Industria del metal: innovación y desarrollo

La industria metalúrgica es uno de los sectores que mayor crecimiento ha experimentado durante los últimos años y todo esto viene gracias a un crecimiento tecnológico.

La tecnología industrial y los avances de automatización ha permitido que la industria metarlúrgica mejore sus procesos productivos y pueda fabricar con un ritmo más alto.

La chapa es un material muy útil para la mayoría de las pequeñas y medianas empresas, sobre todo para fabricantes. Empresas de decoración, fabricación de enseres, protección solar, mobiliario y otro tipo de sectores dependen de la chapa para la creación de productos que más tarde ponen en venta en el mercado.

Tratamientos del metal

La chapa de metal es un material que se transforma según el uso que queramos darle y para ello, la maquinaria industrial es un pilar básico. El tratamiento del metal requiere de este tipo de maquinaria industrial ya que se encargan de doblar y plegar la chapa, así como cortarla.

A la hora de elegir una máquina dobladora, debemos fijarnos en temas de calidad, tipo de máquina y precio. En cuanto a calidad, las dobladoras de Feysama son las máquinas plegadoras de referencia en el mercado. Esta empresa fabrica plegadoras de chapa que incorporan tecnología puntera, contando además con CNC o control numérico computarizado, el cual permite ahorra mucho tiempo en el tratamiento del metal.

Las máquinas plegadoras de chapa se encargan de deformar láminas de metal para crear un ángulo, ejerciendo una presión sobre el punto indicado para su deformación. Encontramos varios tipos de plegadoras de chapa: manuales, mecánicas, hidráulicas e hidra-mecánicas.

Las plegadoras manuales son las más básicas y sencillas y, como no puede ser de otra manera, su accionamiento es manual. Están pensadas para láminas de poco grosor.

Las plegadoras mecánicas tienen más fuerza que las manuales pero menos que las hidra-mecánicas. Estas últimas cuentan con una bomba hidráulica encargada de activar el pistón.

Las plegadoras hidráulicas también tienen una bomba hidráulica, además de unos cilindros que nos permiten activar el pistón. Estas últimas son las más cómodas de utilizar y las que se utilizan para plegar chapas de mayor grosor.

Estas máquinas dobladoras de chapa se utilizan para la gran mayoría de sectores y, aunque son máquinas costosas, se suelen rentabilizar en poco tiempo.

¿Cuánto vale una plegadora de chapa?

El precio de una máquina dobladora depende de varios factores, aunque debemos indicar que su precio suele ir desde los 10.000€, al menos las máquinas profesionales.

Hay varios puntos que debemos tener en cuenta antes de adquirir una máquina industrial de este estilo como: los ejes, el tipo de plegadora (manual, hidráulica, mecánica, etc), el control numérico computarizado (CNC) , velocidad de topes traseros, ajustes, anclajes, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *