Mi tesis doctoral (Dra. Tatiana Leiva)

“Realizar una tesis doctoral va mucho m√°s all√° de alcanzar conocimientos desconocidos; tambi√©n aprendes a gestionar tiempos, a buscar soluciones y a responsabilizarte de que un proyecto salga adelante”

Las c√©lulas tienen mecanismos propios que les sirven para sobreponerse a los est√≠mulos nocivos. Las motoneuronas, que son las neuronas encargadas de activar m√ļsculos o gl√°ndulas, no son una excepci√≥n. Despu√©s de una lesi√≥n traum√°tica en un nervio perif√©rico, por ejemplo, estos mecanismos de protecci√≥n se activan para intentar que la motoneurona da√Īada sobreviva. No obstante, dependiendo del tipo de lesi√≥n, estos mecanismos pueden bloquearse o ser insuficientes.

En nuestro laboratorio vimos que uno de los mecanismos endógenos de neuroprotección más importantes es la activación de la autofagia. Este proceso se encarga de degradar ciertas proteínas y orgánulos celulares obteniendo energía y reciclando el material intracelular.

Sin embargo, en mi tesis doctoral explico c√≥mo vimos, en un modelo animal con una lesi√≥n equivalente a la que puede producirse, por ejemplo, despu√©s de un accidente de tr√°fico, que en las motoneuronas da√Īadas se produc√≠a un bloqueo de la autofagia, impidiendo que las prote√≠nas y org√°nulos alterados por la lesi√≥n pudieran degradarse.

Pensamos entonces que, tal vez, potenciando la autofagia, estas motoneuronas podrían sobrevivir después de la lesión. En un primer experimento, un tiempo después de que se hubiera producido la lesión en el animal, administramos un activador de la autofagia. Creíamos que morirían menos motoneuronas, pero no fue así. En cambio, sí que conseguimos una mayor supervivencia celular cuando administramos el mismo fármaco antes de que se produjera la lesión.

Creímos que si consiguíamos encontrar la manera de activar la autofagia muy tempranamente post-lesión, quizás se promovería neuroprotección. Y así fue. ¡Lo logramos! Mediante terapia génica comprobamos que potenciando la autofagia o la mitofagia (que es una autofagia selectiva) justo después de que se produjera la lesión, se incrementaba la supervivencia de las motoneuronas. Además, vimos algo muy interesante: en animales lesionados en el nervio ciático, el fármaco era capaz de regenerar el nervio. ¡No solamente evitaba la muerte celular, sino que promovía la regeneración!

La potenciación de la autofagia podría ser una diana efectiva, entonces, para incrementar la supervivencia y regeneración de las motoneuronas después de una lesión en el nervio periférico, y esto podría ser extrapolable a otras patologías neurodegenerativas. Hay que seguir investigando…

Realizar una tesis es una experiencia dif√≠cil, pero a la vez muy satisfactoria. Durante el proceso vives una monta√Īa rusa de sentimientos. Cuando todo sale rodado (pocas veces pasa), sientes una alegr√≠a y satisfacci√≥n indescriptibles, pero otras veces te sientes perdido y te ayudas de tus compa√Īeros y directores para sacar la cabeza. A√ļn as√≠, recomiendo mucho la experiencia. Creo que realizar una tesis doctoral va mucho m√°s all√° de alcanzar conocimientos desconocidos; tambi√©n aprendes a gestionar tiempos, a buscar soluciones y a responsabilizarte de que un proyecto salga adelante.

Tatiana Leiva

La meva tesi (Dra. Míriam Javier)

‘Tot i que la situaci√≥ econ√≤mica en ci√®ncia no √©s gens f√†cil, hem de ser optimistes i seguir unint esfor√ßos per continuar contribuint en el que √©s sense dubte un dels pilars m√©s importants d‚Äôaquesta societat!’

La meva tesi doctoral tenia el t√≠tol de: ‚ÄúPaper de la senyalitzaci√≥ mediada per PS/ő≥-secretasa durant el desenvolupament neuronal i la degeneraci√≥‚ÄĚ. Aquest projecte va sorgir de la idea que per poder comprendre les malalties neurodegeneratives, primer cal entendre aquells mecanismes comuns que regulen tant el desenvolupament de les neurones com la seva degeneraci√≥.

Durant la tesi, vaig centrar-me en l‚Äôestudi d‚Äôuna prote√Įna anomenada Presenilina-1 (PS1), que desenvolupa funcions importants tant durant el desenvolupament del sistema nervi√≥s central, com del cervell adult. Entre les seves funcions, destaca que forma part d‚Äôun complex anomenat PS/ő≥-secretasa que s‚Äôocupa de tallar altres prote√Įnes perqu√® aquestes puguin desenvolupar la seva funci√≥ correctament. S‚Äôha vist que persones amb Alzheimer familiar tenen mutacions en el gen que codifica PS1, i aix√≤ provoca que les prote√Įnes no es puguin processar correctament. L‚Äôexemple m√©s conegut d‚Äôuna prote√Įna tallada per aquest complex √©s APP, una prote√Įna que a l‚Äôescindir-se, genera els p√®ptids A√ü, que s‚Äôacumulen en els cervells de pacients d‚ÄôAlzheimer. Hi ha moltes prote√Įnes m√©s, per√≤, que s√≥n tallades per PS/ő≥-secretasa, com els receptors EphA i ErbB, en els que vam centrar els nostres estudis fent servir dos models de ratol√≠ de neurodegeneraci√≥.

Els nostres resultats demostren per primer cop que PS/ő≥-secretasa talla EphA3, generant un fragment que afavoreix que els axons de les neurones s‚Äôallarguin. Aix√≤ √©s important perqu√® fins al moment el paper d‚ÄôEphA3 nom√©s s‚Äôhavia relacionat amb la funci√≥ contr√†ria, de reducci√≥ de llargada dels axons. Aquests resultats suggereixen doncs que EphA3 t√© funcions diferents segons si √©s o no processat per PS/ő≥-secretasa.

El més destacable d’aquesta recerca és que demostra que hi ha una relació entre processos que regulen el desenvolupament i la neurodegeneració, obrint així la porta a explorar les interaccions que pot haver-hi entre aquests dos processos.

He de dir que el procés de fer una tesi doctoral no sempre és fàcil i requereix molt de sacrifici, però si fas un balanç compensa i molt. Ara mirant enrere, em quedo amb tot el que he après (que no és poc) durant aquests gairebé 6 anys que he estat a l’INc, i sobretot amb tota la gent que m’ha envoltat. Especialment, als companys de laboratori i al meu director de tesi.

Tot i que la situació econòmica en ciència no és gens fàcil, hem de ser optimistes i seguir unint esforços per continuar contribuint en el que és sense dubte un dels pilars més importants d’aquesta societat!

Míriam Javier Torrent