El queso y los gusanos

 

¬†Yo he dicho que por lo que yo pienso y creo, todo era un caos, es decir, tierra, aire, agua y fuego juntos; y aquel volumen poco a poco form√≥ una masa, como se hace el queso con la leche y en √©l se forman gusanos, y √©stos fueron los √°ngeles; y la sant√≠sima majestad quiso que aquello fuese Dios y los √°ngeles; y entre aquel n√ļmero de √°ngeles tambi√©n estaba Dios creado tambi√©n √©l de aquella masa y al mismo tiempo, y fue hecho se√Īor con cuatro capitanes, Luzbel, Miguel, Gabriel y Rafael. Aquel Luzbel quiso hacerse se√Īor compar√°ndose al rey, que era la majestad de Dios, y por su soberbia Dios mand√≥ que fuera echado del cielo con todos sus √≥rdenes y compa√Ī√≠a; y as√≠ Dios hizo despu√©s a Ad√°n y Eva, y al pueblo, en gran multitud, para llenar los sitios de los √°ngeles echados. Y como dicha multitud no cumpl√≠a los mandamientos de Dios, mand√≥ a su hijo, al cual prendieron los jud√≠os y fue crucificado.

Domenico Scandella, Menocchio

El queso y los gusanos. El cosmos seg√ļn un molinero del siglo XVI, es un libro de Carlo Ginzburg que acabo de leer aunque hace a√Īos que debiera haberlo hecho. Y aunque pueda parecerlo, no es una equivocaci√≥n comentarlo en este blog, que generalmente trata cuestiones de historia reciente, porque el tema de las fuentes me llev√≥ hasta √©l.

Pocas veces se puede contar con una documentaci√≥n tan rica que permite ‚Äúescuchar‚ÄĚ a un representante de las clases no privilegiadas aunque por desgracia para el molinero Domenico Scandella, conocido como Menocchio, se trata de las actas de la inquisici√≥n que le juzg√≥ en dos ocasiones y que acab√≥ prendiendo fuego a su vida.

Ginzburg hace un trabajo excelente, analizando con precisión todos los elementos de que dispone en relación a una época marcada por la aparición de la imprenta, que permitió una extensión mayor de la  lectura de lo que generalmente se supone, y por el debate religioso que la reforma protestante ya había iniciado. Así va descubriendo al lector como Menocchio accedió a libros que se articularon con la cultura popular que atesoraba  y como el signo de las convulsiones de su tiempo no permitió clemencia para él.

Magn√≠fica lectura que acerca multitud de cuestiones pero sobre todo destierra t√≥picos a los que llevan las generalizaciones que no aprecian el valor de las revelaciones individuales, del paso √ļnico de los individuos por la vida.

About Pedro Molina Rodriguez-Navas

Investigador del Laboratorio de Periodismo y Comunicación para la Ciudadanía Plural de la UAB
This entry was posted in libros, Textos and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.