Trade and Cooperation Agreement

El Reino Unido y la Uni贸n Europea han llegado a un acuerdo sobre su relaci贸n futura el 24 de diciembre de 2020. Puede consultarse el Trade and Cooperation Agreement, as铆 como otros documentos relevantes, en https://ec.europa.eu/info/european-union-and-united-kingdom-forging-new-partnership/publications-and-news/documents-related-work-task-force-relations-united-kingdom_en?. Entrar谩 en vigor provisionalmente el 1 de enero de 2021 y deber谩 ser aprobado y ratificado conforme a la normativa de las dos partes.

Para entender su alcance hay que tener en cuenta que el 31 de diciembre de 2020 termina el periodo transitorio establecido por el Acuerdo de Retirada, que esencialmente dispon铆a la aplicaci贸n del Derecho de la Uni贸n en y al Reino Unido. Por lo tanto, el 煤ltimo ya no forma parte del mercado com煤n ni de la uni贸n aduanera, con lo que cesan las libertades de movilidad de personas, mercanc铆as, servicios y capitales. De ah铆 la importancia del Acuerdo, que la Comisi贸n Europea descompone en cuatro elementos

1. Comercio libre, leal y sostenible.- La Comisi贸n destaca que el Acuerdo contiene medidas para garantizar la lealtad concurrencial de las partes, la preservaci贸n del medio ambiente y la tutela de los derechos de los trabajadores. En segundo lugar, no establece tarifa ni cuota alguna al comercio de mercanc铆as, siempre que se respete la regla del pa铆s de origen. Tercero, se han simplificado los procedimientos aduaneros, aunque ser谩n m谩s exigentes que antes pues el Reino Unido ya no forma parte de la uni贸n aduanera. Cuarto, el r茅gimen de prestaci贸n de servicios es m谩s libre que el previsto por la Organizaci贸n Mundial del Comercio, aunque no alcanza el umbral de que disfrutan los nacionales de los veintisiete Estados miembros.

2. Cooperaci贸n econ贸mica, social y medioambiental.- El Acuerdo contiene medidas para asegurar la conectividad de los transportes, de modo que el tr谩fico de pasajeros y de mercanc铆as entre el Reino Unido y la Uni贸n Europea no se resienta. Ahora bien, las empresas brit谩nicas pierden la llamada quinta libertad: el derecho a embarcar y desembarcar pasajeros, mercanc铆as o correos con destino o precedentes de un tercer Estado. Adem谩s, la Comisi贸n subraya que se han dise帽ado medidas para evitar que los operadores brit谩nicos compitan deslealmente. Algo parecido sucede en el 谩mbito energ茅tico. Se han adoptado medidas para garantizar que contin煤en los flujos entre las dos partes. Adem谩s, existen previsiones para fomentar las energ铆as renovables y luchar contra el cambio clim谩tico. Igualmente existe un Acuerdo sobre la energ铆a nuclear. Tambi茅n se ha llegado a un pacto sobre pesca, uno de los principales escollos durante el proceso de negociaci贸n. La participaci贸n de la flota europea en aguas brit谩nicas ir谩 disminuyendo gradualmente durante los cinco primeros a帽os y despu茅s se negociar谩 anualmente. En cuarto t茅rmino, el Reino Unido podr谩 continuar participando en programas financiados por la Uni贸n Europea a fin de promover la investigaci贸n y el desarrollo. Por 煤ltimo, existen normas sobre Seguridad Social para proteger a los trabajadores europeos en el Reino Unido y a los brit谩nicos que presten sus servicios en alguno de los veintisiete Estados miembros.

3. Seguridad de los ciudadanos.- La seguridad de los ciudadanos europeos y de los nacionales brit谩nicos constituye una de las principales preocupaciones de las dos partes. De ah铆 que existan medidas para luchar contra el crimen y el terrorismo transfronterizos; en particular, para conseguir la cooperaci贸n policial y judicial en materia penal, el intercambio de datos, as铆 como la colaboraci贸n del Reino Unido con Europol y Eurojust. Eso s铆, se desea garantizar el respeto de los derechos y libertades fundamentales. Asimismo, existen algunas restricciones al acceso del Reino Unido a las bases de datos de la Uni贸n.

4. Gobernanza.- Como no pod铆a ser de otro modo, sobre todo despu茅s de la desconfianza generada por la UK Internal Market Bill, el Acuerdo contiene normas sobre su interpretaci贸n y aplicaci贸n. La Comisi贸n destaca que estas normas son 煤nicas para todo 茅l, tal como hab铆a exigido durante el proceso de negociaci贸n. Al respecto destaca la creaci贸n de un Consejo de Asociaci贸n (鈥淧artnership Council鈥), 贸rgano de referencia sobre la gobernanza. Se establece un mecanismo de resoluci贸n de disputas, existiendo la posibilidad de someter los desacuerdos a arbitraje. Igualmente existen medidas de garant铆a y ejecuci贸n, que permiten que una parte suspenda el acceso al mercado o incluso alguna parte del Acuerdo en caso de que 茅sta 煤ltima haya incumplido sus obligaciones.

La Comisi贸n subraya que no incluye ning煤n acuerdo sobre pol铆tica, seguridad y defensa exterior, a pesar de que la Declaraci贸n pol铆tica lo contemplaba. La raz贸n es que el Reino Unido no ha querido llegar a ning煤n compromiso en estos 谩mbitos. Tampoco regula los servicios financieros, que tanta importancia tienen para la econom铆a brit谩nica, la adecuaci贸n del r茅gimen brit谩nico de protecci贸n de datos ni de medidas sanitarias y fitosanitarias. Corresponde a la instituci贸n europea pronunciarse unilateralmente acerca de si considera suficientes las normas del Reino Unido al respecto.

Sexta ronda: 驴vaso medio vac铆o o medio lleno?

El 23 de julio Michel Barnier informaba sobre los resultados de la sexta ronda de negociaciones sobre las relaciones futuras (aqu铆). 驴Y la quinta? Pues bien, no mereci贸 esta calificaci贸n, sino que se la denomin贸 sesi贸n 鈥渞estringida鈥 y tuvo lugar a principios de julio, despu茅s de que Boris Johnson confirmara que el Reino Unido quer铆a seguir adelante con las negociaciones (aqu铆). En la nota de prensa posterior a la sesi贸n restringida (aqu铆), Michel Barnier explico que continuaban las divergencias, pero tambi茅n expuso las l铆neas rojas del Reino Unido: el Tribunal de Justicia de la Uni贸n Europea no deber谩 tener ninguna funci贸n respecto de las relaciones futuras y el Reino Unido no quedar谩 sometido al Derecho de la Uni贸n. Adem谩s, los acuerdos sobre pesca deber谩n evidenciar que el Reino Unido ha dejado de ser un Estado miembro. Asimismo, record贸 cu谩les continuaban siendo los m铆nimos de la Uni贸n: la lealtad en la competencia, una soluci贸n sostenible y duradera en materia de pesca y un sistema de gobernanza y resoluci贸n de conflictos 煤nico.

El 20 de julio tuvo lugar la sexta ronda de negociaciones. El jefe del equipo negociador europeo inform贸 acerca de dos novedades prometedoras. La primera es que el ambiente de trabajo hab铆a sido muy positivo y que la comisi贸n brit谩nica hab铆a actuado de forma profesional. La segunda era que se hab铆a conseguido progresar respecto de la coordinaci贸n de la seguridad social y los programas de la Uni贸n, de la gobernanza del acuerdo y de la cooperaci贸n judicial y policial. A continuaci贸n, el jarr贸 de agua fr铆a: contin煤an las divergencias sobre dos extremos esenciales: evitar la deslealtad y la pesca. Y lo que es peor, Michel Barnier contin煤a reprochando al Reino Unido no querer ning煤n compromiso al respecto. 驴Ser谩 una t谩ctica negociadora?

Nueva ronda a mediados de agosto.