Sigo de vacaciones, pero atento.

Si Francia -y muchas cosas más- también va a ser atacada, ahí estamos (incluso en vacaciones).

https://www.valeursactuelles.com/petition-2020

***

Publicado en Historia del Derecho | Deja un comentario

Felices vacaciones.

Estimados lectores: este cuaderno no estará operativo hasta el 16 de agosto. Espero encontrarles a la vuelta y les dejo con una divertida noticia, de perfil claramente jurídico y que podría  calmar a ciertos paranoicos, muy preocupados por la obligatoriedad de la mascarilla (un humilde trozo de tela que salvará la vida de algunos y servirá para otros como recordatorio,  como «Detente bala» del siglo XXI).

al aire libre, cabello, cabellos

Fuente: Maksim goncharenok.

***

Publicado en Humor | Deja un comentario

Lo permanente, lo constante.

La epidemia ha añadido sólo una levísima aceleración de la presencia de la muerte, que es el hecho permanente de nuestras vidas. Lo normal es ver morir, como nos enseñó este magnífico poema de Juan Luis Panero (de la gran dinastía de los Panero, en efecto, pero no me lo confundan y lean sus “Poesías completas» en  Tusquets Editores). Hace ya algún tiempo, me atreví a pasarlo al catalán, por ver cómo sonaba. A Marcel Rieramaître à écrire– no le pareció mal. Lo transcribo hoy, con la entradilla que redacté en el 2015 y con la esperanza de verles a ustedes por aquí dentro de unos días.

 

..         Juan Luis Panero és un poeta excepcional i torno molt sovint a la seva Poesía completa (1968-1996), editada per Tusquets l’any 1997 (de fet, utilitzo la segona edició, del 2000). A la pàgina 228 es pot llegir “Y de pronto anochece”, un poema amb un ritme precís i implacable.  Amb alguna petita variació, he respectat els mots del poema i he escrit la versió en català des de l’admiració fidel per J.L. Panero.

   “I de sobte es fa fosc”

 

…………………….Ed é subito serà.

………………………..Salvatore Quasimodo.

Viure és veure morir,

embafadora, tossuda olor de mort,

mentre repeteixes, inútilment, unes paraules,

clofolles seques, cristall trencat.

Veure morir els altres, aquells,

ben pocs, que de veritat estimares,

enfonsats, desfets, com el final d’aquesta cigarreta,

rostres i gestos, imatges cremades, arrugat paper.

I veure’t morir tu també,

removent fredes cendres, esborrats perfils,

deformes somnis, tèrbola memòria.

Viure és veure morir i és fràgil la matèria

i tot se sabia i no hi havia engany,

però la carn i la sang, torrent misteriós,

volen perseverar, afirmar l’impossible.

Copa buida, tremolenc pols, cendrer brut,

en la llum nuvolosa del capvespre.

Viure és veure morir, res no s’aprèn,

tot és un despiadat sentiment,

anys, paraules, pells, esquinçada tendresa,

calor glaçada de la mort.

Viure és veure morir, res ens protegeix,

res tingué el seu ahir, res el seu demà,

i de sobte es fa fosc.

                  Versió de J.Amenós del poema de J.L. Panero “Y de pronto anochece”.

 

***

 

 

Publicado en General | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Distancia y Derecho Administrativo: crónica de un congreso en la lejanía (Fernando López Ramón).

Reproducimos hoy la crónica que ha escrito el profesor Fernando López Ramón, presidente de la Asociación Española de Profesores de Derecho Administrativosobre el recientemente celebrado XXIII Congreso Ítalo-Español de Profesores de Derecho Administrativo.  Probablemente, ha sido el primero de los congresos «fuertes» de la especialidad que se ha celebrado a distancia. Más optimismo muestra el XIV Coloquio Luso-Español de profesores de Derecho Administrativo, que programa un congreso presencial, como los de antes, en Oporto los días 30 y 31 de octubre.

LAS DISTANCIAS EN EL DERECHO ADMINISTRATIVO DE LA EMERGENCIA POR EL CORONAVIRUS

acero, al aire libre, binocular

(Fuente: Pixabay).

   1) En mayo de 2020 estaba prevista la celebración del XXIII Congreso Ítalo-Español de Profesores de Derecho Administrativo en la Universidad de Santiago de Compostela. Esta vez, había de desarrollarse en el recuerdo del prof. Luciano Vandelli que, con unánime beneplácito de los administrativistas de ambos países, vienen sosteniendo los profesores Fabio Roversi-Monaco desde la presidencia de la sección italiana y Tomás Font desde la española.

   El programa estaba ya cerrado gracias a la eficaz coordinación local del prof. Luis Míguez. Las ponencias se habían asignado con suficiente antelación en torno al patrimonio cultural, la despoblación rural y la sociedad digital. Como es bien sabido, la pandemia del coronavirus imposibilitó seguir adelante. La cita quedó aplazada, que no cancelada, pensando en que pueda desarrollarse en 2021.

   Mientras tanto, los organizadores no se han resignado a prescindir de todo contacto académico entre las dos naciones. Bajo el impulso de los colegas citados, se diseñó un seminario a distancia dedicado justamente a las distancias que provoca la emergencia sanitaria. Colaboraron a tal fin activamente los profesores Giuseppe Piperata (secretario de la sección italiana), Giuseppe Caia (SPISA) y Juan Gutiérrez Alonso (Colegio de España).

   El seminario pudo realizarse el 17 de julio de 2020. Participamos cerca de un centenar de colegas de ambos países, si bien ha de reconocerse que la presencia italiana superó ampliamente a la española. Fue una actividad útil por la diversidad y riqueza de las informaciones transmitidas y los criterios expuestos.

   Contó con una intervención preliminar extra ordinem del acreditado internacionalista prof. Paolo Mengozzi (emérito de la Università di Bologna), quien disertó sobre el enfrentamiento entre el TC alemán y el TJUE a raíz del programa de compra de deuda pública por parte del BCE durante la pasada crisis económica. La cuestión era sin duda oportuna, ya que afecta a las medidas económicas que puedan adoptarse al objeto de superar la presente crisis sanitaria.

***

   2) La pandemia del coronavirus nos cogió desprevenidos a todos. La lejanía de China invitaba a despreocuparse olvidando que las distancias, actualmente, se miden en el tiempo que cuesta recorrerlas. La globalización de la economía y la sociedad hizo posible el rápido traslado aéreo de los contagios desde Asia a Europa y otros lugares.

   En esa situación, ni las autoridades ni los expertos ni mucho menos los ciudadanos estaban preparados para reaccionar adecuadamente. Los sistemas sanitarios universales propios de la Europa del bienestar se han tambaleado. Ha habido que improvisar soluciones no sólo en el dominio profesional de la medicina, sino también en la organización hospitalaria y en el mismo régimen constitucional de nuestros derechos y libertades.

   En el ámbito de nuestra especialidad, tenemos el deber de colaborar en el diseño de los instrumentos jurídicos que proporcionen los poderes necesarios para reaccionar ante las emergencias sanitarias dentro de las garantías democráticas. Hay que generar esquemas sencillos, claros, seguros, evitando esa dispersión de opiniones que ha caracterizado la intervención de los juristas en la crisis.

   Recuérdese, todo estaba sujeto a debate: si bastaba o no el estado de alarma, si la autorización judicial podía versar sobre medidas generales, si el confinamiento parcial era competencia autonómica, si los alcaldes disponían de poderes efectivos, si el cuadro jurídico debía instrumentarse desde los estados excepcionales o mejor desde la legislación sanitaria o desde la protección civil. En definitiva, el conjunto de problemas detectado justifica ampliamente la reunión virtual.

***

   3) El primer conjunto de ponencias de nuestro evento se dedicó a las distancias sanitarias, que constituyen una manifestación de las típicas medidas prohibitivas de la policía administrativa. Así, en muy variados ámbitos han venido estableciéndose normativamente separaciones entre los pozos de agua, de las actividades clasificadas con respecto al núcleo residencial, entre las farmacias o para la apertura de bares en zonas saturadas. Ahora bien, mientras esas previsiones se refieren a actividades económicas, lo característico de las distancias sanitarias es que inciden también en las relaciones interpersonales, lo que determina una particular problemática bajo el ángulo de las libertades ciudadanas.

   El prof. César Cierco (Universidad de Lleida) proporcionó una interesante sistematización de los distanciamientos sanitarios, distinguiendo entre: a) los confinamientos, que afectan a todas las personas de un determinado ámbito; b) las cuarentenas, que individualizan las medidas de aislamiento en personas infectadas o sospechosas de estarlo; y c) las distancias sociales, que implican la observancia de determinadas medidas de higiene. El interés de la clasificación reside en facilitar la graduación de la intensidad de los mecanismos de garantía aplicables, que debiera ser objeto de un régimen jurídico específico.

   Justamente el prof. Fabio Cintioli (Università degli Studi Internazionali di Roma) se ocupó de las tensiones que se advierten entre los polos de autoridad y libertad en la práctica del distanciamiento social y sanitario. Destacó en ese sentido el reducido papel asumido por el parlamento en la crisis del coronavirus. Entre otros problemas, planteó la cuestión del posible carácter ablatorio de algunas medidas, requeridas de la correspondiente indemnización,.

****

   4) La perspectiva asumida en las restantes ponencias del seminario no era ya la de la policía administrativa imponiendo distancias y otras medidas a observar en las relaciones interpersonales, sino la que se impone en la prestación de los servicios públicos o si se prefiere, las distancias relacionales o funcionales. Es decir, se trata de la organización de las actividades administrativas conforme a las exigencias y precauciones derivadas de la crisis sanitaria.

   Es la distancia de las administraciones respecto a los administrados: cómo debe plantearse, de nuevo, en atención a los derechos de los destinatarios. Y esa perspectiva suscita importantes problemas, por ejemplo, de marginación de los ciudadanos no preparados, víctimas de la llamada brecha digital, o de intrusismo por parte de las administraciones, de las empresas y por supuesto de los nuevos bandidos, los hackers.

   En el seminario se examinó la incidencia de la emergencia en las tareas universitarias, defendiéndose interesantes ponencias por los profesores Luis Míguez (Universidad de Santiago de Compostela), Leonardo Ferrara (Università di Firenze) y Eugenio Bruti Liberati (Università del Piemonte Orientale). Los retos, las dificultades y las limitaciones de la docencia a distancia fueron objeto de atención dentro de una común preferencia de los intervinientes por la enseñanza presencial. También se expuso el régimen del trabajo a distancia en el empleo público por la profesora Sonia Rodríguez-Campos (Universidad de Vigo).

   Son cuestiones importantes sobre las que convendría reflexionar con alguna tranquilidad, quizá incluso en el marco de una convocatoria específica sobre las cuestiones implicadas en lo que constituye nuestra dedicación profesional. A veces, puede tenerse la sensación de que algunas posiciones están teñidas por la nostalgia de un mundo académico idealizado. Las clases abarrotadas del pasado quizá eran consecuencia de los limitados medios docentes disponibles, más que manifestación de las ansias de aprendizaje de la juventud inquieta. El fenómeno del aula vacía nos debe hacer pensar, contando con la colaboración de quienes han optado decididamente por los métodos de la enseñanza virtual y también de los usuarios del servicio.

    La perspectiva de las distancias funcionales, relacionales o serviciales se aplicó asimismo a la justicia administrativa. Los profesores Joaquín Tornos (Universidad de Barcelona) y Carlo Emanuelle Gallo (Università di Torino) proporcionaron útiles informaciones e interesantes reflexiones sobre la incidencia de la crisis sanitaria en la misma organización de los despachos profesionales, en la práctica de las vistas o en las deliberaciones de los magistrados, entre otras cuestiones.

   El seminario concluyó con las relaciones de síntesis de los profesores Maria Alessandra Sandulli (Università di Roma Tre) y Fernando López Ramón (Universidad de Zaragoza).

FLR

*****

 

Publicado en Aepda., Coronavirus, COVID-19 | Etiquetado | Deja un comentario

Se nace mujer

       1.-Uno de los temas más discutidos en el programa del feminismo dominante es la imposición o recomendación de cuotas de ambos sexos en órganos políticos, de decisión económica o simplemente en censos de profesionales. Ya habíamos comentado, no obstante, que ese punto iba a ser de los primeros en caer ante el empuje de las últimas oleadas del movimiento, que ya van por otros derroteros.

*

       2.-En esta contexto, es refrescante repasar otras visiones que – aunque preocupadas por la igualdad- no tenían demasiada prisa en asumir roles masculinos tradicionales y ya desgastados. Se trata de argumentos que, en otro marco, recuerdan la obra de Warner y de algunos activistas del movimiento gay, que consideraban absurdo que una corriente tan rompedora como ésta se entretuviera en acceder al matrimonio, justamente una institución caduca ( y represiva, según su formulación).

**

       3.-Como estamos en el apartado de “Imágenes del Derecho”, traemos hoy una canción  alegre e irónica escrita por Maria Aurèlia Campmany –una de las cimas del pensamiento feminista en Cataluña-  e interpretada por Marina Rossell. Con toda la frescura y la alegría de las mujeres, antes de que el académico o el burócrata les construyan el género.

    Canción: Sóc una dona.

   Letra (Maria Aurèlia Campmany):

Sóc una dona, ja ho veus, una dona.
Sóc una dona i no hi vull fer res.
Sóc una dona, res més que una dona:
no seré mai un carrabiner.

Sóc una dona, ben ferma i rodona.
Sóc una dona, ja ho deus haver clissat.
Sóc una dona i això és cosa bona:
no seré mai un barbut magistrat.

Sóc una dona amb dos pits i una poma.
Sóc una dona amb l’hormona que cal.
Sóc una dona i això ja no és broma:
no seré mai capità general

Sóc una dona i n’estic ben contenta.
Sóc una dona i no hi trobo entrebanc.
Sóc una dona i això ja m’orienta:
no seré mai director d’un banc.

Sóc una dona i amb bona harmonia,
sóc la mestressa del meu propi cos.
No seré bisbe ni tampoc policia,
cosa que em posa de molt bon humor.(1).

Maria Aurèlia Campmany y Montserrat Roig, en un acto en defensa de la libertad de expresión en la Universidad de Barcelona (1981). Foto: Robert Ramos.

(1) Traducción al castellano:

Soy una mujer, ya ves, una mujer.
Soy una mujer y no voy a tocarlo.
Soy una mujer, nada más que una mujer:
no seré nunca un carabinero.

Soy una mujer, bien firme y redonda.
Soy una mujer, ya lo habrás calado.
Soy una mujer y eso es cosa buena:
no seré nunca un barbudo magistrado.

Soy una mujer con dos pechos y una manzana.
Soy una mujer, con la hormona justa.
Soy una mujer, y esto ya no es broma:
no seré nunca capitán general

Soy una mujer y estoy bien contenta.
Soy una mujer y no le veo pegas.
Soy una mujer, y eso ya me orienta:
no seré nunca director de un banco.

Soy una mujer y con buena armonía,
soy la dueña de mi propio cuerpo.
No seré obispo ni tampoco policía,
cosa que me pone de muy buen humor.

***

Publicado en Feminismo | Deja un comentario

23 años ya.

Esto quiere decir que mis alumnos ya no vivieron lo que nos tocó a nosotros: notar el peso de un  asesinato paso a paso, con la muerte cabalgando en cada segundo. Sería instructivo que lo supiera esta generación del what’s up y del tiempo real. Quizá sus padres les hayan explicado algo. En la escuela confío poco. Supongo que vendrán correctamente adoctrinados.

***

Publicado en Diarios de un profesor disperso | Deja un comentario

Con la esperanza de que los debates, fórums y sesiones múltiples sirvan para algo.

       1.- Ocurre a veces que te invitan a moderar un debate o un fórum, confiando en que algo sabrás del tema y no te molesta hablar en público (o, incluso, no callas ni bajo el agua). Es una tarea a la cual no le damos la importancia que realmente tiene. Sin embargo, si reflexionamos un poco y recordamos las sesiones que hemos sufrido en nuestra vida, convendremos en que el éxito comunicativo del acto depende en gran medida del árbitro que han puesto, del repartidor de juego.

*

       2.-La cosa se complica con las amenidades que nos ha traído el virus. En concreto, el uso de plataformas informáticas y la combinación de exposiciones en más de una lengua (con el inglés ya chuleando como lingua franca). En esas situaciones, el moderador es a menudo el único salvavidas para evitar los abundantes casos que ya registra la OMS de muerte por aburrimiento en el curso de un webinar.

**

       3.-Encontré hace unos días un magnífico y sintético cursillo para dirigir un encuentro con precisión y eficacia. La verdad es que quedé entusiasmado con las explicaciones e incluso podríamos decir que estamos ante una nueva profesión (cosa importante, tal como está el patio). La autora es Kristin Arnold. Ha publicado en you tube este breve pero intenso programa con las siguientes lecciones:

How to Moderate a Panel Discussion: Definition of a Panel (Video #1, 4mins)

How to Moderate a Panel Discussion: Moderator’s Role (Video #2, 6 1/2mins)

How to Moderate a Panel Discussion: Clarify the Starting Conditions (Video #3, 7mins)

How to Moderate a Panel Discussion: Selecting Great Panelists (Video #4, 5mins)

How to Moderate a Panel Discussion: Preparing for the Panel (Video #5, 12mins)

How to Moderate a Panel Discussion: Moderating the Panel (Video #6, 16mins)

How to Moderate a Panel Discussion: Following Up (Video #7, 8mins)

   Me ha parecido una información útil y espero que sea provechosa (a mí me está sirviendo). Por otra parte, la misma autora ha publicado abundantes materiales y consejos sobre estas materias (por ejemplo, éste: ***). Suerte en su próxima sesión.

acción, adulto, árbitro(Fuente: Pixabay)

***

 

 

Publicado en Docencia universitaria, Docencia. | Etiquetado | Deja un comentario

Una nota para linkedin.

       “Hoy pienso que me habría encantado ser como Wallace Stevens, abogado y poeta. Me parece que, por norma general, siempre nos gusta ser aquello que no somos. Me habría encantado, como hizo Stevens en 1922, poder escribirle estas líneas al director de una revista literaria: “Haga el favor de no pedirme que le envíe datos biográficos. Soy abogado y vivo en Hartford. Estos hechos no son divertidos ni reveladores””.

       Enrique Vila-Matas: Mac y su contratiempo.

Donde Wallace Stevens encontraba su inspiración [Anécdota]

(Wallace Stevens. Fuente: Time & Life Pictures).

***

Publicado en Diarios de un profesor disperso | Etiquetado , | Deja un comentario

Mirando la vida (y manejando un debate).

       Tengo el placer de moderar mañana una charla en el marco de las jornadas sobre animales y pandemia a las que me he referido en los dos artículos anteriores.

       El planteamiento es totalmente multidisciplinar, con una periodista como ponente y dos biólogas y dos juristas en el fórum. La organización corresponde al ICALP y ha contado con el apoyo y soporte del Consejo de Colegios de Veterinarios de Cataluña y el Instituto de Ciencias Políticas y Sociales.

1 de Julio, 17h:

17,00, SESIÓN ESPECIAL

  • Kristin Suleng. Periodista Ambiental

    La vida en el centro de todo: el reto de la construcción mediática ecocéntrica para la divulgación del Bienestar Animal en tiempos de crisis sanitaria. Experiencias locales

DIÁLOGO CON LOS  PONENTES

  • Dra. Maria Filippa Castanheira. Fish Ethology and Welfare group. CCMAR.

  • Dra. Ana Roque IRTA.

  • Dr. Alexander Bruce. Australian National University.

  • Dra. Silvia Zanini. ICALP, Università di Ca Foscari. Alumni del Máster en Derecho Animal y Sociedad.

Moderado por: Dr. Joan Amenós. Secretario del ICALP.

alpaca, animal, animal domestico

(Foto: Alex Azabache).

***

 

Publicado en Derecho ambiental. | Deja un comentario

«Coronavirus y animales. La relación humano-animal en la sociedad de la pandemia» (y II). “Cuando salimos, seguían ahí: los espacios naturales y las zonas verdes el día después».

[Se incluye aquí el guión de la conferencia ““Cuando salimos, seguían ahí: los espacios naturales y las zonas verdes tras la pandemia”, dentro del ciclo indicado en el encabezamiento; acompaño al final una bibliografía selecta sobre el régimen jurídico de los espacios naturales].

abandonado, barandilla, bosque

(Fuente: Snapwire.Pexels).

                1.-Es un honor para mí haber sido invitado a estas charlas del ICALP sobre la relación entre el ser humano y los animales tras la pandemia. Participo aquí con una humildad duplicada. En primer lugar, por la conciencia de que me hallo entre expertos de diversas disciplinas y países. Y, en segundo lugar, porque  mi visión será forzosamente sesgada, desde jun pequeño punto de eso que aún llamamos Occidente.

       Mis reflexiones arrancan justamente en aquella mañana esplendorosa de primavera en la que se permitió a los ciudadanos volver a la calle y a los parques. Ha sido una estación maravillosa en España, algo fría incluso, y con una lluvia abundante. No sé si me excedo, pero creo que fuimos muchos los que nos dimos cuenta de que cualquier andurrial con cuatro matorrales o aquellos bosques que se veían a lo lejos cubrían no sólo funciones ambientales sino también funciones psicológicas, una pacificación elemental. La ciudad necesita fragmentos de beatus ille.

*

       2.-Dividiré esta charla en dos partes. En la primera expondré tres consideraciones generales inmediatas tras la pandemia y, en la segunda, tres meditaciones sobre la relación entre el Derecho y los espacios naturales.

       La primera idea  que deseo subrayar es la imprevisibilidad. La enfermedad nos mostró agriamente los límites de nuestra prospectiva. Una anécdota: el Foro Económico de Davos se desarrolló entre los días 21 y 24 de enero del 2020 y no dedicó ni una sesión al tema que, sólo un mes después, iba a alterar radicalmente todo lo que se había hablado. De hecho, como ya viene siendo habitual, Davos mostraba al mundo que las grandes corporaciones acogen en su seno al pensamiento políticamente correcto, con el arrebato frívolo de tener como estrella invitada a Greta Thurnberg.

       Esto último nos conecta con la segunda reflexión básica que deseo formular y que consiste en la reivindicación del método científico. Por supuesto que la ciencia no es el único camino para acercarse a un problema y que sabemos muy bien que muchos investigadores se encharcan en intereses económicos o se bloquean por prejuicios ideológicos. Ya apuntaba el filósofo español Ortega y Gasset que es conveniente que el científico sea un tipo asocial y obsesionado con sus descubrimientos. No es una vedette y sólo así le podremos apartar de los cantos de sirena que le asedian.  Y sólo así, además, será implacable contra las vaguedades apriorísticas, contra el conjuro mágico y contra los gerifaltes que señalan dogmas que no pueden negarse.

       Mi tercera y última valoración general postula un refuerzo del antropocentrismo. No voy a entrar en el dilema de si el hombre es Naturaleza o si es diferente de la Naturaleza. Tiene ya miles de años este combate entre monismo y dualismo. Baste decir que la Naturaleza nos alimenta y nos destruye a la vez, nos refuerza y nos hace frágiles.

       Precisamente, para no ser perros de paja en sus manos, nuestro cerebro –que también es natural, claro- propone un programa de conocimiento –la Ciencia- y también un proyecto de control y de humanísima compasión. En este proyecto entra el Derecho y, en concreto, un importante conjunto normativo destinado a la salvaguardia y protección de los espacios naturales.

**

       3.-Desde el punto de vista jurídico, lo primero que hay que resaltar en nuestra relación con las grandes áreas  silvestres es una sensación de éxito. Un éxito, en primer lugar, imprevisto, porque la FAO y muchas otros organismos nos avisan de que el suelo boscoso ha crecido espectacularmente en los últimos años en los países occidentales (y también en otras regiones). El abandono de la agricultura y su mayor productividad por hectárea de terreno serían la causa principal. Habría que añadir, también, la política de reforestación (que China practica a lo grande) y la protección legal.

Por ejemplo, en España las zonas bajo alguna fórmula específica de custodia superan el 30% del territorio (y rebasaríamos la mitad si computásemos el mero suelo rural o no urbanizable de la legislación urbanística). La Red Natura 2000 impulsada por la Unión europea va avanzando (a trancas y barrancas, pero con éxitos constatables) y nos muestra dos ideas claras: relevancia de la motivación científica de las decisiones y cierta tendencia a la centralización en el momento de delimitar las superficies bajo conservación. Creo que esto último va a ser cada vez más inevitable, porque ya es posible una base de datos unificada y fiable sobre el territorio y porque nuestros primos –las aves migratorias, los lobos o los osos- no saben de fronteras.

       La segunda idea jurídica que deseo comentar es la cuestión del control. Como hemos dicho, la decisión política se va apuntalando en la pericia científica y ello, en principio, es muy positivo. Pero genera a veces excesos, como la práctica imposibilidad de desclasificar un conjunto ya protegido. Por eso y por otras razones necesitamos vigilar las resoluciones que se tomen imponiendo un triple cedazo de transparencia, audiencia a los afectados e intervención de los tribunales (a menudo, sobre el juez va a recaer la delicada operación de olfatear entre las diversas pericias aportadas, lo cual plantea al Derecho un reto de enormes dimensiones, como ya hace tiempo nos explicó el profesor ESTEVE PARDO).  Una manifestación de esta necesidad de mantener la   tradición del Estado de Derecho se observa, por ejemplo, en la polémica sobre las leyes singulares de declaración de espacios protegidos y su dificultosa o imposible impugnación judicial.

       Por último, una consideración jurídica lúgubre y elemental: la defensa de los grandes espacios naturales no es gratuita. El bloqueo del desarrollo económico que suele originar su solemne declaración legal no siempre casa con los derechos e intereses de los ya asentados en el terruño, aunque es cierto que se han establecido algunas soluciones a partir de la no indemnizabilidad de la limitación impuesta: beneficios fiscales, subvenciones a los propietarios y empresarios, fomento de modelos de desarrollo acordes con los valores custodiados, etc.

       Haré al respecto un poco de futurología imprecisa para acabar. Partamos de ese teletrabajo que tanto avanzó en estos días (habrá un reflujo, ciertamente, pero su expansión es evidente). Los espacios naturales que vamos protegiendo se enmarcan ya en un conjunto de medidas más globales que la Unión Europea ha denominado Green Infraestructure (y que abarca desde la calidad del aire y el agua hasta la polinización segura). Puede ser muy atractivo vivir en esas zonas, conectado con el mundo a través del wi-fi y rodeado por unos cuantos vecinos que salen por las tardes a pasear por la foresta.

       Ahora bien, esa impresionante “infraestructura verde” a pleno rendimiento no es una bendición del cielo (aunque también lo sea), sino que nace del esfuerzo jurídico y económico de la comunidad política. En cierto modo, nuestro imaginario y gozoso habitante de esas zonas disfruta en el entorno de su propiedad de una auténtica plusvalía, ya que juega a en su favor el aparato institucional de  salvaguardia de los espacios naturales ¿Bastará su compensación por la vía tributaria ordinaria o llegará el día en que deberá retribuir a la sociedad por la ventaja proteccionista que se le ha entregado, del mismo modo que el promotor de hoy ha de pagar por las posibilidades urbanizatorias que se le entregan? Resonará otra vez la respuesta que Ulpiano no supo desvelar al decirnos que el Derecho consiste, entre otras cosas, en dar a cada uno lo suyo, suum quique tribuere.

***

BREVE BIBLIOGRAFÍA ESPAÑOLA SOBRE RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS ESPACIOS NATURALES.

CRUZ-ALLI TURRILLAS, J.: La protección de la biodiversidad. Estudio jurídico para la salvaguarda de las especies naturales y sus ecosistemas, Dykinson, S.L., 2016. [Un trabajo fundamental para el examen de la noción de biodiversidad y sus diversas implicaciones en Derecho público: Derecho ambiental, espacios naturales protegidos y especies naturales, con una reflexión final sobre la salvaguardia de los ecosistemas polares.].

ESTEVE PARDO, J.: Técnica, riesgo y Derecho, Ariel.1999 [Un libro imprescindible para entender los retos y dilemas que ha supuesto el avance científico y tecnológico  en el funcionamiento del Derecho público].

LÓPEZ RAMÓN, F.: Conservar el patrimonio natural, Reus Editorial, 2019. [Un libro reciente que recoge sistemáticamente el conjunto de estudios que ha dedicado al tema nuestro primer especialista].

LORA-TAMAYO VALLVÉ, M.: The europeanisation of Planning Law. The European –Land use silent revolution, Aranzadi, 2017. [Un texto decisivo para entender qué ha significado el Derecho europeo para nuestro Derecho urbanístico, incluyendo –por supuesto- la Red Natura 2000 y la noción de Green Infraestructure].

PAREJA LOZANO, C.: Régimen del suelo no urbanizable, Marcial Pons, 1990. [Un libro ya clásico y fundamental para desbrozar la relación entre el Derecho urbanístico y la legislación específica de protección].

arboles, bosque, ferrocarril

(Fuente: Johannes Rapprich, Pexels).

***

 

 

Publicado en Espacios naturales, Especies naturales | Deja un comentario