Protocolo de Irlanda y vacuna contra el covid19

Irlanda constituye una de las grandes preocupaciones del brexit. La salida del Reino Unido de la Uni贸n Europea obligaba a instaurar una frontera f铆sica entre Irlanda del Norte y la Rep煤blica de Irlanda. Conscientes de la amenaza que esta situaci贸n supondr铆a para la paz en la isla, durante todo el proceso se negociaron mediadas para neutralizar el peligro. El resultado fue el Protocolo sobre Irlanda e Irlanda del Norte (aqu铆), pensado para preservar los Acuerdos de Viernes Santo.

Desde el primer momento, el cumplimiento de las normas que conforman el Protocolo referido ha generado tensiones entre el Reino Unido y la Uni贸n Europea. Como hemos destacado en otras entradas, Maros Sefcovic se ha quejado de la actitud de su contraparte al respecto; por ejemplo, de la lentitud del Reino Unido en implementar las medidas necesarias para la eficacia del Protocolo.

Las tornas cambiaron a finales de enero. La crisis de las vacunas contra el covid19 -en particular, la de AstraZeneca- provoc贸 que la Comisi贸n Europea aprobara el Reglamento de Ejecuci贸n 2021/111, de 29 de enero de 2021, por el que se supedita la exportaci贸n de determinados productos a la presentaci贸n de una autorizaci贸n de exportaci贸n (aqu铆). Como explica el profesor Fern谩ndez Rozas (aqu铆), la finalidad era garantizar el acceso a las vacunas a trav茅s de medidas para incrementar la transparencia de las exportaciones fuera de la Uni贸n. En particular, se exig铆a la autorizaci贸n de los Estados miembros para poder exportarlas a terceros pa铆ses.

El Reglamento gener贸 mucha preocupaci贸n en el Reino Unido, pues se tem铆a que pudiera incrementar los obst谩culos a la libre circulaci贸n entre las dos Irlandas y poner en jaque los Acuerdos de Viernes Santo. De ah铆 que Michael Gove y Maros Sefcovic se reunieran e intercambiaran correspondencia para encauzar el problema. En una carta de 2 de febrero de 2021, el primero mostraba el pesar de los brit谩nicos por la voluntad inicial de la Uni贸n Europea de activar el art. 16 del Protocolo sobre Irlanda e Irlanda del Norte sin informar previamente y buscar el consenso con el Reino Unido. Igualmente, reprochaba a su contraparte la aprobaci贸n del Reglamento 2021/111 sin haber informado antes al Reino Unido y le ped铆a que le garantizara que no se tomar铆an medidas para restringir el tr谩fico de mercanc铆as entre Irlanda e Irlanda del Norte. Y aprovech贸 la ocasi贸n para reclamar que se llegara a acuerdos sobre diversos extremos relacionados con el Protocolo, entre los que destaca el suministro a supermercados, el tr谩fico de productos de carne congelada, el correo postal, las medicinas y las cuotas de productos libres de tasas.

La r茅plica del representante europeo lleg贸 el 10 de febrero a trav茅s de una misiva que puede consultarse aqu铆. Antes que nada, afirmaba que las medidas adoptadas por la Uni贸n no creaban barreras entre las dos Irlandas, ni supon铆an un incumplimiento del Protocolo. A continuaci贸n, refer铆a tres aspectos en los que la actuaci贸n del Reino Unido respecto de la implementaci贸n del Protocolo dejaba que desear: los puestos de control fronterizo, el acceso de la Uni贸n Europea a los sistemas de control fronterizos brit谩ncios y la difusi贸n de comunicados oficiales explicando que los comerciantes brit谩nicos no necesitaban facilitar determinada informaci贸n a las autoridades aduaneras. Acto seguido, respond铆a a las peticiones del Canciller del Ducado de Lancaster explicando que la Comisi贸n estaba valorando flexibilizar el r茅gimen de las cuotas, pero que los dem谩s extremos ca铆an dentro del 谩mbito de aplicaci贸n del Protocolo. Finaliz贸 mostrando su voluntad de continuar colaborando para conseguir lo mejor para ambas partes.