Luces urbanas

…En uno de esos libros que, con toda seguridad, me llevaría a una isla desierta –Sprawl. A compact history– , el profesor norteamericano Robert Bruegmann anticipaba ya en el año 2005 que una buena manera de romper las categorías tradicionales de suelo urbano, suburbano y rural podría ser, en el futuro,  el examen del conjunto de las áreas urbanas a través de imágenes por satélite. Esto permitiría acercarnos a fenómenos de asentamientos “extraurbanos” (exurban settlement), ya muy difusos y sutiles. Además, podríamos ver fácilmente casos de solidificación de núcleos muy aislados, de crecimiento interrelacionado y conjunto de áreas circundantes de grandes ciudades relativamente cercanas, etc.

…Estas hipótesis de investigación son ya una realidad, como muestra el estudio de Oriol Nel·lo y otros profesores que hoy reproducimos aquí, tomado de su blog y traducido del catalán.

Luces urbanas 

1.-La Asociación de Geógrafos Españoles acaba de otorgar el premio “Roser Mayoral” al artículo “Energy and Urban Form. The growth of  European cities on the basis of night-time brightness”, aparecido en Land Use Policy, 61 (2017). El galardón, de carácter anual, distingue el artículo más destacado publicado por geógrafos españoles en revistas internacionales. Los autores del trabajo son Oriol Nel·lo, Joan López, Jordi Martín y Joan Checa, miembros del Grupo de Estudios sobre Energía, Territorio y Sociedad (GURB) del Departamento de Geografía de la Universidad Autónoma de Barcelona.

…Como es bien sabido, el sistema urbano europeo ha conocido en las últimas décadas transformaciones muy notables, que han afectado a la articulación y jerarquía de la red urbana y, asimismo, la morfología de estas áreas. El trabajo premiado, que forma parte de una investigación más amplia a la cual ya nos hemos referido en otras ocasiones, explora la concreción de estos cambios en veinte metrópolis europeas, a partir de una fuente relativamente innovadora para esta finalidad: la imagen por satélite  nocturno de la tierra.

*

…2.-La fotografía aérea y la imagen diurna por satélite han permitido seguir la dinámica de las ciudades europeas pero, pese a resultar muy precisas, presentan algunos inconvenientes. Entre estos destacan, por un lado, su escasa recurrencia temporal y, por otro lado, el hecho de que su utilización induce a identificar, de manera a menudo abusiva, los usos urbanos del espacio con la artificialización del suelo. En cambio, los avances en la disponibilidad, precisión, cobertura territorial y recurrencia de las imágenes nocturnas del satélite ofrecen nuevas oportunidades para estudiar no sólo la extensión sino también la intensidad de los usos urbanos sobre el espacio.

**

…3.-Así, la utilización de esta fuente ha permitido analizar desde una nueva perspectiva la evolución de las principales metrópolis europeas en el período 1992-2012. La primera conclusión que se deriva de la investigación es que la luminosidad urbana cubre una extensión muy superior a la artificialización física del suelo. En el caso de Madrid, por poner sólo un ejemplo, el suelo urbanizado del área urbana en un radio de cincuenta kilómetros a partir del centro de la capital cubría en el año 2006 –según datos de las Urban Morphological Zones (UMZ) de la Agencia Europea del Medio Ambiente- una superficie de 1013 km2, mientras que el ámbito con niveles de luminosidad urbana se extendía ya en esta fecha sobre 2341 km2. Pero no es sólo que el suelo artificializado tenga una extensión superior a la luminosidad urbana, sino que la segunda tiene a expandirse a un ritmo superior al primero. Así, en las ciudades estudiadas, la superficie total de las UMZ creció entre 1992 y 2012 un 15%, mientras que el ámbito con niveles de luminosidad urbana lo hizo en un 76%.

Hay que señalar, por otro lado, que el ritmo de expansión de la luminosidad difiere notablemente entre las diversas áreas urbanas y parece responder a ciertos patrones territoriales. Así, si clasificamos de manera normativa las ciudades estudiadas según su latitud, observamos que 12 de ellas se encuentran al Norte del paralelo 46 y 8 al Sur. Pues bien, de acuerdo con la imagen del satélite  nocturno, nueve de las ciudades con menor expansión de la luminosidad se hallan al norte de esta línea, mientras que 7 de las que presentan mayor expansión se encuentran al Sur. Entre ellas, Lyon, Madrid, Marsella, Milán, Roma y Nápoles prácticamente doblan su superficie iluminada en veinte años, mientras que Lisboa la triplica. La excepción entre las ciudades del sur corresponde a Barcelona, que presenta una expansión relativamente más contenida.

…De hecho, la falta de correspondencia estricta entre la expansión del suelo artificializado y la luminosidad urbana, que podría ser vista, en principio, como una limitación para el uso de la imagen en la noche por satélite , puede constituir, en cambio, una de sus principales virtudes. Mientras que el análisis del proceso de urbanización a través de la superficie artificializada induce a conclusiones de carácter binario (urbanizado/no urbanizado), el examen de la luminosidad nocturna permite aproximaciones más complejas. Esto es así porque la luminosidad no deriva sólo de asentamientos, sino también de la presencia de infraestructuras y de usos más o  menos esporádicos del territorio. De este modo, la luz nocturna permite analizar las dinámicas territoriales atendiendo no sólo a los enclaves permanentes, sino también a la intensidad de la recurrencia en el uso del conjunto del territorio por parte de la población. Por ello, a pesar de las incógnitas y limitaciones que aún presenta, el empleo de la imagen del satélite nocturno ofrece recursos de gran interés para el estudio del proceso de urbanización, su relación con el consumo de energía y las políticas necesarias para gestionarlo.

 

 

España, de noche, en la imagen suministrada por la web construida por google y la NASA (AQUÍ: xxx).

 

 

***

Acerca de Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada fue publicada en Urbanismo. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *