Diarios para un confinamiento (IX). Antonio Lorenzo sigue ahí.

Después de la buena acogida del artículo de ayer, he pensado que Antonio Lorenzo también nos ha regalado el mejor domingo posible, dentro de la gravedad:

Cinco buenas noticias de este domingo para vencer al coronavirus.

***

Publicado en Diarios para un confinamiento | Deja un comentario

Diarios para un confinamiento (VIII). Antonio Lorenzo lo ha logrado.

1.-El mundo ha conseguido un progreso espectacular en estos últimos ciento cincuenta años. Son innegables el aumento de la esperanza de vida, el acceso al agua potable, la disminución del hambre y la reducción de la mortalidad infantil. Por supuesto que ha habido desigualdades, pero también es verdad que millones de personas de todos los continentes (por ejemplo, con el avance asiático) se habían ido incorporando a las ventajas del desarrollo económico.

*

2.- Conviene recordar todo lo anterior incluso en este momento tan terrible. De hecho, estamos afrontando la pandemia con unas herramientas que no existían desde luego en la gran gripe de hace un siglo y que no hubiéramos podido imaginar ni siquiera hace veinte años.

**

3.-Es probable que no hayan leído nunca en un periódico las buenas noticias que he bosquejado en el primer párrafo. Algún rotativo intentó alguna vez montar una sección de acontecimientos positivos, aunque con el resultado que ustedes pueden imaginar. Sin embargo, en este momento tan difícil, Antonio Lorenzo, en El economista.es, nos trae cada mañana cinco  informaciones estimulantes sobre el coronavirus. Ahí les dejo los  enlaces de los dos últimos días:

https://www.eleconomista.es/sanidad/noticias/10444745/03/20/Cinco-buenas-noticias-de-este-viernes-en-la-guerra-contra-el-coronavirus.html

https://www.eleconomista.es/sanidad/noticias/10447315/03/20/Cinco-buenas-noticias-de-este-sabado-para-vencer-al-coronavirus.html

         Adelante, Antonio.

***

Publicado en Diarios para un confinamiento | Etiquetado | Deja un comentario

Diarios para un confinamiento (VII). Sentencia del tiempo.

¡Qué lejanos y qué frívolos me parecen ahora los grandes debates que nos absorbían hace sólo un mes!

***

Publicado en Diarios para un confinamiento | Deja un comentario

Diarios para un confinamiento (VI). No sólo normas.

…            1.-Curiosamente, ha coincidido estos días la materia que tenía que explicar en  clase –la actividad limitadora de la Administración Pública- con la declaración de alarma y las normas posteriores. Por tanto, me he enfrascado ya en estos temas, tal como ocurre con muchos de mis compañeros. Las normas nacidas a causa del COVID-19 afectan de manera global al juego de derechos y deberes regulado por el ordenamiento. Se observan diversas perspectivas: la limitación del ejercicio de derechos, la suspensión de plazos y el aplazamiento de obligaciones, las primeras relajaciones en materia de  ayudas públicas y ejecución presupuestaria y un largo etcétera que vamos a tener que ir desgranando en estos días.

*

…      2.-En este contexto, hay que saludar la publicación  del último número de El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho, la revista dirigida por el profesor Muñoz Machado, que ha elaborado un “pdf” que se distribuye estos días gratuitamente por internet. Es un compendio de  artículos de enorme utilidad y posiblemente el primer estudio  urgente y profundo de varios de sus aspectos jurídico-públicos (encaje constitucional, responsabilidad, contratación…). También me ha sido muy provechoso el informe de los profesores ALEGRE ÁVILA y SÁNCHEZ LAMELAS, publicado en la web de la Asociación Española de Profesores de Derecho Administrativo, que plantean que la forma jurídica adecuada hubiera sido la declaración del estado de excepción.

**

…      3.-Pero no quiero aburrirles con estas cosas. Me llama la atención un párrafo de ÁLVAREZ GARCÍA, uno de los grandes especialistas en la regulación de las situaciones de necesidad (las negritas son mías):

…      “La lucha contra las crisis, aprendí a comienzos de los años noventa del pasado siglo, es cosa de todos. Pero las poblaciones necesitan líderes con una extraordinaria fortaleza moral (con  una “auctoritas” indiscutible) que las dirijan, mientras aquéllas se desarrollan, para poder superarlas de la manera menos dolorosa posible, teniendo en cuenta que todas las crisis severas provocan daños –a veces verdaderamente tremendos-.”

…         Tiempo habrá de seguir comentando esta idea.

***

Publicado en Diarios para un confinamiento | Etiquetado | Deja un comentario

Diarios para un confinamiento (V). Concentración.

…   1.-Hace ya muchos años, me llamó la atención una referencia a Jaime Balmes en la obra La vida intelectual, de Sertillanges (La vie intellectuelle, en la edición original). Por cierto, Carlos Barral en sus memorias decía que no le gustaba estaba esta obra, aunque creo que tenía muchas cosas interesantes. Pero vayamos al grano. El autor francés resaltaba el ejemplo de Balmes, que escribía mientras se escuchaba el estruendo de las bombas de Espartero que caían sobre Barcelona.

…       Parece que  la imagen se ha ido haciendo clásica y cabe imaginar al autor de El criterio (obra muy relevante, por cierto) ciñéndose a su trabajo pese a la conciencia del peligro.

*

2.-Nos han tocado misiones importantes estos días: mantener el trabajo mientras se pueda, cuidar de los pequeños y atender a los mayores, preocuparse de algún vecino, organizar el confinamiento. No escribiremos El criterio, pero también hay grandeza en estos gestos.

*

3.-Nuestro reto (bueno, a mí me pasa, no sé ustedes) es mantener la atención en las cosas que hacemos. Al pensamiento le encanta preguntarse por sus preocupaciones, por su fatiga anticipada, por su ansiedad en esta primavera…Ojalá se diga algún día de todos nosotros que intentamos anudarnos a nuestras tareas mientras de lejos se oía el fragor del combate.

***

 

 

Publicado en Diarios para un confinamiento | Deja un comentario

Diarios para un confinamiento (IV). Pedro Ruiz.

…            1.-La gratificación principal de mi tarea de estos años ha sido la de conocer a estudiantes que aún me honran con su amistad. Por ejemplo, uno de mis mejores y más brillantes alumnos, Ismael Gutiérrez, con una carrera profesional espectacular, abogado y hoy director-gerente de la “Fundació Banc de Sang i Teixits de les Illes Balears”. En efecto, está ahora mismo al frente de  una misión fundamental: sostener el depósito de sangre y tejidos para la curación.

  …          Me llamó ayer para confirmar y comentar, con tristeza, el fallecimiento del profesor Pedro Ruiz, un magnífico abogado y un agudo procesalista en la Universidad Autónoma de Barcelona.

*

   …         2.-Pedro Ruiz era, sobre todo, la ironía en acción, el chascarrillo amigable y la visión inesperada, el ángulo en el que no se pensó. Le recuerdo ahora en su despacho de Sabadell donde, en una ocasión, articulaba soluciones para un funcionario en situación kafkiana. Intuía al momento la orientación del juzgador al cual sometía sus asuntos.

**

  …          3.-Coincidimos en que el mejor homenaje que podemos hacerle a Pedro es mantener el ánimo firme, la mirada en positivo. Recordaba Ismael que esa vibración benéfica del carácter, el cuidado a los demás y el autocuidado son también las mejores herramientas para ayudar en este momento a los esforzados servicios sanitarios. No sé si llegaré a las cotas de optimismo de mi amigo  José Luis Moreno, pero espero que, entre todos, sepamos mantener el  coraje y el corazón expansivo.

***

Publicado en Diarios para un confinamiento, In memoriam | 3 comentarios

Diarios para un confinamiento (III). No leo la prensa.

…     1.-Ya he caído en la trampa. He puesto, como hacen algunos, un titular que sirve de anzuelo. Pero es cierto que procuro seguir una dieta informativa. Me limito a consultar de vez en cuando estadísticas serias y procuro dejar entrar las noticias positivas (que también son muchas). Aún así, inevitablemente, me llega a veces el rumoreo de la tiniebla.

…       No se trata de construir una burbuja de irrealidad. Pero lo que está claro es que de nada sirven el amarillismo, el tremendismo, la mala sangre y el bombardeo con las noticias más terribles.

*

…   2.-En las guerras del siglo XX, la radio jugaba un papel fundamental. Por supuesto, unas eran más fiables que otras y a menudo mentían o disimulaban la situación. Pero todo el mundo sabía que eran fundamentales para mantener la moral. Quizá sea esta la difícil responsabilidad de los medios de comunicación en esta hora decisiva: buscar la objetividad y hallar en ella el fundamento de la salvación.

**

   3.-Mañana profundizaremos en la justificación de lo que estoy diciendo. Pero  demos ya alguna pizca de seria esperanza:  tanto la sanidad italiana como la española,  incluso en este momento tan complicado, han logrado hasta ahora que las curaciones superen a las defunciones. No voy a citar el ya legendario hospital en IFEMA, pero sí me voy a despedir recordando que los alumnos de los últimos cursos de medicina y de enfermería de la universidad en la que trabajo se han mostrado dispuestos a reforzar el servicio sanitario cuando sea necesario.

***

Publicado en Diarios para un confinamiento, universidad | Deja un comentario

Una magnífica iniciativa para opositores y gentes de la Administración.

Rafael Jiménez Asensio publica este artículo, de gran interés, para todos los opositores y personas que están en la galaxia de la Administración Pública.

Aquí tenéis el enlace:

Ejercicios y (algunos) materiales para ayudar a la preparación de pruebas de acceso empleo público.

***

Publicado en Función publica | Deja un comentario

Diarios para un confinamiento (II). En un palmo de terreno.

         1.-Hace ya cinco años, escribía en este cuaderno una reflexión bajo el título “¿Qué es la clase? Un secreto”. Allí planteaba lo fácil que sería organizar la enseñanza universitaria a distancia y el papel que, en su caso, podría tener la clase presencial. Léanlo, no les defraudará.

*

…       2.-¿Quién podría intuir en aquel momento que, unos años después, de forma abrupta, el teletrabajo se impondría sin escapatoria? Son muchos los sectores que, en pocos días, han dado ya pasos de gigante. Dejando aparte por un segundo el terrible momento que estamos viviendo, lo cierto es que  algunas personas descubrirán nuevas formas, más gozosas y productivas, de enfrentarse con su oficio.

**

…       3.-Hablábamos ayer de la legión de héroes que está ahora mismo en nuestras calles. Pero también hay muchos luchadores dentro de cada hogar. El futuro feliz del teletrabajo ha aterrizado en habitaciones reducidas, donde la obligación laboral convive con el necesario cuidado de los menores, de los ancianos e incluso de los enfermos. Muchos vecinos construyen cada día en unos pocos metros el delicado rompecabezas del trabajo (que hoy es un bien valioso), de la educación de sus propios hijos y del  apoyo a sus mayores (a veces es una vecina impedida, a la que se lleva la compra). Hay soldados y enfermeros dentro las casas.

***

Publicado en Docencia. | Deja un comentario

Diarios para un confinamiento (I). Enseñanzas iniciales.

  …              Lo primero que he aprendido de esta situación es la evidencia de que son muchísimas las personas que trabajan por todos y cada uno de nosotros. Podríamos empezar por la dependienta del supermercado, la cajera del “Pryca” en los penosos chistes clasistas. No exagero en absoluto si digo que nuestra supervivencia de cada día depende de ella.

…         Pienso en el médico, por supuesto, y en todo el personal sanitario. Un ejército inmenso de enfermeros, doctoras, suministradores de alimentos, encargados de mantenimiento, administrativos que ordenan las facturas de todas las vendas y preparados esperanzadores que habrá que tramitar en estos días. Veo al guardia urbano convertido en un ángel de la salud en el barrio, recordando a la gente que debe seguir en casa.  Me acuerdo de la policía, por esas carreteras de Dios. Veo al repartidor, con una máscara que vete a saber de dónde salió, dejando en los pisos algún paquete deseado y certificando que el sistema todavía funciona.

…         Imagino al humilde funcionario que acelerará con su viejo saber un procedimiento que nos traerá más cuidados, más ayuda, más seguridad. Me viene a la cabeza aquel que se metió a concejal por no quedar mal con los amigos y hoy tiene  en sus manos una pequeña llave para tu bienestar. Desde mi ventana se atisba una legión de héroes: el conductor del autobús, el ferroviario, el basurero…Si fallan, no tenemos salvación.

…         Cuando enciendo el interruptor – o este ordenador- sé que está detrás el esfuerzo del operario y del oficinista de la compañía eléctrica. Y qué bien sabe el agua impulsada por algún ser humano en la fría sala de máquinas de la suministradora. Pienso también en nuestras fuerzas armadas, claro, que ya han salido del cuartel.

…         En fin, una multitud de seres a los que querría abrazar y que no aparecen nunca en los curriculum vitae, en las cavilaciones de aquel ego que un día pensó seriamente en que era posible controlar el flujo misterioso de esta vida.

***

 

 

Publicado en Cuarentena | Etiquetado , | Deja un comentario