El oficio más bello

Como cada mañana desde hace cuatro años, salgo del cuchitril donde duermo y gateo por las carcomidas escaleras que conducen a la planta superior del Instituto, en donde se halla nuestra imprenta. Me guio en parte por el tacto y en parte por los diferentes olores que emanan de cada rincón que encuentro a mi paso. El hedor que surge de los lavabos anuncia que he llegado a la sala de impresión.

Pero una vez aposentado en mi butaca de trabajo, se borra de mi mente toda sensación desagradable, difuminándose cualquier clase de preocupación. Lo primero que suelo hacer es repasar la labor realizada la jornada anterior, para así asegurarme de que he sido capaz de encerrar el pensamiento en el menor número posible de palabras. Es una ardua tarea, ciertamente, pero hay que aligerar la carga de quienes vayan a leernos usando sus dedos en lugar de los ojos. Nuestra empresa es maravillosa: mostrar la belleza del arte y del conocimiento a las personas invidentes.

Para mí es una experiencia inigualable. Así pues, cuando las yemas de mis dedos resbalan sobre la miriada de puntos grabados sobre el papel, siento que mi ceguera desaparece, sumergiéndose mi mente en un torrente inagotable de sensaciones y de posibilidades. Una nueva realidad aparece ante mí, llevándose lejos mis miedos.

Con una sonrisa desde mi inexpresivo rostro -así lo describen muchos de quienes me conocen-, agarro con firmeza mi punzón de talabartero y firmo por fin el libro recien terminado: Louis Braille.

52 comentarios en “El oficio más bello

    • Hola, Marta! Muchas gracias por comentar. Parece ser que Louis Braille, el inventor del famoso método de escritura para personas invidentes, era una persona con múltiples inquietudes: gramática, música, pedagogía… De hecho, una vez que inventó el método que lleva su nombre, y una vez completada su formación en el Instituto Nacional para Jóvenes Ciegos, se convirtió en profesor de dicha institución. Un abrazo!

  1. Coincido con Marta, Beri. Has elegido un personaje maravilloso que ha permitido salir del ostracismo a un enorme colectivo de personas. Te felicito por la historia y el desarrollo. Reto conseguido.
    Un abrazo!

    • Hola, Norte! Muchas gracias por tu comentario. Curiosamente, Louis Braille utilizaba una especie de lezna o punzón para grabar los puntos sobre el papel, siendo una herramienta muy parecida a la que le provocó la ceguera a los tres años de edad, a raíz de un accidente que sufrió jugando en el taller de tabalartería de su padre. He querido hacer este guiño al final del relato para plasmar la idea de que, bien pensado, Braille fue capaz de transformar un elemento muy negativo de su biografía en algo de signo muy contrario. Un abrazo!

  2. Hola, Beri. Me ha gustado que te documentaras con la vida de Braile y que te haya inspirado este relato tan original al hacerlo desde su punto de vista (perdón, ha sido inevitable). La ambientación también estupenda y no me refiero precisamente a los olores de los lavabos que, se supone, los percibe con más intensidad.
    Me ha gustado. Un abrazo .

    • Hola, Isan! Muchas gracias por comentar. Sí, últimamente estoy intentando documentarme un poco más que de costumbre, para así ambientar mejor mis historias. Braille a los diez años recibió una beca para formarse en el Instituto Nacional para Jóvenes Ciegos, donde vivió, estudió y trabajó durante quince años. Allí las condiciones higiénicas brillaban por su ausencia. De hecho, se cree que la tuberculosis que lo mató a los 43 años tuvo en parte su origen en aquellas condiciones. Un abrazo.

  3. ¡Hola, Beri! Sin duda el título define a la perfección el logro de Braille. Acercar nada menos que los infinitos universos que encierran los libros a las personas que no podían leerlos. Conseguirles ese momento de intimidad entre las letras y su pensamiento es para mí un logro tan importante como la imprenta.
    Me gustó cómo fuiste introduciendo el movimiento del personaje a través de los sentidos: gateo, olor, tacto… Sin mencionarlo, el lector ya era consciente de su ceguera. Un abrazo!!

  4. ¡Hola, David! Estuve a punto de ponerle el título de «A flor de piel», pero al final me decanté por «El oficio más bello» para poner en valor el oficio de crear herramientas que permiten a las personas con alguna discapacidad acceder al mundo de la cultura y de los libros en general. Lo de mostrar la ceguera de una persona sin hacer mención expresa a ello eso sí que es complicado. ¡¡Un abrazo!!

  5. ¡Bravo, bravo, bravo, mil veces bravo! Investigar, encontrar el dato clave (en este caso lo que motivó su ceguera), decirnos sin decir, usar casi todos los otros sentidos, mostrar la voluntad y el amor por el conocimiento y el deseo de que otros puedan acceder a él todo en el tono que le corresponde. Con respeto, sin melodrama. Extraordinario. Un caluroso saludo de felicitación

    • Hola, Juana! Muchas gracias por tus amables palabras. Sí, es muy curioso el dato del punzón, a la vez origen de su ceguera y la herramienta con la que desarrollaba su hermoso trabajo. Un abrazo!

  6. Increíble historia. El hecho de que un ciego tenga la capacidad de crear arte es algo hermoso. Todos tenemos derecho a crear, y tú has hecho en este relato que alguien con dificultad lo haga. Me ha encantado. Un abrazo.

    • Hola, RR Misterio! Muchas gracias por comentar. Completamente de acuerdo contigo: todos tenemos derecho a crear, mostrando a los demás el fruto de nuestro esfuerzo e imaginación. Un abrazo!

  7. Hola Beri, de nuevo nos leemos.
    No podía faltar Braille en esta convocatoria. No conozco nada de él, salvo su esclarecedor método que es de tanta ayuda para los invidentes, me han dado ganas de saber más cosas sobre él, y eso, amigo beri, se debe a tu manera de contar y ponerte en el lugar de él.
    Gracias.

    • Hola, Isabel. Muchas gracias por comentar. La vida y obra de Braille son apasionantes, qué duda cabe. ¿Sabías que su famoso Sistema se le ocurrió cuando tenía 16 años? El libro donde lo presentaba al mundo lo acabó 4 años después, cuando ya contaba con 20 años. Desde los 10 hasta los 25 años de edad vivió, estudió y trabajó en el Instituto Nacional para Jóvenes Ciegos, donde las condiciones higienico-sanitarias brillaban por su ausencia. Un abrazo!

  8. Maravillosa historia, Beri! No imagino una mejor manera de homenajear a tan genial personaje. Todo el bien que ha hecho, toda la alegría que debe haber generado. Solo pensarlo, emociona.
    Un abrazo

  9. Hola Beri, una mirada plena que alcanza más allá, a la serenidad de la yema de los dedos. Un homenaje a ese inventor, Braille. Cuántas personas, gracias a su sistema, han tenido esa oportunidad de conocer y descubrir ese mundo más allá del suyo propio a través de esa miríada de puntos sobresalientes. Qué gran proeza debe ser para quién tenemos vista y somos analfabetos del tacto. Muchas gracias compañero. Un abrazo.

  10. Al igual que es imposible que una persona ciega de nacimiento pueda entender como perciben la gente que puede los colores, debe de ser igualmente imposible para una persona no ciega saber cómo percibe un ciego la lectura en braille. Qué formas se le formaran en su mentes, imágenes a otro nivel que los que vivimos al paro de ellas podemos ser capaces de concebir.
    Fantástico micro, Beri.
    Un abrazo y feliz año

  11. Coincido con lo expuesto por David: ubicas de inmediato al protagonista como ciego y te animas a describir como percibe su recorrido, otros podrían decir que es a través de la memoria que realizan sus recorridos, otros por ecolocación… a saber. Sin duda es un gran relato, escrito con buena pluma y buen gusto. Un abrazo.

    • Hola, Alfredo! Muchas gracias por comentar. Para mí este reto ha sido harto complicado, pero creo que he puesto.en valor la labor desplegada por Braille. Un abrazo.

  12. Ante todo felicitarte por este gran trabajo de documentación previo a la estructuración de tu sugerente propuesta, que sin duda alguna me ha despertado el interés por conocer el desarrollo de la trama en clave Braille, para ser más exacta.
    Me ha gustado la parte descriptiva así como también la admiración que profesas a este gran inventor y que se trasluce en tus bellas letras.
    Un gran abrazo, estimado Beri.

