Mantenimiento aire acondicionado: prepara tu equipo en primavera

La primavera es un momento clave para preparar nuestra vivienda de cara al verano. Muchas personas deciden ocuparse de su jardín, mientras hay quienes se enfocan en el interior de sus hogares. Uno de los aspectos a revisar es el aire acondicionado.

Cuando lleguen las temperaturas más altas querrás tener tu equipo a punto y, para ello, debes comenzar en primavera. Hoy te ayudamos a lograrlo hablándote de las tareas de mantenimiento aire acondicionado.

¿Cómo preparar tu aire acondicionado para el verano?

Todavía, de seguro, recuerdas el día que compraste en la tienda de aire acondicionado tu unidad. Estaba nuevo y reluciente y pensar en limpiarlo, revisarlo o incluso repararlo parecía muy lejano. Pero ahora que ya lleva cierto tiempo en tu vivienda, es momento de hacer esas tareas de mantenimiento esenciales para mejorar su rendimiento, ahorrar costes en electricidad y aumentar su vida útil.

La primavera es el mejor momento para poner a puntos los equipos de aire acondicionado.

Mantenimiento aire acondicionado en primavera

Con tu desinfectante aire acondicionado en mano, llegó el momento de preparar tu equipo para las altas temperaturas de este año:

1-Limpiar filtros

Lo primero que te recomendamos hacer es limpiar los filtros de la unidad. Pero claro, para llegar allí, asegúrate de desenchufar el equipo. Una vez desconectado de la electricidad, puedes retirar la parte frontal de la unidad interior y, de esta forma, sacar los filtros para limpiarlos.

Para ello usa un desinfectante aire acondicionado, como el que puedes encontrar en la tienda online Climaofertas, y por supuesto agua caliente, que te ayudará a remover la suciedad de manera más fácil.

No vuelvas a colocar los filtros hasta que estos estén totalmente secos.

2-Limpiar la unidad interior

Más allá de los filtros, dentro de la unidad interior hay otros componentes que también merecen tu atención. Las rejillas de ventilación y alimentación son otras de las áreas a limpiar. En este caso, debes abrirlas y asegurarte que estén libres de suciedad. Utiliza agua con jabón para limpiar esta área y luego sécala con un paño.

También es necesario revisar el ventilador de la unidad interior para corroborar que no hay ninguna obstrucción. Y, del mismo modo, hay que verificar el tubo y la bandeja que recoge los condensados.

3-Limpiar unidad exterior

La unidad exterior del aire acondicionado también debe ser revisada. En este caso, lo fundamental es verificar que tanto las entradas de aire como el tubo de desagüe no tengan ninguna obstrucción. También es aconsejable limpiar la batería de intercambio. Para esto último puedes usar un cepillo o aire a presión.

Asegúrate de revisar la carga de gas refrigerante. Si no sabes cómo hacerlo, puedes recurrir a un técnico profesional.

4-Probar aire acondicionado 

Una vez que hayas revisado todo lo anterior, puedes enchufar tu aire acondicionado y encenderlo para ver cómo funciona. En el primer encendido presta atención al comportamiento de tu equipo. Déjalo trabajar al menos una hora para ver su rendimiento.

Recuerda que la importancia del mantenimiento aire acondicionado radica en que sólo de esta forma podrás proteger tu equipo de posibles averías y aumentar su vida útil.

Una vez que tengas tu equipo a punto, sólo resta esperar que llegue el verano ¡tu hogar ya estará listo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *