Entrevista al Dr. Andrés Ozaita

“Podríamos prevenir los efectos negativos del cannabis sobre la memoria”

img_6544

El pasado viernes 18 de diciembre vino a dar un seminario en nuestro Instituto el Dr. Andrés Ozaita, del Departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud de la Universitat Pompeu Fabra. Está especializado en estudiar el sistema endocannabinoide y los efectos del cannabis en nuestro cerebro.

  1. ¿Qué es el sistema endocannabinoide?

Es un sistema neuromodulador de la neurotransmisión que controla muchos aspectos fisiológicos del día a día. Está formado por los receptores, que son los paracannabinoides; los ligandos que se unen a estos receptores, que son los endocannabinoides, y las enzimas que sintetizan y degradan estos ligandos.

  1. ¿Para qué sirve?

Está ampliamente distribuido por todo el organismo y en cada parte del cuerpo tiene sus funciones. En las neuronas permite la homeostasia sináptica: hace de freno cuando hay mucha actividad sináptica, tanto en el caso de neurotransmisores activadores como de neurotransmisores inhibidores.

  1. ¿Qué tiene que ver este sistema con el cánnabis?

El cannabis actúa sobre los receptores de este sistema. De hecho, así se descubrió: estudiando los efectos que producían los compuestos cannabinoides del Cannabis sativa en el cuerpo.

  1. Algunos de vuestros estudios están enfocados a entender qué provoca el consumo de cannabis en el cerebro humano. ¿Qué habéis descubierto?

Hemos detectado algunas de las vías de señalización que son activadas por el THC, que es el compuesto psicoactivo del cannabis. Estas vías de señalización son las responsables del deterioro cognitivo que produce el cannabis y, bloqueando algunas de ellas, podríamos prevenir los efectos negativos del cannabis sobre la memoria.

  1. ¿Los endocannabinoides actúan sobre estas mismas vías de señalización?

Sí, los endocannabinoides activan las mismas vías pero su acción es muy diferente: el cannabis actúa sobre todo el cerebro cuando la persona lo consume y, en cambio, los endocannabinoides sólo se sintetizan cuando hay una sinapsis que está muy activada y actúan concretamente sobre ella.

  1. ¿Los endocannabinoides también pueden alterar la memoria?

Sí. Hemos hecho experimentos en los que aumentábamos el nivel de endocannabinoides, inhibiendo las enzimas que los degradan, y veíamos que había déficits de memoria. Esto a nivel fisiológico sucede en situaciones de estrés. El estrés hace que aumenten los endocannabinoides en ciertas áreas del cerebro, como en el hipocampo, y esto causa problemas en la consolidación de ciertos recuerdos.

  1. En algunos estados de Estados Unidos se ha legalizado recientemente el uso recreativo de marihuana y Barcelona cuenta con más de 200 clubes de cannabis ¿qué opinión te merece esta legalización?

Todo lo que tenga que ver con el uso recreativo no lo comparto. Me parece que es jugar con fuego. Sobretodo el consumo en la adolescencia, que se está viendo que está muy relacionado con consecuencias en la edad adulta: psicosis, etc.

Otra cosa es el uso medicinal. Los cannabinoides tienen efectos terapéuticos y en las patologías en que no hay alternativas mejores estoy de acuerdo en que se pueda utilizar, pero siempre bajo la supervisión de un equipo médico.

img_6553

  1. ¿En qué estáis trabajando ahora con tu grupo de investigación?

Por un lado estudiamos los efectos del cannabis sobre el cerebro, sobre todo los efectos negativos, como los déficits de memoria y de coordinación motora. También estudiamos cómo a nivel fisiológico el sistema endocannabinoide modula la memoria en situaciones de estrés -entre otras cosas estamos mirando si el sistema endocannabinoide podría ser una diana terapéutica en el tratamiento de estrés post-traumático. Y por otra parte, nos hemos interesando por algunas enfermedades que cursan con discapacidad intelectual en las que el tratamiento se podría enfocar hacia el sistema endocannabinoide.

  1. ¿Qué relación hay entre el sistema endocannabinoide y estas enfermedades mentales?

Hemos visto que modular el sistema endocannabinoide en algunas patologías mentales, como el Síndrome de X Frágil, tiene consecuencias positivas en modelos animales de la enfermedad, pero de momento no hemos visto que el sistema endocannabinoide esté alterado en estos casos.

Por ahora lo que sabemos es que puede funcionar como herramienta para modular la sintomatología.

  1. ¿Hay alguna relación entre los síntomas que padecen las personas que sufren alguna de estas enfermedades mentales y las consecuencias del consumo habitual de cánnabis?

Alguna cosa comparten. Por ejemplo: circuitos neuronales y algunas vías de señalización sobreactivados, menor sensibilidad al dolor…

  1. Y ¿cómo es que os pusisteis a estudiar estas enfermedades mentales? ¿Casualidad?

Bueno, uno siempre intenta llevar la investigación a los temas que uno cree que pueden ser más relevantes. Lo que habíamos hecho de base estudiando los efectos del cannabis, y viendo los puntos en común, nos sirvió para hacer el link…

  1. ¿Si solamente pudiéramos leer uno de todos los papers que has publicado, cuál nos recomendarías?

Mmmm… Está todavía por ser publicado (risas).

Roser Bastida Barau

 

Entrevista al Dr Gonzalo de Polavieja

“De la interacción pueden salir cosas horrorosas, como que todo el mundo piense lo mismo, o puede ser algo estupendo porque entre todos tenemos más conocimiento que de forma aislada.”

img_6473_2

El pasado viernes 25 de noviembre vino a nuestro Instituto el Dr Gonzalo de Polavieja, de la Champalimaud Foundation (Portugal), que se dedica al estudio del comportamiento de los humanos y animales al interaccionar con otros individuos en un colectivo. Hablamos de redes sociales, de ser influenciables, de la manipulación, de Google, del futuro…

  1. Si tenemos que elegir entre ir a cenar a un restaurante lleno o a uno vacío, ¿por qué elegimos siempre entrar al lleno?

Si no tenemos ninguna otra información vamos a asumir que quienes eligieron antes lo hicieron por algo. Cuanta más gente haya en un sitio, más probable es que ese sitio sea bueno. No es cierto siempre, pero lo que hacemos es asumir que los demás tienen más información que nosotros.

  1. ¿La opinión de un colectivo es la suma de las opiniones de cada individuo del colectivo?

No creo que sea la suma, las operaciones son mucho más complejas. De hecho mi programa de investigación es descubrir qué operaciones matemáticas describen la visión del grupo.

  1. Hay personas más influenciables que otras. ¿De qué depende?

Depende de muchas cosas. Una de ellas es que tengan menos información que el promedio de la gente. Alguien que tenga menos información va a ser más influenciable. También donde estés en una jerarquía, de qué dependa tu sueldo, etc.

  1. ¿Ser susceptibles a las opiniones de los demás tiene alguna utilidad evolutiva?

Creo que sí: la información que cada individuo tiene disponible es normalmente muy baja, y es ventajoso tener en cuenta la información de los demás para tener mejores soluciones en general.

  1. Twitter, por ejemplo, donde vemos constantemente las opiniones de los demás, ¿no puede servir para homogeneizar el pensamiento de la sociedad?

Me temo que sí. Nosotros hemos hecho experimentos con Youtube en los que hemos manipulado los comentarios de videos, y la manipulación de los comentarios hace que la gente tenga una opinión subjetiva (si les gusta o no les gusta) diferente. Lo que hace es tender a homogeneizar, a seguir a la mayoría. Eso es un poco raro porque no es una opinión objetiva sobre si algo es verdad o no, y sin embargo utilizamos mecanismos muy parecidos para saber si algo es verdad o no que para saber si es bueno o malo. Así que me temo que sí… que sí que ocurre.

img_6489_3

  1. ¿Qué piensas de la frase de Bruce Schneier sobre Facebook: “tú no eres el cliente, eres el producto”?

Hay muchas empresas que han empleado sus páginas para obtener información de cómo funcionamos. Tanto Google, como Facebook, como Twitter o Amazon, parte de la gracia del negocio es averiguar los patrones de comportamiento de los humanos y utilizarlos para tener más ganancias. La mayor parte del negocio de Google no es a través de ofrecerte un servicio de búsqueda sino aprender lo que nos gusta o no nos gusta y usar esa información.

  1. ¿Sólo la usan? ¿No la manipulan?

Es difícil saberlo. No les haría falta manipularla para obtener muchísima información de valor económico. Hay controversia sobre cuánta manipulación puede haber. De hecho incluso decidir qué es una manipulación es difícil, porque hay veces que sin saberlo, solamente aplicando ciertos algoritmos, ocurre cierta manipulación. Es inevitable al trabajar con los datos que tienen. Por ejemplo ahora hay controversia sobre si las noticias en Facebook habrían favorecido a Trump, porque el algoritmo daba más importancia a las noticias más votadas y eso puede hacer que las noticias más sorprendentes suban. ¿Eso es manipulación? Pues depende de lo que quiso hacer el que hizo el algoritmo, pero en principio no, simplemente se tratan las noticias de una manera que generan sesgos.

  1. ¿Pensamos lo que quieren que pensemos entidades con claros intereses económicos?

No lo escribiría así. No creo que haya un señor sentado en una mesa pensando “voy hacer que todos piensen como yo quiero”, no me hace falta creer que eso sea verdad para que haya algo muy parecido. Tú en el manejo de datos o en cómo presentas los productos trabajas en cómo funcionan los humanos, sabes sus puntos débiles. No hace falta creer en el mal, es simplemente que el beneficio económico usa patrones de comportamiento humano. Esto se lleva usando desde el principio de los tiempos, lo que pasa es que ahora el acceso a los datos de comportamiento humano es masivo y la calidad de ese conocimiento es muy alta. Tu móvil te va a decir mejor que tú mismo qué películas te gustan, qué artículos de investigación te interesan…

  1. ¿Cómo la democracia podría aislarse al máximo de este sesgo?

No lo sé. Hay un problema intrínseco que es que el acceso al conocimiento depende de la interacción entre humanos. Nadie sabe todo. Hay que interaccionar y la propia interacción tiene la capacidad de desviarte a zonas que pueden ser manipulación. Es muy difícil que la interacción sea pura. De la interacción pueden salir cosas horrorosas, como que todo el mundo piense lo mismo, o puede ser algo estupendo porque entre todos tenemos más conocimiento que de forma aislada.

  1. Pero ¿se podría educar a la gente para que no fuera tan influenciable?

Es que la influencia no es mala. ¿Por qué sabes que la Tierra gira alrededor del Sol? Es por influencia, no porque tú lo hayas averiguado. Habría que tener pensamiento crítico, saber de dónde viene la evidencia que apoya algo y discriminar a partir de esta evidencia. El problema es que muchas veces la evidencia es muy baja y entonces la distinción entre manipulación e información es muy baja.

  1. Imagina el mundo en 2500, ¿cómo crees que será?

Si tuviera que apostar yo diría que el mundo estará gobernado por la inteligencia artificial, no por los humanos. Esta inteligencia será muy superior a la de los humanos y no sé cómo quedaremos las personas: si podremos controlarla o si seremos como los perros son ahora para nosotros, para las máquinas. La inteligencia artificial será más creativa que nosotros y nos gustará. Podrán hacer creaciones estudiadas para que el sentimiento de los humanos sea el máximo posible.

  1. ¿En qué estáis trabajando ahora con tu grupo de investigación?

Somos un poco dispersos. Por un lado, averiguar las reglas de interacción en animales y humanos que nos llevan a tomar decisiones, cómo esas reglas afectan el aprendizaje… También estamos usando inteligencia artificial, porque en algunas cosas en nuestra investigación es mejor que nosotros. De hecho a mis estudiantes les digo medio en broma medio en serio “cuando acabéis de desarrollar esta tecnología os rescindo el contrato”, por lo que hablábamos antes. También usamos realidad virtual para manipular en humanos las interacciones sociales. Estudiamos influencia social en internet… En general estudiamos las interacciones sociales en grupo e intentamos acercarnos al problema desde diferentes perspectivas, siempre a través de las matemáticas.

  1. Tú estudiaste ciencias básicas pero ahora te dedicas a estudiar comportamiento… ¿cambiaste de rumbo porque había más gente en el bar de neurociencias que en el de química y pensaste que tenía que ser por algo?

El comportamiento es una ciencia básica. Es menos dura o matematizada que la física o la química, pero yo lo veo como veía la química o la física y por eso le aplico matemáticas. ¿Por qué comportamiento? Pues entre otras razones porque en los problemas en biología, generalmente, se pueden dar resultados en una escala temporal de meses, mientras que en física es más difícil hacer predicciones testeables en experimentos a esa escala temporal. Bueno y sobretodo porque me parece súper interesante…

Roser Bastida Barau