uno de los suministros que menos desembolso nos acarrea pero es uno más en la lista de pagos que tenemos a final de mes. Un procedimiento básico que deberías de efectuar  para saber si estás pagando de más es localizar probables fugas de agua.

Darse una ducha en vez de un baño, poner el lavavajillas y la lavadora cuando la carga esté completa, cerrar el grifo al lavarse los dientes o cuando nos estamos enjabonando, son trucos sencillos y muy básicos que hacen que el agua te cunda más y ahorres en la factura.

Inclinarse por la eficiencia energética en una vivienda es sinónimo de ahorro. Cambia las bombillas de tu hogar por unas de LED. Asimismo, merecerá la pena invertir en aislar las paredes, ventanas, conductos y techo de tu domicilio. De esta forma, impedirás que se escape el calor en invierno y lo dificultaras  para que entre en verano, aminorando así  tu consumo en los recibos del gas en los meses más fríos y evitando activar el aire acondicionado en verano.

Elige bien tus electrodomésticos, ya que pueden llegar a consumir hasta un 60% menos. Puede que el desembolso inicial sea algo mayor, pero a la larga el ahorro

Deja una respuesta


By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. más información

La configuración de cookies en este sitio web se ponen a "permitir cookies" para darle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin tener que cambiar la configuración de cookies o hacer clic en "Aceptar" a continuación a continuación, usted está consintiendo estas.

Cerrar