S√°bados exclusivos. Mejor el juglar que el charlat√°n

Detalle del Tapiz de Bayeux, del siglo XI
(Fuente: aquí. Detalle del tapiz de Bayeux, del siglo XI).

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† En buena hora escritas, estas sabatinas letras, visitaron de Catalu√Īa el condado y en tierras del Rey Jaime a√ļn acosaron de Valencia el Reyno y a sus maestros de obras liosos. Los destrozos contemplaron y grandes calamidades. En tierras riojanas, un vaso de bon vino del mism√≠simo Gonzalo de Berceo recibieron.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† A√ļn tuvieron tiempo de defender a los vagos y con la estudiantina gozaron gran camarader√≠a. En buena lid, al monstruo vallesano derrotaron. Contra el hampa lucharon, defendiendo a padres e hijos de marrulleros parlanchines. Las funestas ¬†leyes tomaron a chacota. Y fizieron un d√≠a inventario de todos los males.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† En versos castellanos y lemosinos buscaron la belleza del desdoblamiento, duplicadas pe√Īas en el mar hirviente de la lengua viva. Y en ese camino, mientras se despiden hasta el 29 de agosto y esperan acuarteladas el momento de futuras gestas, honran el Cantar del Mio Cid, que en¬† el destierro del Campeador escrita dej√≥ una feliz figura ‚Äďviene su fuerza de su singularidad no reiterada- y cuya belleza jam√°s gozar√°n los ‚Äúinclusivistas‚ÄĚ malandrines:

            “Mio Çid Roy Díaz por Burgos entróve,

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† En sue compa√Īa sessaenta pendones;

            exien lo ver mugieres e varones,

            burgeses e burgesas por las finiestras sone,

            plorando de los ojos, tanto avien el dolore.

            De las sus bocas todos dizían una razóne:

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† ‚ÄúDios, qu√© buen vassallo, si oviesse buen se√Īore!‚ÄĚ‚ÄĚ

***

Artículos relacionados:

S√°bados exclusivos; Dissabtes exclusius.

 

 

 

Publicado en Lenguaje jurídico | Etiquetado , , | Deja un comentario

About traveling

¬† ¬†Our master Vila-Matas wrote this article during the Covid-19 pandemic. The text agrees with some of his novelistic obsessions, related to small territories. I still remember the Coyote’s territory (which was barely a neighborhood or a few blocks). You can read an absolutely valid recommendation in this summer of carpe diem and joyful tourist rebirth. Let’s go far, yes, but let’s start drawing that map suggested by Vila-Matas.

An injection of Humility, Enrique Vila-Matas.

***

Publicado en Derecho ambiental. | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Laberíntica guerra

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† 1.-Complejidad: he ah√≠ el vocablo. Nada que ver con el volantazo unidireccional con el que nos amenaza la nueva legislaci√≥n sobre la memoria. Antes de seguir: ya hemos aceptado absurdamente que los gobiernos y los parlamentos decidan sobre la historia, la reformen, la deroguen‚ĶSigamos. Hablo de volantazo porque la complejidad que reivindica el art√≠culo de Pablo de Lora que hoy transcribimos ya habitaba entre nosotros. Viv√≠a, por ejemplo, en las reflexiones de los historiadores, que iban desentra√Īando (con sus filias y fobias, porque no son √°ngeles) los misterios de aquellos d√≠as. V√©ase esta magn√≠fica conferencia de Mart√≠nez Fiol. En ella, se comenta una idea interesante: no hab√≠a dos Espa√Īas en aquel momento, sino muchas. Casa mejor con la frase castiza: cada uno era de su padre y de su madre. Y, con la variaci√≥n y el abanico, la pasarela. Por ejemplo, la visi√≥n corporativista que un√≠a a cenetistas y falangistas, las frases en favor de la Rep√ļblica que lanzan algunos militares al inicio del levantamiento (de hecho, el 5 de junio Mola prepara un documento seg√ļn el cual el futuro directorio militar se compromet√≠a a mantener el r√©gimen republicano y convocar elecciones a Cortes constituyentes)‚ĶSeg√ļn parece, la Exposici√≥n de Motivos del infausto proyecto de ley habla de insurrecci√≥n del ej√©rcito, cuando lo cierto es que el grueso de la milicia no se sum√≥ al golpe y, de hecho, fueron muchos los enclaves que quedaron aislados en su rebeld√≠a. Algunos historiadores hablan ya de levantamiento c√≠vico-militar, en la medida en que diversas fuerzas (por ejemplo, los requet√©s, decisivos en alg√ļn territorio) se suman al alzamiento.

*

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† 2.-Otras veces, la complejidad viene de abajo, de las pr√°cticas y reflexiones de la gente, sin necesidad de que lo diga la ley. El 19 de mayo de 1968 la Hermandad de ex combatientes del Tercio de Nuestra Se√Īora de Montserrat recoge y ordena los restos de sus antiguos adversarios y levanta en Punta Targa un monumento en su memoria como muestra de reconciliaci√≥n. Complejidad tambi√©n, por ejemplo, en las magn√≠ficas explicaciones sobre la batalla del Ebro que proporciona la empresa especializada Terra enll√†. Recuerdo perfectamente su explicaci√≥n hace un par de a√Īos en una larga ma√Īana (cuatro o cinco horas que volaron r√°pido) en los escenarios de la batalla del Ebro. Un prodigio de an√°lisis riguroso, polifac√©tico y apasionante, que no necesita ninguna norma maniquea (aunque s√≠ un apoyo serio).

**

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† 3.-Y, finalmente, la complejidad viene de un dato impresionante en nuestra contienda civil: el azar, el puro azar. Ciudadanos de ideolog√≠a contraria que quedan atrapados en el bando equivocado. ¬†Los hay por doquier. Recuerdo ahora a Pere Tarr√©s, tan conocido en Catalu√Īa. Fue durante el d√≠a un m√©dico impecable y eficaz al servicio de las tropas republicanas, ¬†mientras anotaba de noche en su diario su alegr√≠a ante la inminente liberaci√≥n de Barcelona.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† A veces hemos fantaseado con un compa√Īero sobre la posibilidad de escribir una biograf√≠a de un militar espa√Īol (su nombre es secreto sumar√≠simo impuesto por mi amigo). Se movi√≥ por diversas zonas de nuestra geograf√≠a (lleg√≥ a conocer, incluso, las √ļltimas posesiones de Ultramar) y ocup√≥ posiciones contrarias en aquellos a√Īos conflictivos, seg√ļn le iba dictando el cumplimiento del deber. A menudo, las cosas ocurr√≠an porque, simplemente, ‚Äúpasaba por all√≠‚ÄĚ. Ya tenemos el nombre de nuestro trabajo (es casi lo √ļnico): ‚ÄúEntre el azar y Espa√Īa‚ÄĚ.

Milagro de los Laín   Pablo de Lora.

***

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Historia del Derecho | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

El requerimiento de la Oficina antifraude a las entidades bancarias. El caso andaluz.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Publicamos hoy un fragmento de un cap√≠tulo de la obra Las pol√≠ticas de buen gobierno en Andaluc√≠a (II): Smart regulation, simplificaci√≥n administrativa, participaci√≥n ciudadana e integridad (2022). Se trata, en concreto, del apartado relativo al requerimiento a las entidades bancarias de la Oficina andaluza contra el fraude y la corrupci√≥n (dentro del cap√≠tulo que me correspondi√≥ sobre ‚ÄúEl procedimiento de investigaci√≥n e inspecci√≥n de Oficina andaluza contra el fraude y la corrupci√≥n‚ÄĚ. Adem√°s de su inter√©s sustancial, llama la atenci√≥n la presencia de constantes cautelas y limitaciones, que conectan con un relevante tema de fondo: la Oficina contra el fraude carece de una potestad de supremac√≠a general sobre los ciudadanos.

Edificio de banco retro de dibujos animados o palacio de justicia con columnas ilustración aislado en blanco

(Fuente: aquí).

“III.4.La potestad de investigación (y III).El requerimiento a las entidades bancarias y crediticias.

III.4.1.Car√°cter extraordinario. Entidades afectadas.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† En primer lugar, hemos de decir que se trata de una actuaci√≥n que, seg√ļn la ley, s√≥lo puede llevarse a cabo ‚Äúde forma excepcional‚ÄĚ (art. 17 c). La Ley precisa este supuesto aludiendo al requisito de que ‚Äúno existiera una alternativa menos gravosa e igualmente eficaz‚ÄĚ.¬† Igualmente,¬† ha de concurrir de forma necesaria y en cualquier caso el antecedente de que se hubiera formulado un previo requerimiento de informaci√≥n o documentaci√≥n a una persona investigada o no investigada y que, adem√°s, no hubiera sido atendido (art. 17.c). En consecuencia, estamos ante un instrumento configurado de forma subsidiaria y peculiar.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† La LF se refiere de forma amplia a ‚Äúlas entidades que se dediquen al tr√°fico bancario o crediticio‚ÄĚ(art. 17 c). Ello incluye un amplio elenco de sujetos (nada impide, por ejemplo, la reclamaci√≥n a las variadas entidades que otorgan cr√©ditos al consumo).

III.4.2.Objeto. El régimen especial del requerimiento motivado en caso de datos relativos a no investigados.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† El objeto del requerimiento es el suministro de ‚Äúinformaci√≥n o documentaci√≥n¬† relativa a los movimientos de cuentas¬† y dem√°s operaciones financieras activas y pasivas, incluidas las que se materialicen en cheques u otras √≥rdenes de cargo o abono, realizadas por las administraciones p√ļblicas, instituciones, √≥rganos, entidades y personas f√≠sicas y jur√≠dicas privadas, incluidos en el art√≠culo 3, y por las personas incluidas en el √°mbito de aplicaci√≥n de la ley definido en el art√≠culo 4‚ÄĚ (art. 17 c).

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Obs√©rvese, pues, que la norma se mueve teniendo en cuenta el c√≠rculo de obligados establecido por los arts.3 y 4 y al cual nos estamos remitiendo de manera constante. Ahora bien, impone un r√©gimen especial cuando el requerimiento se ha realizado respecto de personas que no tuvieran la condici√≥n de investigadas. En este caso, la exigencia dirigida a la entidad bancaria debe ‚Äúdejar constancia expresa de los motivos por los que se considera que tal medida es estrictamente necesaria para contribuir al esclarecimiento de los hechos constitutivos de fraude, corrupci√≥n o conflicto de intereses‚ÄĚ (√ļltimo inciso del art. 17 c). Se supone que esta¬† cautela se aplica al requerimiento que recibe la entidad bancaria o crediticia.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Todav√≠a respecto al contenido objetivo del requerimiento, hemos de a√Īadir la restrictiva precisi√≥n de que en √©l ‚Äúse podr√° solicitar informaci√≥n relativa al origen y destino de los movimientos o de los cheques u otra √≥rdenes de cargo o abono, si bien en estos casos la informaci√≥n suministrada no podr√° exceder de la identificaci√≥n de las personas y de las cuentas en las que se encontrara dicho origen y destino‚ÄĚ (art. 17 c). Existe, pues, una exclusi√≥n respecto a las cantidades globales existentes en dichas cuentas y tambi√©n respecto a datos descriptivos de los movimientos que est√°n en posesi√≥n de la entidad bancaria o crediticia.¬† Estamos, pues, ante una opci√≥n del legislador favorable a la subsistencia de una parte del secreto bancario.

III.4.3.La responsabilidad de la entidad bancaria o crediticia.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† El art. 17 c) ha establecido que el requerimiento deber√° ser atendido en el plazo m√°ximo de quince d√≠as, ‚Äúa partir del d√≠a siguiente a aquel en que tenga lugar su notificaci√≥n, salvo que la Oficina, de oficio o a solicitud debidamente justificada de la persona o entidad requerida acuerde motivadamente un plazo mayor debido a la complejidad de la informaci√≥n o documentaci√≥n solicitada‚ÄĚ.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† La remisi√≥n injustificada de informaci√≥n o documentaci√≥n de forma incompleta o inexacta constituye un incumplimiento del deber de colaboraci√≥n. Si, en tal caso, se aprecia dolo o ser deriva un perjuicio muy grave para la investigaci√≥n, nos hallamos ante una falta muy grave (tal como se deduce de la lectura conjunta de los arts. 43 a) y 13.2 de la LF).‚ÄĚ

***

Publicado en Corrupción | Etiquetado , , , | Deja un comentario

¬ŅEvacuaci√≥n del informe de g√©nero en todas las decisiones sobre pol√≠tica urbana y planeamiento urban√≠stico?

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† 1.-Repasaba ayer la sentencia 1375/2020, de 21 de octubre, del Tribunal Supremo, que insiste en la posici√≥n ya previamente asumida por el mismo tribunal en materia de ausencia de informe de g√©nero en el planeamiento urbano general. No obstante, esta sentencia tiene un voto particular formulado por el Magistrado Excmo. Sr. D. Segundo Men√©ndez P√©rez al cual se adhiere la excma. Sra. Do√Īa √Āngeles Huet de Sande, centrado especialmente (aunque no √ļnicamente) en el Fundamento jur√≠dico decimocuarto de la sentencia (informe de g√©nero).

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Entienden los magistrados que todo ‚Äúinstrumento de ordenaci√≥n urban√≠stica y territorial‚ÄĚ debe hacer expl√≠cita su posici√≥n respecto a la perspectiva de g√©nero. Justifica ello en la consideraci√≥n global del art. 31 de la Ley Org√°nica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres. Teniendo en cuenta que los n√ļmeros 1 y 2 de dicho art√≠culo tratan fundamentalmente del acceso a la vivienda, nos parece que el apartado relevante es el n√ļmero 3, cuyo tenor es el siguiente:

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† ‚ÄúLas Administraciones P√ļblicas tendr√°n en cuenta en el dise√Īo de la ciudad, en las pol√≠ticas urbanas, en la definici√≥n y ejecuci√≥n del planeamiento urban√≠stico, la perspectiva de g√©nero, utilizando para ello, especialmente, mecanismos e instrumentos que fomenten y favorezcan la participaci√≥n ciudadana y la transparencia.‚ÄĚ

*

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† 2.-La aplicaci√≥n de este art√≠culo s√≥lo tendr√≠a su l√≠mite en los supuestos en los ‚Äúcon toda evidencia tales instrumentos tengan nulo efecto desde la perspectiva de g√©nero‚ÄĚ. Ahora bien, es interesante rese√Īar que este voto particular argumenta la aplicaci√≥n de este precepto en el n√ļmero 1 de la Disposici√≥n final de la Ley citada. Este art√≠culo considera que determinadas partes de la Ley (entre las cuales se integra el art. 31) forman parte de ‚Äúlas condiciones b√°sicas que garantizan la igualdad de todos los espa√Īoles en el ejercicio de los derechos y el cumplimiento de los deberes constitucionales, de acuerdo con el art√≠culo 149.1.1¬ļ de la Constituci√≥n‚ÄĚ.

**

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† 3.-El razonamiento es ingenioso y, de aplicarse rectamente, llevar√≠a la cuesti√≥n de ‚Äúla perspectiva de g√©nero‚ÄĚ a cualquier decisi√≥n en materia urban√≠stica, independientemente de su envase formal o de la opci√≥n legislativa de la Comunidad Aut√≥noma.

(Fuente: aquí).

***

 

Publicado en Informes urbanìsticos | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Notas al pie para textos inexistentes

50.-

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† 1.-El r√©gimen jur√≠dico del informe de g√©nero en los Planes Generales de Ordenaci√≥n Urbana fue examinado en la sentencia de la Sala Tercera del Tribunal supremo , secci√≥n 5¬™, n√ļm. 1375/2020, de 21 de octubre de 2020 (Rec. 6895/2018). Se trata tambi√©n, como ya ocurri√≥ con la sentencia relativa a la anulaci√≥n de la planificaci√≥n territorial relativa a la Costa del Sol, de un litigio de considerable relevancia social. En concreto, la sentencia establece la conformidad a Derecho de la modificaci√≥n del Plan General de Ordenaci√≥n Urbana de Madrid, en lo tocante al actual estadio Wanda metropolitano.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† El Tribunal Supremo, en el fallo que comentamos, casa y anula la previa sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Esta sentencia hab√≠a estimado el recurso contencioso-administrativo contra el Acuerdo de aprobaci√≥n definitiva de la modificaci√≥n¬† puntual del PGOUM relativa al √Ārea de Ordenaci√≥n Especial 00.08 ‚ÄúParque Ol√≠mpico-Sector Oeste‚ÄĚ y el √Ārea de Planemaiento Espec√≠fico 20.14 ‚ÄúEstadio de la Peineta‚ÄĚ, Distrito de San Blas-Canillejas, declarando su nulidad.

Estadio Wanda Metropolitano (2018).jpg

(Fuente: aquí).

*

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† 2.-En la sentencia de instancia se declar√≥ la nulidad de pleno derecho del planeamiento aprobado por omisi√≥n en el procedimiento de aprobaci√≥n de un informe sobre impacto de g√©nero. Es verdad que, tal como recoge el fundamento jur√≠dico d√©cimo cuarto de la sentencia del Tribunal Supremo, el Tribunal Superior de Justicia hab√≠a declarado que ‚Äúla falta de previsi√≥n de los usos que realmente se quieren implantar delimita la imposibilidad de obtener un informe de impacto de g√©nero adecuado, m√°s all√° del mero incumplimiento de la obligaci√≥n y de su necesaria, al menos, evacuaci√≥n a la vista de las √ļnicas dotaciones estipuladas y su alcance en relaci√≥n con el contenido de dichos informes, tal y como se ha ido rese√Īando.‚ÄĚ

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Es decir, se nos dice que la indeterminaci√≥n del plan por lo que respecta a los usos no permit√≠a elaborar un ‚Äúinforme de impacto de g√©nero adecuado‚ÄĚ, pero hab√≠a que realizar el tr√°mite a la vista de los datos efectivamente existentes.

(Fuente: aquí).

**

        3.-Ahora bien, el Tribunal Supremo entiende que no era preceptivo el informe de impacto de género. Se remite en este punto a la doctrina fijada por el mismo Tribunal Supremo en su sentencia 1750/2018, de 10 de diciembre, a la que ha seguido la  STS 426/2020, de 18 de mayo. El Tribunal reproduce la argumentación de la primera sentencia, que ya conocemos.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Entre los m√ļltiples aspectos que damos por examinados, debemos a√ļn resaltar que el Tribunal Supremo record√≥ que en la Ley del Suelo de 2007 y leyes posteriores (art. 3.2 del Real Decreto Legislativo 7/2015) se recogi√≥ entre los principios del desarrollo territorial y urbano sostenible ‚Äúla igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres‚ÄĚ. Ahora bien, lo cierto es que la legislaci√≥n estatal no ha incorporado ning√ļn tr√°mite espec√≠fico para su concreci√≥n en el planeamiento urban√≠stico, a diferencia de lo ocurrido con otros principios. Entre estos √ļltimos, se citan los siguientes:

        a)-La evaluación ambiental de los instrumentos de ordenación territorial y urbanística, de acuerdo con lo previsto en la legislación de evaluación de determinados planes y programas en el medio ambiente. (art. 15.1).

        b)-Informes en la fase de consultas sobre los instrumentos de ordenación de actuaciones de urbanización (art. 15.3)

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† -Informe de la Administraci√≥n hidrol√≥gica sobre la existencia de recursos h√≠dricos y sobre la protecci√≥n del dominio p√ļblico hidr√°ulico.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† -Informe de la Administraci√≥n de costas sobre el deslinde y la protecci√≥n del dominio p√ļblico mar√≠timo-terrestre, en su caso.

                -Informe de las Administraciones competentes en materia de carreteras y demás infraestructuras afectadas, acerca de dicha afección y del impacto d ela actuación sobre la capacidad de servicio de tales infraestructuras.

        Debe tenerse en cuenta que los tres informes citados serán determinantes para el contenido de la memoria ambiental, que sólo podrá disentir de ellos de forma expresamente motivada.

        c)-Igualmente, el art. 15.4 dispone la elaboración de un informe de sostenibilidad económica, que se incluirá en la documentación de los instrumentos de ordenación de las actuaciones de nueva urbanización, de reforma o renovación de la urbanización y de las actuaciones de dotación.

**

        Y 4.-Al cerrar la referencia a la jurisprudencia vigente, el Tribunal recuerda que, para lograr la igualdad efectiva entre hombres y mujeres no es necesario el sometimiento del plan a un trámite específico (en este caso, el informe). El plan puede ser impugnado por vulnerar la igualdad y el control judicial ha de alcanzar a esos extremos [como quaestio iuris que es].

***

 

Publicado en Informes urbanìsticos | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Dissabtes exclusius. Catalans! Sense embuts.

(Font:aquí).

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† 1.-M‚Äôagraden els discursos pol√≠tics. En els moments decisius, marquen el futur molt m√©s que les lleis, treuen la gent de casa seva, obren la imaginaci√≥, juguen amb l‚Äôesperan√ßa i de vegades amb la por…A difer√®ncia dels escrits dels especialistes, que tindran una sort diversa, seran rellegits i examinats constantment.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Estem en un camp interessant per a aquestes coses que tractem per aqu√≠ sobre el llenguatge, les dones i els homes. Per exemple, en el marc de les dissertacions i les confer√®ncies (no sols pol√≠tiques, √©s clar) va ¬†florir una f√≥rmula tradicional de desdoblament, basada en motius de cortesia (s√≠, ja s√© que sona antic): ‚ÄúSenyores i senyors‚ÄĚ. Aquesta obertura, per¬† cert, basava la seva for√ßa en que despr√©s ja no es repetien les duplicacions fins al l√≠mit de l‚Äôavorriment.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Avui farem feina i analitzarem com juga aix√≤ que diuen de manera absurda ‚Äúllenguatge inclusiu‚ÄĚ en tres discursos pol√≠tics rellevants de la Catalunya contempor√†nia.

