Reiterada jurisprudencia del Tribunal Supremo sobre el car谩cter funcionarial de los directores generales.

聽聽聽聽聽聽聽聽 1.-Gracias a la amable invitaci贸n Dra. Mar铆a Jos茅 Feijoo, imparto anualmente una charla sobre la funci贸n directiva. Aparece en ella, invariablemente, la referencia a la jurisprudencia del Tribunal Supremo relativa al nombramiento de Directores Generales. Como es sabido, la legislaci贸n estatal (no la auton贸mica, por cierto) ha venido exigiendo su libre designaci贸n entre funcionarios de carrera del subgrupo A1. Ahora bien, es cierto que especiales caracter铆sticas del puesto o circunstancias excepcionales autorizan el nombramiento de una persona de categor铆a funcionarial inferior e incluso no funcionario.

聽聽聽聽聽聽聽聽 Es el Gobierno el que ha de demostrar 聽tales circunstancias del caso concreto y debe hacerlo con una motivaci贸n que merezca el nombre de tal. No lo logr贸, seg煤n el Tribunal, en el supuesto examinado en la sentencia de 5 de mayo del 2022, en la que se enjuici贸 el nombramiento de los directores generales de deportes y de personas con discapacidad.

*

聽聽聽聽聽聽聽聽 2.-Es interesante este p谩rrafo de la sentencia -Fundamento de Derecho quinto- (las negritas son nuestras):

聽聽聽聽聽聽聽聽 聽鈥Pues bien, en ambos casos se trata de una motivaci贸n vaga y gen茅rica. De su lectura no se desprende qu茅 concretas actuaciones o iniciativas son las que no podr铆an ser realizadas por funcionarios de carrera. Los pasajes transcritos no dejan de ser manifestaci贸n de un tipo de literatura oficial que, en tono solemne, emplea muchas palabras para decir muy poco. Esta Sala, en suma, no alcanza a percibir d贸nde residen las 鈥渆speciales caracter铆sticas鈥 o la 鈥渃ircunstancia excepcional鈥 de la Direcci贸n General de Deportes y de la Direcci贸n General de Personas con Discapacidad, que es lo exigido por el art. 66. 2 LRJSP para justificar la excepci贸n a la regla general.鈥

**

聽聽聽聽聽聽聽聽 3.Chaves, con su habitual precisi贸n, ha se帽alado que la presencia del funcionario 鈥asegura dos cosas: primera, la especializaci贸n, puesto que conoce el entorno burocr谩tico y el gobierno; la segunda, la objetividad, pues el funcionario vela por el inter茅s general aunque los gobiernos cambien鈥. Ahora bien, creo que, para esta regla, la justificaci贸n fuerte es la primera: En efecto, se pone al frente a una persona que conoce el percal, que ya sabe de qu茅 va un expediente. El paracaidista complicar铆a las cosas. En cambio, no veo tan clara la objetividad, teniendo en cuenta la facultad de libre cese que ostenta el Gobierno.

***

 

Esta entrada ha sido publicada en Sin categor铆a y etiquetada como , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.