Apunte jurídico sobre la cuestión de los refugiados

…         1.-Magnífica sesión ayer en el GEA (“Grup d’Estudis Autònoma”) sobre la cuestión de los refugiados, a cargo de Esther Zapater y Montse Pi. Anoto al vuelo un par de ideas sobre sus aspectos  legales. En primer lugar, quedó claro que, jurídicamente, no existe aún un territorio de la Unión Europea. El territorio es de los Estados y, por tanto, las fronteras también. Ahora bien, ello no ha impedido el desarrollo de una política común sobre controles en aduana, asilo e inmigración. Su despliegue se anudó primero a la necesidad de edificar el mercado interior y la libre circulación de personas, mercancías y capitales. Sin embargo, ahora el  reto es  poner en pie una normativa fronteriza de origen europeo y con suficiente densidad para afrontar los nuevos fenómenos.

 

  …       La debilidad del Derecho vigente se pone de manifiesto en los titubeos sobre las reglas a adoptar. Por ejemplo, no se ha implantado un sistema de cuotas, que habría facilitado mucho las cosas y hubiera calmado la insatisfacción del país que asume la linde europea (Grecia e Italia, principalmente).

*

…         2.-Lo anterior se relaciona con la crisis de la institución tradicional del derecho de asilo. Su articulado busca resolver expedientes individuales de personas en peligro inminente e intenso. Algunos países –como, por ejemplo, España- son especialmente cicateros en la tramitación y resolución  del procedimiento. Por otra parte, el mecanismo es tosco para resolver estos “flujos del miedo”, que difícilmente pueden equipararse a situaciones personales de persecución.

En definitiva, la legislación vigente es un sombrajo incapaz de guarecer la nueva realidad. Esto ayuda a entender prácticas torticeras de los Estados-frontera de la Unión europea, que “dejan pasar” los grupos de refugiados para que, de este modo, pidan el asilo “más arriba” (en general, parece que  el objetivo preferente es Alemania). También explica un poco la agilidad con la que parece que se mueven ciertas mafias  que facilitan el tráfico ilegal de personas. De hecho, algunos gobiernos que se hallan extra muros pero en el patio de entrada de Europa parecen estar encantados con su papel de filtro regulador de las masas que huyen.

**

…         3.-Los debates del GEA suelen ser volcánicos (con fuertes y ruidosas erupciones) y éste no fue la excepción. Por ejemplo, apareció la sombra de la descomposición de Roma –con cuya historia se observan inquietantes semejanzas-. Igualmente, los antecedentes de los desplazados en las dos guerras mundiales y los exiliados españoles tras la guerra civil. Sin embargo, en estos últimos casos existía la conciencia de que el retorno de los afectados era inminente y, además, se compartía una unidad religiosa y/o cultural que ahora no se da.

……También salieron los tópicos de la falta de liderazgo europeo y de la relevancia de esta crisis para el futuro de la Unión. En efecto, están en juego algunas piezas clave de la construcción europea, como la libre circulación y la no discriminación entre europeos (bueno, esto más bien venía a través del Brexit, que ha venido a  complicar las cosas en las mismas fechas). Parece intuirse que, a medida que el fenómeno se complique, arribaremos a un clímax en el que habrá que encontrar soluciones comunes. Frente a los cirujanos de hierro y a las ideologías que todo lo solucionan en un santiamén, me encanta esta Europa de los tecnócratas dubitativos y serios…

Collioure

Collioure. Último refugio de don Antonio Machado.

 

 

 

 

 

 

 

 

***

 

 

Acerca de Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada fue publicada en Derecho de la unión europea y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.