Jornada sobre nulidad de disposiciones y actos.

1.-Casi todos los debates jurídicos se reducen a la batalla entre dos latinajos, que se enfrentan a muerte desde el día en que se conocieron, allá en la noche de los tiempos: el summum ius, summa iniuria contra el implacable fiat iustitia, pereat mundi.  En esa mitología pensaba ayer por la mañana cuando me acerqué a la “Jornada sobre la revisión de oficio de disposiciones y actos administrativos por nulidad de pleno derecho” organizada en Barcelona por la Comisión Jurídica Asesora.

*

2.-No llegué a tiempo para el doblete Alfredo GalánTomás Cano, aunque sí pude escuchar los últimos chispazos de su inteligencia en acción. Vinieron luego las intervenciones de Salamero y del maestro Santamaría Pastor. El admirado profesor ventiló el tema decisivo: los límites de la nulidad. Es decir, el espinoso momento en el que se afirma solemnemente la presencia del vicio pútrido de la nulidad pero –con el mismo tajo- el aplicador del Derecho separa con mano temblorosa las vísceras de lo que debe permanecer. Una cirugía fina en la cual ni siquiera el Tribunal Supremo se siente seguro.

Me encantan los conceptos que se mueven por estos rincones sanguinolentos: los misterios del “tiempo transcurrido” o de la “equidad y buena fe”, el trampantojo doctrinal de la “confianza legítima” o las misteriosas referencias al “derecho de los particulares o a las leyes”.

**

3.-Lo mejor de estas jornadas es el reencuentro con los viejos amigos (María Jesús Montoro y su dilatada sabiduría, el infatigable Tornos, la figura señera de J-E. Rebés, las colegas Isabel Pont y Marta Franch, la ilusión permanente de Imma Garrós, Mireia del Pozo y su abogacía in actu, el dinámico Pau Bossacoma, la aplicadísima Susana Marín…Un Tomás Font feliz ante la magna reunión de jurisconsultos (nunca mejor dicho) hizo el balance y aún tuvo fuerzas para reclamar el mejor estatuto posible, ya casi al nivel de los magistrados, para tan alta tarea.

***

 

 

 

Acerca de Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada fue publicada en Nulidad de disposiciones y actos.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.