“Una de las mayores estupideces de la historia”

1.-Los lectores de este cuaderno ya saben que no suelo incluir la remisión in integrum a un artículo situado fuera de este bloc. En efecto, ellos me pagan por escribir estas notas y no puedo eludir el compromiso. Sin embargo, en alguna ocasión la regla merece su excepción. Es justo lo que veremos hoy. Para más inri, me remito a dos artículos enlazados:

      -“Carme Junyent i Quim Monzó parlen del ‘tots i totes’: ‘Una de les estupideses més grans que s’han fet en la història’”(de la redacción de Vilaweb)

      -“Els límits de la incompetència” (de Carme Junyent)

…      Es cierto, por otra parte, que la cuestión me ha preocupado últimamente en un par de notas (» Ridiculeces…» y «Secuestros...»  ). Pero la herida viene de lejos. En algunas ocasiones, he tenido el honor y el placer de trabajar con otros compañeros en la elaboración, discusión o enmienda de documentos prelegislativos (proyectos de ley y proposiciones de ley) o, en general, prenormativos (proyectos de ordenanzas locales, estatutos de entidades, etc.). Lógicamente, es una actividad interesantísima para alguien que se dedica al Derecho. Se aprende muchísimo de las aportaciones de los diferentes representantes políticos, de lo que opinan otros colegas, de los avisos de los funcionarios que están cada día lidiando con el tema…Es, insisto, un trabajo fantástico. Incluyo en ello a los correctores lingüísticos, que señalan formas más claras de expresión o nos ilustran sobre las técnicas concretas para mejorar la precisión. Pero, un día u otro, aparece por allí ( o se avisa que “va a aparecer”) el comisario de género, con el hacha del desdoblamiento (os/as) y con sus abstracciones hiperplatónicas (el  “alumnado” es un concepto purísimo y limpio, ajeno a las miserias humanas de hombres y mujeres).

**

     2.-Pero es que, además, me hace mucha ilusión remitirme aquí a Carme Junyent, que es de las pocas que –desde el ámbito académico- ha levantado la voz contra estas maniobras. Nos recuerda esta autora, por cierto, la pasividad sorprendente de escuelas y universidades ante este manoseo de las reglas gramaticales. ¿No era en esos lugares donde se enseñaba a leer y a escribir?

…      Ya, ya estoy  oyendo a los lectores mientras murmuran sobre las obsesiones de un servidor. Pero los problemas empezarán –ya han empezado, según avisa Junyent- cuando presenten un proyecto como licitadores o como peticionarios de una ayuda pública y se lo denieguen por no ceñirse a este catecismo bárbaro (o les quiten algún puntillo, lo cual no es moco de pavo tal como está el patio).

**

…      3.-A los amigos no catalanes les adelanto que el texto  se entiende bien en general. Quizá tengan algún lío con un “donanatge” que, según parece, organizó el Ayuntamiento de Barcelona y que  sería, más o menos, un “mujeraje”. Se evitaba así el infame y machista “homenaje” (bueno, no me acabo de creer esta  noticia, pero otros  amigos me aseguran que es cierta). Por otra parte, también pueden seguir este debate a través de los trabajos del académico Ignacio Bosque, que aparece citado en el artículo y que escribió, junto a otros especialistas, un informe demoledor contra las guías imperantes.

…      Más dificultades tendrán en la audición del fragmento radiado, ya que interviene el magistral Quim Monzó. No obstante, escuchar y leer a este autor sería un buen pretexto para adentrarse en esta lengua.

***

 

 

Acerca de Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada fue publicada en Diarios de un profesor disperso, Llenguatge jurídic. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.