INADMISIBILIDAD DEL RECURSO CONTRA LA DECISI脫N DEL CONSEJO QUE AUTORIZA LA APERTURA DE NEGOCIACIONES

El Tribunal General ha inadmitido un recurso de anulaci贸n contra laDecisi贸n del Consejo de la Uni贸n Europea por la que autoriza a la Comisi贸n a abrir negociaciones con el Reino Unido a efectos de celebrar el Acuerdo de su retirada de la Uni贸n y del Euratom. Se trata de la sentencia de 26 de noviembre de 2018 (T-458/17), Harry Shindler contraConsejo de la Uni贸n Europea, que puede consultarse aqu铆.

La autoridad judicial europea estima las alegaciones del Consejo de que la Decisi贸n recurrida no es impugnable por una persona f铆sica o jur铆dica y de que los demandantes carec铆an de legitimaci贸n. Empieza recordando que este recurso cabe contra todos los actos adoptados por las instituciones que puedan afectar a los intereses de la parte demandante. Conforme al art. 263 TFUE, la legitimaci贸n para interponerlo requiere que la persona en cuesti贸n sea la destinataria del acto impugnado o que, al menos, la afecte directamente. No sucede as铆. La Decisi贸n impugnada es obligatoria en todos sus elementos y produce efectos jur铆dicos entre la Uni贸n y los Estados miembros o entre las instituciones de la Uni贸n. Pero no afecta directamente a los demandantes; no modifica la situaci贸n jur铆dica de los nacionales del Reino Unido, aunque residan en alguno de los restantes Estados miembros. Fue el acto de notificaci贸n de la primera ministra del Reino Unido de 29 de marzo de 2017,anunciando la intenci贸n de su pa铆s de salir de la Uni贸n y de la Euratom, el que gener贸 los efectos no deseados por los demandantes. De ah铆 que la hipot茅tica anulaci贸n de la Decisi贸n impugnada no tuviera mayor incidencia para ellos. La corte europea comenta que 鈥溾o conllevar铆a ni la anulaci贸n del acto de notificaci贸n de la intenci贸n de retirarse ni la suspensi贸n del plazo de dos a帽os previsto en el art铆culo 50 TUE, apartado 3鈥 (p谩rrafo 46).

El Tribunal General a帽ade otros argumentos para desarbolar las alegaciones de los demandantes. Primero, califica la Decisi贸n recurrida como鈥渦n acto de tr谩mite鈥. Aunque聽 tiene plenos efectos jur铆dicos entre la Uni贸n y los Estados miembros o las instituciones de la primera, carece de transcendencia per se respecto de los ciudadanos. Segundo, el acto del Consejo recurrido no ratifica o acepta la notificaci贸n del Reino Unido; simplemente autoriza a la Comisi贸n para negociar con este Estado y le instruye sobre c贸mo proceder. La resoluci贸n de abandonar la Uni贸n no requiere el consentimiento de esta organizaci贸n internacional. Tercero, es cierto que la Decisi贸n impugnada no garantiza que los nacionales brit谩nicos puedan seguir disfrutando de los derechos que les confiere el ordenamiento europeo. Pero no es ese su cometido:se limita a empoderar a la Comisi贸n y darle instrucciones de cara a la negociaci贸n. Por eso, la autoridad judicial concluye que 鈥溾s un mero acto de tr谩mite que no prejuzga el contenido del eventual acuerdo definitivo, en particular en lo referente al 谩mbito de aplicaci贸n ratione personae de las eventuales disposiciones relativas a la salvaguarda del estatuto y de los derechos de los ciudadanos del Reino Unido en la Europa delos veintisiete鈥 (p谩rr. 64). Por 煤ltimo, resulta irrelevante para la validez del acto comunitario impugnado que se privase a los demandantes del derecho devoto en el refer茅ndum de 23 de junio de 2016 debido a la 鈥渞egla de los quince a帽os鈥. Se trata de una cuesti贸n particular del Reino Unido que no permite prescindir de los requisitos del recurso de anulaci贸n de un acto comunitario. Adem谩s, la corte europea subraya que la High Courtof Justice (England and Wales), Queen鈥檚 Bench Division (Administrative Court) desestim贸 una demanda sobre esa cuesti贸n en una sentencia de 28 de abril de2016. Y en otro fallo de 12 de junio de 2018 tambi茅n rechaz贸 una petici贸n similar relativa a la conformidad de las negociaciones por parte del Reino Unido con las normas constitucionales.

El Brexit ya est谩 aqu铆

Robert Goddard ha publicado en su excelente blog聽 Corporate Law and Governance una detallada entrada en la que nos informa sobre el estado de las cuestiones referidas al Brexit: UK: BREXIT and the UK corporate lawframework (incl. accounting, audit and takeovers)

A falta de un desarrollo m谩s completo, vale la pena destacar el Explanatory Memorandum to the Companies, Limited Liability Partnerships and Partnerships (Amendment etc.) (EU Exit) Regulations 2018 del que destaco unas pocas ideas

Some changes are being made to the Companies Act 2006 and supporting secondary legislation because on exit day they will no longer operate effectively and therefore will require technical amendments to make them operable.

Some provisions will not be appropriate in a 鈥渘o deal鈥 scenario , and the amendments

need to be made to reflect the UK鈥檚 position outside of the single market and common framework in the area of company law.

In line with this position the amendments ensure that the UK does not provide preferential treatment to EEA companies or EEA States which would breach the

World Trade Organisation鈥檚 Most Favoured Nation rules.

2.7 The changes will ensure that the UK鈥檚 company l aw framework can continue to provide a functioning , clear system for companies and affected businesses after exit day.

What will it now do?

2.8 This instrument preserves the company law framework unchanged as far as possible and appropriate, mainly correcting those deficiencies arising from the presence of existing EEA references which cause inoperability and to reflect that the UK is no longer a member state of the EEA and so not part of the common framework in company law.

The amendments cover various processes, functions and requirements as they apply to UK and EEA businesses, including filing requirements with the Companies Registrar (Companies House).

There are also a small number of amendments to address the special treat ment given in the legislation to EEA businesses or businesses with listing on or access to the EEA  regulated markets, as these provisions will no longer be appropriate once the UK leaves the European Union.

2.9 The instrument also revokes legislation that relies on participation in EEA specific processes and systems including the Companies (Cross-Border Mergers) Regulations 2007 in relation to cross-border mergers and Commission Implementing Regulation (EU) 2015/884 regarding technical requirements for interconnection of registers, as after exit day the UK will no longer be interconnected to BRIS via the European e-Justice portal.

La ley espa帽ola sobre el Brexit

El diario “Expansi贸n” publica una noticia sobre la elaboraci贸n de la ley espa帽ola en relaci贸n al Brexit.

De esta forma Espa帽a se une a otros pa铆ses europeos que han comenzado a preparar normativa equivalentes para el caso de que el 29 de marzo de 2019 no haya un acuerdo de salida del RU y, por tanto, el d铆a 30 de marzo este pa铆s pase a ser un Estado tercero sin ning煤n r茅gimen transitorio aplicable.

Es importante, sin embargo, tener en cuenta que algunas materias en relaci贸n a esta cuesti贸n no pueden ser reguladas por el gobierno espa帽ol. Por ejemplo, en la noticia se indica que la legislaci贸n espa帽ola podr铆a prever la posibilidad de que los brit谩nicos pudiesen entrar en Espa帽a sin necesidad de visado. Aqu铆 hay que recordar que el r茅gimen de cruce de las fronteras exteriores de la UE es competencia de la Uni贸n, y no de los Estados miembros, por lo que las exigencias de visado ser谩n las que establezca la UE sin que Espa帽a pueda introducir matices a la regulaci贸n europea, al menos en lo que se refiere a los visados para estancias de hasta tres meses.

Cuesti贸n distinta es la regularizaci贸n de los brit谩nicos que ya se encuentren residiendo en Espa帽a. Aqu铆 una actuaci贸n del legislador espa帽ol no solamente es posible, sino tambi茅n necesaria. Lo l贸gico es que los que lleven m谩s de cinco a帽os de residencia puedan acceder a la condici贸n de residentes de larga duraci贸n y que aquellos que llevan menos tiempo residiendo sean “reubicados” en la condici贸n que les corresponder铆a en el r茅gimen de extranjer铆a general, no el espec铆fico para ciudadanos europeos que es el que ahora se les aplica. Estas medidas requieren adaptaciones legislativas tanto en la Ley como en el Reglamento de Extranjer铆a.

No creo que Espa帽a tenga margen alguno en lo que se refiere a la entrada de productos brit谩nicos en territorio espa帽ol, ya que el r茅gimen de estos intercambios es competencia europea; pero s铆 podr铆a tenerlo en lo que se refiere a la prestaci贸n de servicios y a la libertad de establecimiento en Espa帽a de ciudadanos y empresas brit谩nicas. No obstante, en este 谩mbito seguramente ser铆a conveniente alg煤n tipo de actuaci贸n concertada entre los diferentes Estados europeos, aunque desconocemos ahora si se est谩 trabajando en esta l铆nea desde las instituciones europeas o en el caso de un Brexit sin acuerdo nos enfrentaremos a una multiplicidad de soluciones unilaterales, tantas como Estados miembros de la UE.

Rafael Arenas Garc铆a