Píos deseos para empezar el año

1.-Había pensado en transcribir aquí el famoso poema de Gil de Biedma cuyo título he utilizado. Sin embargo, cada vez soy más renuente a copiar impunemente la poesía desde cualquier referencia de internet. No obstante, rescataremos algo de su espíritu.

…       El propósito inaugural podría ser, pues, el siguiente:

«La única diferencia entre un sueño y un objetivo es una fecha«.

*

2.-La frase se atribuye a Edmundo Hoffens, pero este mismo autor, con buen humor, recuerda que la misma se imputa a  Platón, a Nerón,a Alejandro el Grande, a Sir Isaac Newton, a Nietzsche, a Kafka, a Richard Strauss, a la Reina Victoria, a Ortega y Gasset, a Frida Khalo y a Diego Rivera (como mínimo).

Pero nos sirve para reflexionar sobre el Derecho. En efecto, una de las características centrales del razonamiento jurídico es su sumisión al tiempo, a un plazo temporal terriblemente concreto. Los filósofos o los historiadores pueden dilatar interminablemente sus meditaciones (es más, deben hacerlo). Pero el debate jurídico se cierra cuando deciden la autoridad judicial o administrativa (u otras). Luego  ya empezará, si acaso, un nuevo combate. Pasado el plazo de la demanda o del recurso o la fecha del juicio oral, los alegatos empiezan ya a oxidarse (aunque pueden recuperarse, como máximo, para un caso similar).

**

…       3.-Decía Antonio Machado que la poesía “es la palabra esencial en el tiempo”. Pues bien, el Derecho sería el razonamiento retórico en el tiempo, con una fecha implacable y dentro de un rito procesal prefijado. Por eso suele estar tan lejos del sueño.

***

 

 

Acerca de Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada fue publicada en Diarios de un profesor disperso, Llenguatge jurídic. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.