Familia numerosa ¿qué calentador me conviene?

Uno de los aparatos más importantes para una vivienda es el calentador. Un calentador es un aparato que se encarga de calentar el agua permitiendo así poder bañarnos o ducharnos con agua templada o caliente y fregar los platos sin tener que aguantar el agua fría.

En muchas viviendas de zonas menos adineradas siguen sin tener calentadores de agua pero, a decir verdad, la mayoría de hogares del mundo civilizado cuentan con un calentador de agua para evitar el frío cuando nos duchamos.

Según el tipo de vivienda o el número de personas que habiten en la misma, nos conviene un calentador u otro. No es lo mismo una casa donde solo reside una persona que otra casa donde encontramos una familia numerosa.

Tipos de calentadores

Antes de elegir el calentador según nuestro modelo familiar debemos conocer a fondo qué tipos de calentadores existen en el mercado.

En la actualidad, encontramos calentadores de depósito o calentadores de paso.

El calentador de paso se encarga de calentar el agua directamente mediante el simple paso del agua por este aparato. Estos calentadores no tienen depósito y son capaces de ahorrar cerca del 60% del gasto de gas si los comparamos con los calentadores de depósito.

Los calentadores de depósito, al contrario que los calentadores de paso, cuentan con un depósito o bóiler donde se almacena gran cantidad de agua. Suelen gastar más agua que los demás calentadores pero tienen la gran ventaja de que nunca nos quedaremos sin agua caliente en casa ya que es difícil que se gaste el depósito.

El calentador de paso o instantáneo únicamente se activa cuando necesitamos calentar el agua, de ahí que sea la opción de ahorro más evidente.

¿Qué tipo de calentador me conviene?

Si tienes una familia numerosa, es evidente que el calentador de depósito o bóiler es la mejor opción ya que siempre dispondrás de agua caliente. Aunque son calentadores más grandes que los calentadores de paso, el depósito nos asegura disponer de agua caliente en cualquier momento y ante cualquier situación de forma prácticamente instantánea.

Si por el contrario, no necesitas demasiada agua caliente la mejor opción es sin duda el calentador de paso. Será la opción con la que más ahorres y menos espacio te ocupe en tu vivienda ya que su reducido tamaño hace que este calentador se adapte a cualquier rincón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *