Diarios para un confinamiento (XVIII).-Un mensaje tenue.

Se quejaba Ortega y Gasset del presentismo de su época. En la edad contemporánea, escasean las mujeres de Lot que miren hacia atrás. Es, quizás, el orgullo del Progreso.

Sin embargo, la epidemia abre un boquete en el túnel del tiempo y nos llega -como un eco aún muy lejano y casi inadvertido- la historia angustiosa y terrible del género humano: las guerras y las posguerras, las hambrunas, la tisis y la polio, siete años de vacas flacas…

***

Acerca de Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada fue publicada en Diarios para un confinamiento y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.