  13. Beri te felicito por todo el trabajo de documentación que nos ofreces sobre la vida de Luis Braille, gracias a éste los ciegos pueden leer, algo insólito dada su falta de vista.
    Muy bien desarrollada toda la historia, me ha gustado mucho.
    Un abrazo

    • Hola, Puri! Muchas gracias por comentar. Me alegra saber que te ha gustado el relato. Últimamente estoy dedicando bastante tiempo a tareas de documentación, a fin de mejorar a la hora de ambientar y contextualizar las diferentes tramas. En mi próximo trabajo para El Tintero seguiré en esta línea. Un abrazo!

  14. Qué bonito tributo has creado en este relato, Beri.
    Como también me ha gustado mucho como la has ido desarrollando, uno siente como el personaje los olores y el tacto, creando así un magnífico escenario. Enhorabuena.
    Un saludo.

  15. Hola Beri. Has hecho un doble homenaje en este relato. Por un lado a Luis Braille, gracias al que tantos invidentes pueden realizarse como personas, y por otro a la escritura y literatura en general, responsable directo de este grupo de Tinteros en el que nos sentimos como en familia.
    Por todo ello te doy las gracias y te felicito.
    Un abrazo enorme.

    • Hola, Bruno! En primer lugar, muchas gracias por comentar. Yo también te felicito a ti por lo bien que has visto lo del doble homenaje: a Louis Braille y al maravilloso mundo de la literatura. Sin menoscabo de otras profesiones súper valiosas, bien podemos afirmar que el oficio de escritor es «el oficio más bello». Un fuerte abrazo!

  16. Buen inciso el tuyo Beri con este relato, compartir da más frutos que guardar. En este caso el relieve de esos textos dan conocimiento y luz a la imaginación de los invidentes. Buen aporte, saludos 🖐

  17. Está hermoso el relato y relacionarlo con la escritura en braille creo que le da un toque super interesante. Me hubiera gustado que el protagonista que hace algo tan noble no viva en algún lugar insalubre, o desagradable pero tú eres su creador y tú sabes porqué lo escribiste así. También creo que puede ser bueno el contraste. En fin creo que es un excelente relato y te felicito. ¡Saludos!

    • Hola, Ana Laura! Muchas gracias por tus amables palabras. Sí, es cierto que Louis Braille se hubiese merecido vivir en mejores condiciones, pero allí donde vivió, se formó y trabajó durante 15 años (el Instituto Nacional para Jóvenes Ciegos) la salubridad brillaba por su ausencia. Un fuerte abrazo!

  18. Hubo un antes y un después con Braille, y tú, Beri, lo has sabido enmarcar perfectamente en tu Micro. Menuda revolución, pasar de la transmisión oral del conocimiento a la «escrita». Sin duda todos le estaremos eternamente agradecidos por ello. Me ha gustado tu micro.

    • Hola, Carles! Muchas gracias por comentar. Me alegra que te haya gustado mi particular homenaje a Braille y a todas aquellas personas que aportamos nuestro granito de arena, a fin de hacer más felices a nuestros semejantes. Un abrazo!

  19. Qué importancia para todos los que llegaron después, hermosa la tarea de Luis Braille, es verdad que su oficio fue el más bello, junto con su intención. Precioso relato. Un abrazo.

  20. Beri, me ha gustado mucho tu micro, un guión humilde, respetuoso, valioso, bien llevada la narración, y fluida la acción, no se puede pedir mas, pero nos das ese mas, aclarando y reconociendo al creador de tan maravilloso método de lectura y escritura, y ese disfrute de poder hacerlo llegar a muchos como el…

    Bien por Braille y bien por ti Beri.

    • Hola, Idalia! Muchas gracias por tus amables palabras. Debo reconocer que he quedado satisfecho con mi humilde homenaje a Braille. Quería que el mensaje llegase claramente a todo aquel que leyese el micro. Un abrazo.

  21. Beri has hecho un gran homenaje a Louis Braille, inventor de las letras de signos para invidentes. Y la la vez has escrito un magnífico micro para cumplir con el reto de David. Un abrazo.

  22. Saludos cordiales desde Puerto La Cruz Anzoátegui Venezuela. Buen homenaje al creador del Braille…hoy los que no poseen el sentido de la vista ha logrado vencer muchos obstáculos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *