El legado andalusí.

1.- Un buen amigo andaluz me pasa la siguiente joya, publicada el 2 de marzo en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía: XXX. Lo que me interesa es la página 11 del pdf, relativa a lo siguiente:

«MEDIDA 2.2. Impulsar y favorecer la práctica escolar inclusiva y equitativa, mediante la utilización de un lenguaje no sexista en sus expresiones visuales, orales, escritas y en entornos digitales

*

2.-Por supuesto, se instauran las pertinentes medidas de control y vigilancia (en efecto, el término usado es «vigilar»), con expresa habilitación a la Inspección Educativa para el pertinente examen.  Realmente, la metáfora tan manida de Orwell y 1984 ya me parece de una suavidad excesiva en este caso. Espero que esta pedantería de señorito repeinado tenga la adecuada respuesta de la inveterada retranca andaluza y, si es preciso, de la chirigota.

**

3.-Por cierto, los periódicos afirman que la Junta recomienda que se use «la población andaluza», en vez de «los andaluces» y para evitarse el larguísimo «los andaluces y las andaluzas». En esto, hay que reconocer que Ibarretxe lo tenía más fácil y más corto con aquello de «los vascos y las vascas…».

***

Acerca de Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada fue publicada en Diarios de un profesor disperso, Llenguatge jurídic. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.