Poema: «Plagio a Borges, a su remordimiento».

“El remordimiento” (Jorge Luis Borges).

He cometido el peor de los pecados
que un hombre puede cometer. No he sido
feliz. Que los glaciares del olvido
me arrastren y me pierdan, despiadados.

Mis padres me engendraron para el juego
arriesgado y hermoso de la vida,
para la tierra, el agua, el aire, el fuego.
Los defraudé. No fui feliz. Cumplida

no fue su joven voluntad. Mi mente
se aplicó a las simétricas porfías
del arte, que entreteje naderías.

Me legaron valor. No fui valiente.
No me abandona. Siempre está a mi lado
La sombra de haber sido un desdichado.

 

«Plagio a Borges, a su remordimiento».

 

He cometido el peor de los pecados

que un joven puede cometer. No he tenido

éxito.Ya la nada y el olvido

muy pronto me arrastrarán, despiadados.

.

Mis padres me marcaron con el fuego

doloroso de triunfar en la vida.

Yo con torpeza asumí este juego.

Fracasé. No cabe excusa.Cumplida

.

no fue su absurda voluntad. Mi mente

se dispersó en cuatro tonterías,

baratijas, insignes naderías.

 

Iba a ser un grande.No fui valiente.

No me abandona. Siempre está a mi lado

la sombra de haber sido un desdichado.

 

J.Amenos, julio 2015.

***

 

 

Esta entrada fue publicada en Poemas. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.