Últimos tribunales (tfg)

…      1.-Una ventaja de la generalización de los trabajos finales de licenciatura (ahora llamados “grado”) es la posibilidad de integrarse en los diversos órganos de valoración que se constituyen. En los últimos días he tenido ocasión de participar en tribunales de los trabajos de ciencia y tecnología de la alimentación y de Humanidades.

*

…      2.-Los estudios sobre temas de alimentación tienen ese vocabulario y maneras científicas que siempre impresionan a los que nos dedicamos a temas de leyes (ya que lo nuestro no  es una ciencia). La ventaja de tales trabajos es que se combina el aspecto estrictamente experimental con el análisis de las repercusiones sociales de la industria alimentaria. Aparecen entonces los temas jurídicos.

 

Se planteó una interesante polémica respecto a los denominados “alimentos funcionales” y su regulación. Se trata de comestibles que forman parte de la dieta normal, pero que contienen componentes que favorecen especialmente la salud o reducen el riesgo de enfermedades. Por ejemplo, los huevos o las leches enriquecidas con ácidos grasos omega-3, los yogures mejorados con calcio, los cereales fortificados con fibras y minerales, etc. Todos ellos están regulados por el Reglamento 1924/2006 sobre las declaraciones nutricionales y de salud de los alimentos.

 

     El mencionado Reglamento exige, lógicamente, algunas condiciones para la venta de tales productos. Se distingue al respecto entre:

 

     -Principios: evitación de falsedad, de ambigüedad, de declaraciones engañosas, etc.

 

 …     -Condiciones: efecto nutricional o fisiológicos beneficioso, cantidad significativa del producto, etc.

 

  …    Pues bien, se discutió si estas exigencias frenaban la investigación y desarrollo de tales alimentos. Parece ser que la normativa norteamericana es más flexible respecto a las declaraciones, aunque más exigente en la imposición de las responsabilidades que se pudieran derivar.

 

En el fondo, estamos otra vez ante uno de los problemas capitales del Derecho y, además, plenamente relevante en nuestro tiempo: el papel de la mentira en el mercado.

**

 …     3.-Diferente era el planteamiento en la Facultad de Letras. Discutíamos allí sobre la normativa de propiedad intelectual y la verdad es que salí bastante contento porque, a pesar de que muchos decían que era imposible, empieza a ser perceptible un mayor respeto por este derecho en internet. Serían ejemplo de ello el cierre de algunas webs de música y series cinematográficas muy concurridas y que eran explotadas por veteranos saqueadores, la condena penal firme por la Audiencia Nacional a los responsables de Yukioske, el aumento efectivo en la protección de la fotografía, la aparición de canales musicales de pago (sobre el terreno arrasado de la industria discográfica), la política corporativa de You tube, etc.   Queda mucho por recorrer, pero la legislación española –e internacional- parecen moverse en la buena dirección.

***

 

 

 

 

Acerca de Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada fue publicada en Derecho alimentario, Diarios de un profesor disperso. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.