8.I BIOLOGÍA FORENSE

mayo 10th, 2021
.
El Criminalista especializado en Biología conoce los recursos que le pueden aportar el análisis del ADN, y sabe que existen tres tipos de pruebas o análisis que se practican a las muestras de ADN aunque, dependiendo de las características de cada caso en concreto, no siempre se llevan todas a cabo (dependerá, por ejemplo: de la cantidad de ADN encontrada; de que una muestra que a priori parecía ADN al final resulta ser otra sustancia, etc.).
.
Estas tres pruebas son las siguientes:
1. Pruebas de orientación: son especialmente utilizadas por la policía científica en las escenas de crímenes. Su finalidad es averiguar la existencia de muestras biológicas que puedan ser analizadas posteriormente y con más detenimiento en los laboratorios (sangre, semen, pelo, etc.). Aplicando los reactivos correctos, este tipo de pruebas pueden salir positivas aun cuando se realicen muchos años después de la comisión de un delito.
.
2. Pruebas de certeza: se trata de pruebas que cada vez están cobrando más importancia en el ámbito de la genética forense. Con ellas se analiza el ADN que ha dado positivo en las pruebas de orientación y las muestras con las que más se suele trabajar son las de sangre, saliva y semen.
.
3. Pruebas de individualización: éstas se llevan a cabo cuando las pruebas de certeza salen positivas y sirven para establecer perfiles genéticos individuales. A día de hoy, es evidente que el ADN constituye la prueba por excelencia en cuanto a identificación de personas. Nuestro Criminalista es plenamente consciente de las características que hacen del ADN un elemento tan útil en las ciencias forenses.
.
Éstas son, básicamente:
-Es hereditario, se transmite de padres a hijos.
-Tiene una gran estabilidad en el medio ambiente, hasta el punto de que se están intentando obtener muestras pertenecientes a los neandertales. No obstante, la conservación o el deterioro del ADN depende en gran medida de las condiciones en que se encuentra, sobre todo las climatológicas.
-Puede saberse su origen (semen, saliva, etc.).
-Es distinto para cada persona, como las huellas dactilares, aunque con una única excepción: los gemelos univitelinos.
.
Pero también sabe nuestro Criminalista la importancia del estado en que se reciben las muestras al laboratorio. Por ejemplo: si llega una evidencia sin estar bien documentada, los abogados defensores pueden cuestionar su origen en el juicio, con la consiguiente inadmisión de la prueba. Es por ello de vital importancia que la cadena de custodia se cumpla escrupulosamente.
.
Por otra parte, si la evidencia no se ha recogido bien pueden perderse o deteriorarse las propiedades biológicas objeto de estudio; mientras que si se realiza un mal empaquetamiento de la muestra, ésta puede ser susceptible de contaminación, dificultándose también los análisis posteriores en el laboratorio.
.
El Criminalista especializado en Biología Forense conoce el análisis del ADN mediante la técnica de la PCR, denominada así porque sus siglas en inglés significan Polymerase Chain Reaction (reacción en cadena de la polimerasa). Esta técnica consiste en la realización de un gran número de copias de ADN a partir de un solo fragmento original del mismo. Su objetivo es amplificarlo porque, con ello, se facilitan enormemente las identificaciones.
.
La técnica de la PCR supuso una revolución para las ciencias forenses cuando fue descubierta en el año 1986, y es debido a ella que en las últimas tres décadas se han masificado de forma progresiva los análisis de muestras de ADN. En genética forense, siempre que es posible se analiza el ADN nuclear, ya que tiene un elevado poder de discriminación gracias a sus características identificativas. En caso de no disponer de ADN nuclear o que no sea posible una identificación con la muestra que se tiene, se analizarán el ADN mitocondrial o el cromosoma Y.
.
El primero se hereda de la madre y el segundo sólo se transmite entre varones, de padres a hijos. El ADN mitocondrial resulta bastante útil en los análisis genéticos porque, dentro de las mitocondrias que hay en las células, se encuentran muchas copias de dicho ADN. Sin embargo, su poder de discriminación en el momento de efectuar una identificación es mucho menor que el del ADN nuclear, así como también lo es el del cromosoma Y.
.
Más información: CONOCIMIENTOS BÁSICOS DEL CRIMINALISTA, en ICG, 19

8.I.a. GUERRA GENÉTICA

mayo 10th, 2021

.

La que usa «armas genéticas» (Regó, 2002) que causen muerte o lesión a grupos humanos con especificidades biológicas comunes (Prats, 1996): anatómicas (color de piel, medidas antropométricas), psicofisiológicas (grupos sanguíneos), y patológicas (predisposición a enfermedades).

.
Se fundamenta en la información obtenida por el genoma humano, más concretamente en el 1,5% que lleva información para sintetizar proteínas (formación de nuestro organismo) de los más de 3.000 millones de unidades básicas de información genética total.
.
Si bien el genoma facilita investigaciones médico-farmacológicas también tiene su contrapartida, pues como afirma Luis Enjuánez (Elias. 2001) del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC): «El conocimiento del genoma humano permite delectar diferencias genéticas en grupos étnicos concretos y elaborar armas que sólo actúen contra un determinado pueblo».
.
Por ejemplo, las tribus de los pigmeos y bosquimanos ostentan el mayor número de diferencias en su ADN, en total cerca de una veintena, respecto al resto de humanos, con no más de tres (Folkard, 2002)
.
FUENTE: «POLEMOLOGIA», Revista ICG 19

 

8.I.b. GUERRA BIOLÓGICA

mayo 10th, 2021

Frasco que contiene RMR- 1029 de Ántrax con el que experimentaba Bruce Ivins
.

Según el coronel médico Luis Villalonga Martínez (MED, 2001), secretario de Inspección General de Sanidad del Ministerio de Defensa, los grupos terroristas más proclives a utilizar este tipo de material son los ultraderechistas, y sobre todo, los extremistas religiosos -indiferentes a la aceptación social, pues «su público es Dios— en contraposición a los reivindicativos nacionalistas, sociales, económicos…»

.

La conocida como “Investigación AMERITHRAX» (Puente, 2010) fue un caso que obtuvo una gran repercusión mediática por la alarma social que provocó la difusión de esporas de ántrax (modificadas genéticamente) tras los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001 por medio de los conductos de refrigeración en el Congreso norteamericano y el envío de cartas contaminadas a periodistas y políticos de EEUU; algunas también se localizaron en otros puntos del planeta generando una ola de terror en todo el mundo, que impulsó el desarrollo por parte de organismos civiles y militares de planes de prevención, detección, tratamiento (vacunas) y asimismo de información a la población, con objeto de minimizar las posibles consecuencias fatales frente a un ataque biológico/químico, ante la imposibilidad de asegurar una protección total (pluralidad y mutabilidad patógena, imprevisibilidad del ataque, facilidad de propagación, imperceptibilidad por su sintomatología inicial común…).

.

La mayoría de instituciones de la Seguridad del Estado tratan conjuntamente la amenaza nuclear, biológica y química en departamentos especializados conocidos como NBQ (Sanidad militar). Si bien, en 1972 la Convención Internacional prohibió la utilización de armas biológicas y químicas, los dos países más potentes de la Tierra siguen concentrando enormes cantidades, por ejemplo Rusia puede disponer de casi 50.000 toneladas, casi el doble que los Estados Unidos.

.

La ONU cuenta con varios organismos que tratan de aplicar soluciones a problemas de desarme y seguridad. Entre ellos cabe citar, el UNIDIR (UN Institute for Disarmament Research), y el UNODA (United Nations Office for Disarmament Affairs)

.

FUENTE: «POLEMOLOGIA», Revista ICG 19

http://www.grafoanalisis.com/019.-ICG-Revista-Reyes-1parte.pdf

8.I.c. GUERRA BIOLÓGICA

mayo 10th, 2021
.
Emplea como arma de guerra los organismos vivos -virus-, destacando en una escala progresiva de mayor a menor mortandad: el ébola, la peste bubónica, el ántrax (carbunco), el botulismo, el cólera, la viruela y la salmonella.
.
Sus orígenes se remontan al siglo VI a.C. cuando los asirios envenenaron los pozos de agua con el cornezuelo del centeno (Folkard, 2002), posteriormente ya en el siglo XVIII (1763) el ejército británico, transmitió la viruela a través de mantas y pañuelos infectados procedentes de hospitales a las tribus indias insurrectas de Pontiac, especialmente a mujeres y niños indios.
.
Así. la propagación de enfermedades se convirtió en una estrategia más de guerra para adueñarse de las tierras de los indios de América del Norte, además de la agresión física: exterminio, indisposición entre tribus, traslados forzosos a reservas…; y la agresión psíquica: hambrunas -destrucción del bisonte-, alcohol, asimilación y desintegración cultural, etc. (Estrada, Vaquero, Anude, Carrasco, 2001) (Brain,1975).
.
FUENTE: «POLEMOLOGIA», Revista ICG 19

9.-INGENIERÍA FORENSE

enero 29th, 2021

 

 

 

 

 

 

 

Su ámbito de estudio es el de la ingeniería y las nuevas tecnologías. Concretamente comprende cuatro áreas especializadas: Acústica (vinculada también a la sociolingüsitica), Imagen (vinculada también a Informática, Documentoscopia, Balística, etc.), Accidentología e Investigación sobre Incendios estructurales y forestales (relacionada también con Física y Química).

En el área de Acústica se realizan identificaciones de personas por la voz, así como autenticación y mejora de calidad de grabaciones de audio. Los rasgos diferenciadores en la voz son: tesitura, intensidad y
timbre; y su variación está en función de aspectos anatómicos (cavidad de la laringe, nasal y bucal, etc…), de socialización (habla: uso particular del lenguaje) y anímicos.

En el área de Imagen se analizan, autentifican y se reconstruyen o mejoran imágenes y vídeos procedentes de investigaciones (siempre que no suponga una alteración o manipulación de las mismas), en todo caso sí se analizan posibles casos de manipulaciones de imágenes para ser aportadas como prueba de fraude o de falsificación, etc., también se examinan CCTV,s (circuitos de televisión de seguridad), entre otras.

Hay áreas que actualmente son híbridas con otras especialidades, tal como ocurre con el desarrollo de las Técnicas Biométricas y el desarrollo de la Informática Forense

Más información: CONOCIMIENTOS BÁSICOS DEL CRIMINALISTA, en ICG, 19

3A.- Lofoscopia- Dactiloscopia

septiembre 14th, 2020

 

El Criminalista conoce sobradamente las técnicas de la Dactiloscopia y sabe aplicar los reactivos a los objetos que tiene analizar en busca de las mismas, así como la manera en que debe cogerlos para evitar una posible contaminación o destrucción de las huellas latentes que pudieran contener. Por ejemplo si le interesa descubrir huellas en un plato de cerámica blanca se pone los guantes, coge el plato sujetándolo por los costados para no borrar las huellas latentes. Al tratarse de una superficie de cerámica blanca, el reactivo que se le aplica son los polvos magnéticos mediante una brocha magnética. El reactivo se repartirá por la superficie del plato con mucho cuidado y, una vez localizada la huella, debe “peinarse” pasando nuevamente la brocha por encima de ella en la dirección de las crestas y los surcos. Hay que vigilar a la hora de “peinar” la huella porque, con este tipo de revelador, se puede correr el riesgo de borrarla. Una vez reveladas las huellas dactilares del plato, pone un testigo métrico en cada una de ellas y les hace una fotografía de detalle.

Igual reactivo usaría para una hoja de papel en blanco, pero por ejemplo para un frasco de cristal traslúcido. En este caso, a la hora de manipularlo una vez puestos los guantes, debe hacerse introduciendo los dedos índice y medio por su apertura para evitar el deterioro o la eliminación de las huellas latentes. Al tratarse de una superficie de cristal transparente, el reactivo que debe emplearse es la cerusa, repartiéndola con un pincel realizando movimientos ondulantes y sin ejercer demasiada presión. Una vez localizada la huella debe “peinarse” y, después, sacudir el pincel para deshacerse del reactivo sobrante y limpiarle los surcos.

En el revelado de las huellas, el Criminalista descubre enseguida las crestas papilares. De forma resumida, éstas son unas líneas en relieve que se encuentran en la cara interior de las manos y en la plantar de los pies, y tienen su origen en la capa interna de la piel (dermis). Las crestas papilares son perennes, inmutables y diversiformes, y son estas cualidades fundamentales las que conforman la base sobre la que se sustenta la dactiloscopia. Ésta es una rama de la Lofoscopia, la ciencia que estudia los relieves de la piel con una finalidad muy concreta: la identificación personal. A día de hoy, la lofoscopia se considera una de los sistemas de identificación más fiable. Está demostrado que no existen dos reseñas dactilares idénticas que procedan de dedos distintos, lo cual proporciona un elevado grado de veracidad a esta disciplina.
.
Así nuestro Criminalista detecta los puntos característicos de las crestas papilares, que son aquellas particularidades anatómicas, morfológicas y topográficas que presentan y que resultan de especial importancia para facilitar la identificación. Hay puntos característicos más comunes que otros, y su valor en el seno de una investigación policial dependerá de la frecuencia con la que éstos aparezcan (se valorará mucho más un punto característico infrecuente que uno que sea frecuente). Por otra parte el especialista clasifica los dactilogramas, que son el conjunto de crestas papilares que se encuentran en la falange distal de los dedos de las manos. Pueden distinguirse tres tipos de dactilograma: el natural, el artificial y el latente, y con esas valoraciones, el Criminalista procede a los sistemas de crestas papilares digitales, es decir, el estudio de dichas crestas agrupadas.

Existen tres sistemas diferentes:
-Basilar: lo constituyen las crestas papilares de la base del dactilograma. La cresta más alta de este sistema recibe el nombre de “limitante basilar”.
-Marginal: se sitúa en el margen o contorno del dactilograma. La cresta papilar inferior de este sistema es la “limitante marginal”.
-Nuclear: está formado por las crestas papilares del centro del dactilograma, de modo que queda circunscrito por la “limitante basilar” y la “limitante marginal”. A su vez, la cresta exterior de este sistema se denomina “limitante nuclear”.

El buen Criminalista nos podría explicar que un delta es el resultado de la aproximación o fusión de las limitantes “basilar”, “marginal” y “nuclear”. Es la figura de carácter morfológico más importante en términos de clasificación de dactilogramas y en su estudio interesa conocer, fundamentalmente: el número (sin delta, un delta, dos o más deltas); la situación (“derechos o dextrodeltos”, “izquierdos o sinistrodeltos”, “centrales”); el relieve (“hundidos o deltas en blanco”, “salientes o en trípode”), y las variedades morfológicas. Por su parte, el núcleo del dactilograma lo forman las crestas papilares situadas en la región central del mismo, y las principales variedades de núcleos que existen son las siguientes: ansiformes, verticilares, biansiformes y mixtos.

Y por supuesto este Criminalista nos sabrá clasificar perfectamente los dactilogramas. El sistema de clasificación dactiloscópica español es, en esencia, de tipo nuclear, ya que si no existe un núcleo tampoco puede haber un delta.

Se distinguen, pues, cuatro variedades o tipos de dibujos de dactilogramas:
-Adeltos: son aquellos dactilogramas que carecen de núcleo y, por consiguiente, de delta.
-Dextrodeltos: son los dactilogramas que tienen un delta situado a la derecha del observador.
-Sinistrodeltos: igual que los dactilogramas dextrodeltos, pero en este caso el delta se ubica a la izquierda del observador.
-Bideltos: dactilogramas que tienen dos o más deltas.

Sabe también diferenciar lo que pertenece a las deformidades congénitas que se dan con más frecuencia en las manos (polidactilia, braquidactilia, sindactilia, etc.), así como las fórmulas y subfórmulas dactiloscópicas, y es conocedor de que existe el ordenamiento de las tarjetas dactiloscópicas en la reseña de detenidos antes y después de la incorporación del SAID (Sistema Automático de Identificación Dactilar) y que a nivel policial su importancia radica principalmente en:

-Reseña de detenidos (Plan Nacional de Identificación de Detenidos): cada vez que se detiene a un sospechoso de haber cometido un delito, debe cumplimentarse el impreso de Identificación de detenidos5 con sus datos personales y las impresiones de sus dedos índices. De este modo, con las impresiones dactilares se vincula a una persona con un atestado policial concreto. Esto constituye el primer eslabón de la cadena de custodia en comisaría. Una vez tomadas las dos impresiones, se realiza una búsqueda gráfica de las mismas en el SAID. Si el detenido aún no consta en el sistema, se le hará una reseña decadactilar completa (los diez dedos y las dos palmas de las manos). Esta reseña se complementa con una de fotográfica, morfológica y, a veces, con una de genética (se realiza con poca frecuencia, a pesar de los excelentes resultados que puede proporcionar en identificación). Una vez la reseña está completa, el detenido pasa a disposición judicial.

-Identificación de cadáveres (reseña necrodactilar o necrorreseña): éste es uno de los cometidos más importantes de la policía científica. La necrorreseña permite descubrir la identidad de un cadáver y, en caso de haber muerto violentamente, puede conducir hasta sus causas o incluso al autor cuando se trate de un homicidio o asesinato. La toma de la reseña necrodactilar dependerá de las circunstancias del fallecimiento y del estado en que se encuentren los dedos del cadáver, que irá en función de las horas transcurridas desde el momento de la muerte. Cuando no sea posible su identificación, deberá cumplimentarse un tríptico “post mortem” en el que se recojan datos tales como: descripción física, examen dental, reseña necrodecadactilar, etc. En caso de que el cuerpo esté desaparecido, el tríptico que deberá rellenarse será “ante mortem”. Cuando se haya recogido toda la información necesaria en ambos expedientes, éstos se introducirán en la base de datos de Personas desaparecidas y cadáveres o restos humanos sin identificar, y las impresiones dactilares de los dedos índices en el SAID (el SAID previo escaneo de la huella, extrae unas cuantas sospechosas, por ejemplo 15, y es el funcionario que al examen de las mismas termina de seleccionar la que corresponde).

Sigue leyendo: «Conocimientos básicos del Criminalista», en Revista ICG – Especial Mercè 2019 1ª Parte:
http://grafoanalisis.com/019.-ICG-Revista-Merce.pdf
.
Imágenes: Reportatge Jornada de portes obertes al Complex Central dels Mossos d’Esquadra. Revista ICG Nº 20 especial Reyes, 1ª Parte
http://grafoanalisis.com/020.-ICG-Revista-Reyes.pdf

2.- PSICO-ANTROPOLOGÍA SOCIAL, SOCIOLINGUÏSTICA, ANÁLISIS DE LA INFORMACIÓN, ENTREVISTA-INTERROGATORIO EN LA INVESTIGACIÓN CRIMINAL

septiembre 2nd, 2020
.
.
Como instrumento importante al servicio del Criminalista, al margen de la grafopsicología que por su conexión con la Grafística se incluye en dicha especialidad, está el perfilismo, eso sí, adaptado a Europa y más concretamente a las zonas socio-culturales donde se realizan las investigaciones, los conocimientos sobre temperamentos, totalmente revalidados por Cloninger y Sven con las tesis sobre neurotransmisores, el carácter como algo moldeable según las experiencias, personalidad, gestualidad, comunicación no verbal, Análisis Transaccional.
.
El Criminalista también se sirve del análisis de las variables lingüísticas para la identificación de autorías. Es muy importante la aplicación de la pericia socio-lingüistica o lingüsitica forense para captar no solo determinados elementos identificativos por las expresiones y la construcción gramatical sino también la verdadera intencionalidad del escrito. También se dedica a la búsqueda de nuevas técnicas que aporten más información y análisis de ésta para aumentar el conocimiento.
.
Así nuestro Criminalista aplica sistemas interdisciplinares para el análisis de la información y estilo (retórica): ideología, valores, finalidad oculta. y lógicamente saber aplicar las formas de captar información en el seno de una investigación criminal, adaptando el análisis de fuentes de información y círculo de inteligencia, pero es muy importante el conocimiento y experiencia adquirida a través de las técnicas de entrevista-interrogatorio, de las que hay que tener en cuenta:
.
-Objetivo: obtener información que sirva para esclarecer delitos, mediante la formulación de preguntas debidamente estructuradas y ceñidas a la investigación. .
.
-Características del interrogador: capacidades, conocimientos y aptitudes que deben reunirse para ser un buen interrogador, además de otras circunstancias externas (coordinación, preparación previa del interrogatorio, disponibilidad de medios idóneos, etc.).
.
-Errores frecuentes: qué es lo que no debe hacerse nunca al interrogar a un sospechoso.
.
-Desarrollo del interrogatorio: se compone de cuatro fases:
1ª.-Preparación
2ª.-Desarrollo o cuerpo de la entrevista: en esta fase adopta una gran relevancia la comunicación no verbal, ya que en determinados momentos el sospechoso puede manifestar gestos delatores incongruentes con sus declaraciones verbales (en caso de incoherencias entre la comunicación verbal y la no verbal, prevalece la segunda). Dentro de esta fase también se engloban las distintas técnicas o estrategias que se siguen a la hora de interrogar al presunto culpable, así como los tipos de preguntas que deben formularse.
3ª.-Cierre
4ª.-Consignación por escrito de las informaciones recibidas

.
Fuente: Conocimientos básicos del Criminalista, en Revista ICG – Especial Mercè 2019 1ª Parte:
http://grafoanalisis.com/019.-ICG-Revista-Merce.pdf

7.- MEDICINA LEGAL: ANTROPOLOGÍA FORENSE Y LESIONES

agosto 3rd, 2020

 

El Criminalista especializado en Medicina Legal, básicamente en Antropología Forense, conoce las maneras de recuperación o recogida de restos óseos: la exhumación y en superficie.

-Recuperación de restos óseos mediante exhumación: consiste en un trabajo multidisciplinar en el que intervienen profesionales especializados como antropólogos, arqueólogos o historiadores, entre otros.

La exhumación debe realizarse con total tranquilidad, sin prisas, ya que de lo contrario podrían alterarse o destruirse pruebas. A medida que va avanzando la exhumación y van apareciendo los restos óseos, éstos no deben recogerse sino que hay que dejarlos en su sitio hasta finalizar todo el proceso.

Una vez terminado se procederá a la recogida de los huesos, que deberán ser depositados de forma individual en bolsas de papel secante debidamente etiquetadas. Los huesos tampoco hay que limpiarlos, sino que deben mandarse al laboratorio tal y como se han encontrado en el lugar de la exhumación. Por otra parte, es fundamental respetar la cadena de custodia en todo momento.

-Recogida de restos óseos encontrados en superficie: este proceso suele ser el más habitual. Debe hacerse también con sumo cuidado para no perder información relevante y, una vez los huesos se hayan mandado a analizar en el laboratorio, allí deberán realizarse tres diagnósticos: genérico (si son huesos o no); de especie (en caso de ser huesos, si son humanos o animales), e individual (en caso de ser huesos humanos, si se trata de un hombre o de una mujer).

Nuestro Criminalista también es capaz de profundizar en la identificación reconstructiva o perfil osteobiográfico; es decir, las características óseas que ayudan a determinar el sexo, la raza y la edad. En cuanto al sexo y en términos generales, los ángulos de los huesos que “tienden a cerrarse” suelen corresponderse con hombres; mientras que los ángulos más abiertos son más propios de los esqueletos de mujeres, ello entre otros muchos signos diferenciadores. El tema de la raza es algo controvertido, empezando por la denominación que recibe y porque no está del todo probado que los seres humanos manifestemos tantas diferencias según la zona de donde procedemos. Sin embargo el Criminalista sugiere también que existen algunos elementos diferenciadores que pueden ayudar a determinar no el país, pero al menos el continente de origen: la apertura de la nariz, la longitud de las órbitas, las características de los dientes, la forma del paladar, etc. Este trabajo suele realizarse conjuntamente con odontólogos forenses, y a la hora de reflejar los resultados obtenidos en los informes conviene ser bastante prudente y no hacer afirmaciones taxativas sobre el lugar de procedencia del cadáver. La edad de la persona cuyos restos óseos han sido encontrados puede saberse (de forma aproximada) a través de analizar las características de los huesos, los dientes, las suturas craneales, etc. Aquí resulta de especial importancia determinar si se está ante un menor o mayor de edad, ya que a efectos legales las consecuencias jurídicas pueden ser muy diferentes en caso de tratarse, por ejemplo, de un homicidio.

En la Criminalística de Medicina Legal también se aborda el estudio de las lesiones ya sean por arma blanca o por arma de fuego.

Aunque más especializado, pero tal como ya se ha hecho una breve referencia, existe una subespecialidad en Medicina Legal, importante para identificación, se trata de la Odontología forense: Examina y compara la dentadura humana (piezas dentales, forma, roturas, esmalte…) Se emplean archivos dentales médicos, rayos X, e incluso fotografías.

Fuente: Conocimientos básicos del Criminalista, en Revista ICG – Especial Mercè 2019 1ª Parte:
http://grafoanalisis.com/019.-ICG-Revista-Merce.pdf

MATERIA

Medicina Legal:  Antropología Forense
-Identificación y valoración sobre cadáveres
-Sesiones prácticas en Instituto de Medicina LegalDeterminar en la práctica, que huesos o restos pertenecen a una persona o a un animal, al tiempo que poder establecer si se trata de un hombre o una mujer y la edad aproximada, entre otras cuestiones prácticas de la Medicina-Legal antropológica.

Consultar más sobre sesiones de Antropología Forense: http://www.policiacientifica.org/antropologia_forense.htm

Continuando con la formación iniciada en el primer curso del Máster, en el segundo se le sigue preparando al Criminalista, en la tecnología avanzada, complementando temáticas que resultan más especializadas en Policía Científica o Criminalística, p. ej.: en Medicina Legal, se trata sobre las Lesiones y se profundiza con cadáveres pero en este caso más recientes, la autopsia;

Medicina Legal: Lesiones
-Lesiones, autopsia
-Sesiones prácticas en Instituto de Medicina Legal

Ver imágenes sobre sesiones de Autopsia: http://www.policiacientifica.org/autopsia.htm

Sesiones Prácticas

INSTITUT DE MEDICINA LEGAL I CIÈNCIES FORENSES DE CATALUNYA – Generalitat Departament de Justícia Representada por el Director Prof. Josep Castellà (Patología)
Prof. Santiago Crespo (Autopsias – Lesiones)

Comisaría General de la Policía Científica – CNP

julio 5th, 2020

 

 

Policía Científica

Muy recomendable la visita a la web de la Policía Nacional por la información que ofrecen, así como las fotografías que acompañan:

 

8.II.a.-Química Forense

junio 6th, 2020
Respecto a la Química General, nuestro Criminalista conoce sus técnica de utilidad para la investigación de Incendios, explosivos, tierras, fauna y flora, vidrios, alimentos.
En cuanto a la Química Toxicológica:
Estupefacientes, anfetaminas, MDA, MDMA, MDEA, Y otras drogas de diseño, identificación de fármacos, controles de alcoholemias, tóxicos inorgánicos, tóxicos orgánicos.
Y la denominada Química Criminalística, propiamente dicha:
Estudios de pinturas, fibras, residuos de disparo, restauración de números, tintas y papel, fraudes de marcas (técnica que habitualmente van unidas a las de la Documentoscopia).
Nuestro Criminalista en estas especialidades, es capaz también de relacionar Química y Medio Ambiente, por ejemplo en el estudio de pinturas por análisis químico, residuos de incendios y explosiones, el análisis de sustancias toxicológicas. Se trata de una investigación multidisciplinar, en la que la más insignificante muestra de tierra, filamentos de bombillas, análisis de pigmentos, resinas y fibras, artefactos explosivos y drogas puede servir de base para la investigación y esclarecimiento de cualquier delito.

Fuente: Conocimientos básicos del Criminalista, en Revista ICG – Especial Mercè 2019 1ª Parte:
http://grafoanalisis.com/019.-ICG-Revista-Merce.pdf