Sábados exclusivos. Un argot basado en el desprecio.

(Fuente: Ares.).

       1.-Al burócrata de la «unidad de lenguaje inclusivo» no se le exigen grandes ideas. Él es un simple ejecutor. Se limita a confiar en algunos patrones discutibles y fofos que otros más sabios que él ya han pergeñado. Por ejemplo, la tesis foucaltiana de que todas las creaciones y relaciones humanas están penetradas por la  presencia del poder.  O bien la suposición de que el uso del masculino para el género no marcado es un símbolo de opresión. Esto último en las lenguas que  emplean esta regla, claro, porque ya se sabe que los hablantes del resto de idiomas  (entre nosotros, por cierto, el vasco) viven en un mundo de igualdad angelical.

*

       2.-Pero él no está para tan elevadas controversias. Él es un hombre práctico,  entusiasmado con su cuadernillo de procedimientos: desdoblamientos constantes y cargantes, abstracciones ridículas, frases sin coordinación interna, “personas” por todos lados,  barras/os  (esto de los palotes le gusta mucho porque sueña cada noche con un paraíso de impresos con “lenguaje inclusivo” grabado indeleblemente)…En fin, todo ese feo instrumental que hemos ido viendo por aquí estas últimas semanas y que él se saca de la manga y clasifica en sus carpetas de cartón malo.

**

       3.-Sin embargo, sí existe en este  oficinista una  convicción profunda, algo que va mucho más allá de su caja de herramientas para la tortura de las oraciones. Se trata de una fe íntima con verdades que se encadenan.

       Su primer dogma es que las mujeres no leen. No leen buena literatura, buenos libros. En caso de que lo hagan, lo cierto es que no escriben. En caso de que escriban, escriben mal, porque carecen de respeto a las reglas lingüísticas y de sensibilidad estilística. Estas creencias le dan fuerza cada mañana para inventar nuevas chapuzas que impone como instrucciones al que aparece por allí. Crecepelo para la igualdad suministrado por un chupatintas calvo que asegura orgullosamente  que las  mujeres no aman el lenguaje.

***

Artículos relacionados: sábados exclusivos; dissabtes exclusius.

Esta entrada ha sido publicada en General y etiquetada como , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.