El gran tenedor y la nueva sociedad estamental (al revés).

Antes de que se apruebe la Ley Estatal de Vivienda, ya tenemos configurada en algunas Comunidades Autónomas (y en alguna norma estatal) la categoría del gran tenedor, sobre el que recaen –por ejemplo- tributos con finalidad no fiscal (sobre las viviendas vacías), nuevas obligaciones (el ofrecimiento de alquiler social) e incluso alteraciones ex lege del contenido en los contratos de arrendamiento que estipulen (con respecto a los que firman los que no son grandes tenedores).

Lo más molesto de esta noción no es sólo su “efecto desánimo” de la actividad económica (o la fragmentación simulada del patrimonio empresarial), sino la ruptura del paradigma liberal de igualdad ante la ley. Para ilustrarnos sobre el debate, anoto aquí un par de artículos. Uno, del abogado Benítez Ostos sobre la sentencia del Tribunal Constitucional que estima la constitucionalidad del gravamen impuesto por la comunidad Autónoma catalana a las viviendas vacías y las intervenciones de Cristina Argelich en una reciente mesa redonda sobre el aberrante anteproyecto  de ley valenciana reguladora de la actividad de los grandes tenedores y del acoso inmobiliario (aunque toda la charla puede ser interesante, Cristina Argelich, como especialista, interviene en los minutos: (46:24-51:00, 59:50-1:07:17, 1:25:53-1:30:06, 1:48:05-1:49:10).

VEVEY 6 VIAJES Y LUGARES

(Fuente:xxx).
Esta entrada ha sido publicada en Vivienda vacía y etiquetada como , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.