Diarios para un confinamiento (V). Concentración.

…   1.-Hace ya muchos años, me llamó la atención una referencia a Jaime Balmes en la obra La vida intelectual, de Sertillanges (La vie intellectuelle, en la edición original). Por cierto, Carlos Barral en sus memorias decía que no le gustaba esta obra, aunque creo que tenía muchas cosas interesantes. Pero vayamos al grano. El autor francés resaltaba el ejemplo de Balmes, que escribía mientras se escuchaba el estruendo de las bombas de Espartero que caían sobre Barcelona.

…       Parece que  la imagen se ha ido haciendo clásica y cabe imaginar al autor de El criterio (obra muy relevante, por cierto) ciñéndose a su trabajo pese a la conciencia del peligro.

*

2.-Nos han tocado misiones importantes estos días: mantener el trabajo mientras se pueda, cuidar de los pequeños y atender a los mayores, preocuparse de algún vecino, organizar el confinamiento. No escribiremos El criterio, pero también hay grandeza en estos gestos.

*

3.-Nuestro reto (bueno, a mí me pasa, no sé ustedes) es mantener la atención en las cosas que hacemos. Al pensamiento le encanta preguntarse por sus preocupaciones, por su fatiga anticipada, por su ansiedad en esta primavera…Ojalá se diga algún día de todos nosotros que intentamos anudarnos a nuestras tareas mientras de lejos se oía el fragor del combate.

***

 

 

Acerca de Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada fue publicada en Diarios para un confinamiento. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.