Guerra descargada y paz sobrecargada en el acuerdo colombiano.

‚Ķ¬†¬† 1.-Hace un a√Īo, tuve el placer de viajar por el por el norte de Colombia ‚Äďen concreto, visitando la ciudad de Sincelejo-, recalando finalmente en la bell√≠sima¬†Cartagena de Indias. Acompa√Īaba al compa√Īero de la Universidad Pompeu Fabra Josep Ram√≥n Barber√†, que me hab√≠a envuelto en unas charlas sobre descentralizaci√≥n por aquellas tierras. Tanto la cuesti√≥n regional como el r√©gimen local son all√≠ asuntos en los que se pone un gran inter√©s e incluso una excesiva esperanza.

‚ĶNuestra estancia coincidi√≥ con el inicio solemne de las conversaciones para la paz con las FARC, Naci√≥ en esos d√≠as la noci√≥n de ‚Äújusticia transicional‚ÄĚ, que ha sido el concepto clave durante ese √ļltimo a√Īo y sobre el que me atrev√≠ a escribir algo en este cuaderno apenas se fabric√≥ la herramienta.

*

‚Ķ¬†¬† 2.-Ya en aquellos d√≠as, advertimos de inmediato con mi colega que se iniciaba un camino de espinas y que deb√≠amos abstenernos de comentarios del tipo ‚Äúfelicidades por la paz‚ÄĚ. Seg√ļn donde se pulsaba la opini√≥n, el interlocutor respond√≠a con un intenso entusiasmo o bien con un discreto silencio que miraba para otro lado. Por otra parte, el prestigio del ex-presidente ¬†Uribe era evidente, lo cual se atemperaba con el extendido ‚Äúuribito‚ÄĚ de sus tambi√©n incurables enemigos.

**

‚Ķ3.-Sin embargo, no deseo enfrentarme hoy con la baqueteada justicia transicional, sino con la desmesurada extensi√≥n del ‚ÄúAcuerdo final para la terminaci√≥n del conflicto y la construcci√≥n de una paz estable y duradera‚Ä̬† (consultable aqu√≠: ***).

       Así, por ejemplo:

… ¬†-En las pp. 8 y ss. se regula un primer cap√≠tulo que trae este t√≠tulo: ‚ÄúHacia un Nuevo Campo Colombiano: Reforma Rural Integral‚ÄĚ. En √©l se incluyen diversos principios que son a veces mera ret√≥rica pero que, en otros casos, parecen imponer obligaciones muy concretas. Por ejemplo, las relativas a mecanismos para promover el acceso a la tierra (subsidio integral y cr√©ditos especiales para la compra). Igualmente, se establecen ‚ÄúProgramas de Desarrollo con Enfoque Territorial‚ÄĚ, as√≠ como ‚ÄúPlanes Nacionales para la Reforma Rural Integral‚ÄĚ (pp. 19 y ss.).

‚Ķ-A partir de las pp. 30 y ss. se ¬†articulan reglas concretas de ‚Äúparticipaci√≥n pol√≠tica‚ÄĚ, que incluyen un estatuto para la oposici√≥n pol√≠tica y un sistema espec√≠fico de seguridad y protecci√≥n para sus actividades, algunas precisiones sobre medios de comunicaci√≥n, el control y la veedur√≠a ciudadanas, el planeamiento democr√°tico, la promoci√≥n de diversas f√≥rmulas de participaci√≥n ‚Äďincluyendo la legislaci√≥n electoral-, etc.

‚Ķ-Viene luego el aut√©ntico bloque de justicia transicional, con la previsi√≥n del ‚ÄúFin del conflicto‚ÄĚ (pp. 50 y ss.), pero con ¬†normas complementarias para asegurar un m√≠nimo de representaci√≥n pol√≠tica a las FARC, la ‚ÄúSoluci√≥n al problema de las drogas il√≠citas‚ÄĚ (punto 4), V√≠ctimas (ep√≠grafe 5, pp. 112 y ss.) y Jurisdicci√≥n especial para la paz (pp. 130 y ss.), as√≠ como diversos protocolos y anexos.

‚ĶEstamos, en definitiva, ante 297 p√°ginas de apretadas cl√°usulas que trazan una √≥rbita quiz√° demasiado amplia, claramente por encima de un acuerdo de paz ‚Äďsin perjuicio de la complejidad social y territorial que este concreto pacto implica-. Se introducen reglas que alteran el funcionamiento del aparato legislativo, ejecutivo y judicial durante muchos a√Īos. Sin duda, hay muchas pr√°cticas ¬†mejorables en la democracia colombiana, pero el jaque a los poderes constituidos disfruta en el convenio ¬†de una cancha excesiva.

Cartagena de Indias. Una calle cualquiera.

Cartagena de Indias. Una calle cualquiera.

 

 

 

Cartagena de Indias. Largas calles familiares.

Cartagena de Indias. Largas calles familiares.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

*

Estatua de la india Catalina, uno de los s√≠mbolos de Cartagena de Indias. Todav√≠a se discute si fue hero√≠na o villana, un poco como la colonizaci√≥n espa√Īola.

Estatua de la india Catalina, uno de los s√≠mbolos de Cartagena de Indias. Todav√≠a se discute si fue hero√≠na o villana, un poco como la colonizaci√≥n espa√Īola.

 

 

 

 

 

 

 

***

Esta entrada ha sido publicada en Sin categoría y etiquetada como , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Guerra descargada y paz sobrecargada en el acuerdo colombiano.

  1. camilo ernesto pachón pinzón dijo:

    Un saludo muy especial. Grata evocación y muy diciente todo lo dicho.

  2. Joan Amen√≥s √Ālamo dijo:

    Gracias Camilo, un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.