Se nace mujer

       1.-Uno de los temas más discutidos en el programa del feminismo dominante es la imposición o recomendación de cuotas de ambos sexos en órganos políticos, de decisión económica o simplemente en censos de profesionales. Ya habíamos comentado, no obstante, que ese punto iba a ser de los primeros en caer ante el empuje de las últimas oleadas del movimiento, que ya van por otros derroteros.

*

       2.-En esta contexto, es refrescante repasar otras visiones que – aunque preocupadas por la igualdad- no tenían demasiada prisa en asumir roles masculinos tradicionales y ya desgastados. Se trata de argumentos que, en otro marco, recuerdan la obra de Warner y de algunos activistas del movimiento gay, que consideraban absurdo que una corriente tan rompedora como ésta se entretuviera en acceder al matrimonio, justamente una institución caduca ( y represiva, según su formulación).

**

       3.-Como estamos en el apartado de “Imágenes del Derecho”, traemos hoy una canción  alegre e irónica escrita por Maria Aurèlia Campmany –una de las cimas del pensamiento feminista en Cataluña-  e interpretada por Marina Rossell. Con toda la frescura y la alegría de las mujeres, antes de que el académico o el burócrata les construyan el género.

    Canción: Sóc una dona.

   Letra (Maria Aurèlia Campmany):

Sóc una dona, ja ho veus, una dona.
Sóc una dona i no hi vull fer res.
Sóc una dona, res més que una dona:
no seré mai un carrabiner.

Sóc una dona, ben ferma i rodona.
Sóc una dona, ja ho deus haver clissat.
Sóc una dona i això és cosa bona:
no seré mai un barbut magistrat.

Sóc una dona amb dos pits i una poma.
Sóc una dona amb l’hormona que cal.
Sóc una dona i això ja no és broma:
no seré mai capità general

Sóc una dona i n’estic ben contenta.
Sóc una dona i no hi trobo entrebanc.
Sóc una dona i això ja m’orienta:
no seré mai director d’un banc.

Sóc una dona i amb bona harmonia,
sóc la mestressa del meu propi cos.
No seré bisbe ni tampoc policia,
cosa que em posa de molt bon humor.(1).

Maria Aurèlia Campmany y Montserrat Roig, en un acto en defensa de la libertad de expresión en la Universidad de Barcelona (1981). Foto: Robert Ramos.

(1) Traducción al castellano:

Soy una mujer, ya ves, una mujer.
Soy una mujer y no voy a tocarlo.
Soy una mujer, nada más que una mujer:
no seré nunca un carabinero.

Soy una mujer, bien firme y redonda.
Soy una mujer, ya lo habrás calado.
Soy una mujer y eso es cosa buena:
no seré nunca un barbudo magistrado.

Soy una mujer con dos pechos y una manzana.
Soy una mujer, con la hormona justa.
Soy una mujer, y esto ya no es broma:
no seré nunca capitán general

Soy una mujer y estoy bien contenta.
Soy una mujer y no le veo pegas.
Soy una mujer, y eso ya me orienta:
no seré nunca director de un banco.

Soy una mujer y con buena armonía,
soy la dueña de mi propio cuerpo.
No seré obispo ni tampoco policía,
cosa que me pone de muy buen humor.

***

Acerca de Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada fue publicada en Feminismo. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.