Contra la transparencia (y III).

… 聽 聽 聽1.-En cambio, creo que no admite ya ninguna justificaci贸n el sistema actual de declaraci贸n de 聽intereses de los miembros del legislativo y de las asambleas de las corporaciones locales. Se basa en una doble declaraci贸n: de actividades y de bienes y rentas. Ambas tienen car谩cter p煤blico.

… 聽 聽 聽He dado un vistazo a algunas de ellas -en concreto Congreso de los Diputados y Ayuntamiento de Barcelona-. En ciertos casos, est谩n聽 pulcramente presentadas, pero en otros se nota la incomodidad del declarante: escrito a bol铆grafo, con tachaduras o con el pat茅tico y ya famoso 鈥減ropietario por herencia鈥 (un poco para aminorar la culpabilidad ante sus votantes, aunque nadie le ped铆a que concretara el tipo de transmisi贸n)鈥ncluso aparece un pr茅stamo que el electo le hizo al partido o coalici贸n. Bueno, ya lo ven ustedes, hasta yo mismo me he puesto a mirar trapitos. Paremos, pues.

*

聽 聽 聽2.-Toda esta exigencia es absurda. Desde luego, no es ning煤n acicate o est铆mulo para dedicarse a la actividad pol铆tica. Si uno logra salir elegido, el vecino que saluda cada ma帽ana ya no va a mirarle de la misma manera. Puede pensar que 鈥pues mira 茅ste, si no tiene d贸nde caerse muerto鈥 o bien 鈥 vaya, vaya, s铆 que lo ten铆a calladito, el muy 鈥鈥. Con raz贸n dec铆an mis padres que es de mala educaci贸n hablar de dinero. Y tambi茅n peligroso en nuestra noche oscura de la soberbia y la envidia, tan lejana al generoso resplandor n贸rdico.

**

… 聽 聽 聽3.-Era mucho mejor, claramente, el anterior sistema de la Ley Reguladora de las Bases del R茅gimen Local. Los miembros de la Corporaci贸n Local formulaban, desde luego,聽 鈥declaraci贸n de sus bienes y de las actividades que les proporcionen o puedan proporcionar ingresos econ贸micos o afecten al 谩mbito de sus competencias鈥. Esta declaraci贸n 聽se hac铆a constar en el Registro de intereses llevado por el Secretario de la Corporaci贸n. Ahora bien, no ten铆a car谩cter p煤blico y requer铆a, para su consulta, la acreditaci贸n de la condici贸n de interesado leg铆timo directo. Ello permit铆a, por supuesto, el acceso de las autoridades judiciales o de organismos tributarios y podr铆a dar pie, incluso, 聽a que se diese cuenta al Ministerio Fiscal 聽ante indicios de falsedad documental. Un sistema, pues, serio y ajeno al chismorreo y a la demagogia barata.

***

Acerca de Joan Amen贸s 脕lamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada ha sido publicada en Corrupci贸n, Derecho local. y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *