Aquellos cuyos nombres solo Dios conoce

Esta reveladora placa conmemorativa puede verse en la catedral de Santiago de Chile, muy cerca de la entrada principal. Es todo un manifiesto contempor谩neo.聽Los antiguos donantes,聽que aspiraban a ganar un lugar en el cielo, han sido sustituidos por patrocinadores, que聽tambi茅n buscan prestigio y preservar su memoria聽pero no necesitan que sea por los siglos de los siglos. Es suficiente聽ser recordados por los clientes聽como protectores de bienes culturales, condici贸n聽que puede decidir un contrato聽y聽procura聽beneficios tributarios. Les preceden聽infalibles聽poderes聽al fin inmortalizados聽en聽lugares santos y tambi茅n… aquellos cuyos nombres solo聽Dios conoce.聽

Las cosas cambian demasiado lentamente, quiz谩s casi nada. Apenas algunas聽luces聽ya no consumen cera sino聽modernos kilowatios.聽聽聽聽聽聽聽

About Pedro Molina Rodriguez-Navas

Investigador del Laboratorio de Periodismo y Comunicaci贸n para la Ciudadan铆a Plural de la UAB
This entry was posted in Espacios, General, memoria hist贸rica, Textos and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.