Jóvenes leones

1.-Aparecen a menudo en lugares concurridos: dentro de un ferrocarril, en unos grandes almacenes, a la entrada de un cine,…En otras ocasiones, te cruzas con ellos a caballo de algún tema profesional. Alguno te explica que dio un volantazo a su vida y mandó los códigos a freir espárragos (cosa muy saludable, sin duda). Más o menos, todos fueron saliendo adelante con dignidad.

*

.. 2.-Muchos intentaron el asalto a la función pública, incluso cuando ya eran palpables las restricciones presupuestarias en las oposiciones de élite y en el resto de cuerpos. Otros descubrieron qué es una factoría jurídica y el carácter meramente simbólico de la noción de jornada laboral en los grandes despachos. Otros, en fin, siguieron la estela de la gente de su generación (y de otros muchos en nuestra historia) y cruzaron la frontera. Aprovecho para saludar a una pareja de Londres que creo que me está leyendo. Igualmente, es cierto que algunos están batiendo armas en la trinchera universitaria.

**

3.-Hoy quiero centrarme en aquellos que optaron por el ejercicio privado de la abogacía. Desde luego, hay que tener arrestos para afrontar esta nueva actividad desde la soledad y en tiempos que confirmaban la hondura de las dificultades económicas generalizadas. Tenemos ya, no obstante, una escuadra de  diligentes fieras nacidas en la crisis e incluso, diría yo, para la crisis. Esto es, sumergiéndose en la problemática social y trabajándola como auténtica materia prima. A menudo, con fórmulas abiertas que incluyen el asesoramiento jurídico y lo complementan con tareas de gestoría, contabilidad, mediación, seguros, etc.

Así, me encuentro a veces en la calle –cerca de casa- a Francisco Pelayo, que era incombustible en los exámenes orales y que hoy está al frente del prestigioso despacho BFP (Bufete de Francisco Pelayo).  Y pienso también en Ángel Aso, que me enviaba el otro día una  narración  que resume parte de nuestra historia reciente y que realza el viejo prestigio de su profesión. Quizás una sociedad sana es aquella que ayuda a los que caen y que, además, aplaude y admira a los que luchan y triunfan.

 

Oficinas de BFP en Tarrasa (Portal de Sant Roc).

Oficinas de BFP en Tarrasa (Portal de Sant Roc).

 

 

 

 

 

 

 

***

 

 

Acerca de Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada fue publicada en Abogado, Diarios de un profesor disperso, universidad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.