Curso de postgrado de abogacía. Últimas reflexiones.

 

1.-Y viene a ocurrir que, evidentemente, es la abogacía una profesión de acción. Juegan el estudio y la reflexión un papel fundamental pero, en el día a día, han de convivir con otros saberes.

*

2.-A algunas de esas técnicas aplicadas ya nos referimos. Ahora bien, creo que es útil concluir las notas de este curso con una cita de Baltasar Gracián, en uno de sus más reputados textos.

**

3.-Se trata del Oráculo manual y Arte de Prudencia, un libro publicado en 1647 y que ya se ha convertido en un indiscutible clásico y en un reguero de consejos inmortales. He elegido uno sobre las personas y los libros, deseando aquí llamar la atención sobre la conclusiva frase:

157

      No engañarse en las personas: que es el peor y más fácil engaño. Más vale ser engañado en el precio que en la mercadería. Ni hay cosa que más necesite de mirarse por dentro. Hay diferencia entre el entender las cosas y conocer las personas, y es gran filosofía alcanzar los genios y distinguir los humores de los hombres. Tanto es menester tener estudiado los sujetos como los libros.”

***

 

Acerca de Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada fue publicada en Abogado y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.