*

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† 2.- Comencem per ¬†l‚Äôal¬∑locuci√≥ llegida pel president Companys des del balc√≥ del palau de la Generalitat el 6 d‚Äôoctubre de 1934. No cal allargar-se sobre el text i el context: situaci√≥ cr√≠tica per a la Rep√ļblica (en realitat, tot Europa est√† bullint),¬†¬† declaraci√≥ de ‚Äúl‚ÄôEstat catal√† de la Rep√ļblica Federal Espanyola‚ÄĚ, invitaci√≥ a establir a Catalunya el Govern Provisional de la Rep√ļblica…Despr√©s del discurs, de fet, s‚Äôinicia un sagnant enfrontament armat i es produeixen diverses alteracions en el funcionament institucional de la Generalitat.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† La declaraci√≥, per tant, havia d‚Äôanar al gra (de fet, √©s un discurs breu). Comen√ßa amb un mot concret: ‚ÄúCatalans‚ÄĚ. Parla despr√©s dels ‚Äúciutadans‚ÄĚ, dels ‚Äúgermans‚ÄĚ de les terres hispanes, etc. En aquella √®poca, √©s clar, ¬†ning√ļ estava per duplicacions ni altres galindaines, per√≤ fa riure pensar que el President, amb les seves paraules, volia excloure la meitat dels catalans de la seva crida.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Podem extreure reflexions similars del discurs del President Josep Tarradellas en el moment de la seva arribada a Catalunya el 23 d‚Äôoctubre de 1977. Aqu√≠ l‚Äôelecci√≥ del substantiu inicial va tenir una c√†rrega pol√≠tica substancial. Es tractava d‚Äôapel¬∑lar directament a la ciutadania i no a les condicions d‚Äôorigen o naixement. Per aix√≤ va triar el fam√≥s ‚ÄúCiutadans de Catalunya!…‚ÄĚ. En la breu proclama, s‚Äôal¬∑ludeix repetidament als ‚Äúciutadans‚ÄĚ i , en algun cas, a ‚Äútots els catalans i no catalans‚ÄĚ. Suposo que el president respondria amb la seva llegend√†ria ironia si alg√ļ li hagu√©s dit que es tractava d‚Äôun llenguatge ‚Äúpoc inclusiu‚ÄĚ.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Per√≤ anem, finalment, a una exposici√≥ molt m√©s recent. Em refereixo al discurs del President Puigdemont el 10 d‚Äôoctubre de 2017 al Parlament de Catalunya. El lloc i el context s√≥n, com sabeu, radicalment diferents. Tamb√© ho √©s la seva estructura, molt m√©s llarga ‚Äďa prop de les 3500 paraules- i amb una factura t√≠picament parlament√†ria. No hi ha desdoblaments. El president parla sols de ‚Äúcatalans‚ÄĚ, ‚Äúvoluntaris‚ÄĚ, ‚Äúciutadans‚ÄĚ, ‚Äúfuncionaris‚ÄĚ, ‚Äúimpressors‚ÄĚ, ‚Äúinform√†tics‚ÄĚ, etc. √Čs un discurs cl√†ssic, en aquest sentit. Fins i tot apareix a la fase final, com a subratllat ret√≤ric, el tradicional ‚Äúsenyores i senyors‚ÄĚ.

¬† ¬†Aquesta regla nom√©s es trenca en dos casos. En un sup√≤sit es dirigeix ‚Äúals treballadors i treballadores del govern‚ÄĚ. Transmetria aqu√≠ potser una idea d‚Äôacostament als funcionaris concrets i al seu paper. En el segon sup√≤sit, ja al final, parla d‚Äôun ‚Äúfutur digne per als nostres fills i filles‚ÄĚ. En resum , per tant, dues t√≠piques duplicacions per motius estil√≠stics o de significat i cum grano salis, tal com anoten els ling√ľistes m√©s solvents.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† En el moment crucial de la seva exposici√≥ ‚Äďla declaraci√≥ d‚Äôindepend√®ncia i la suspensi√≥ dels seus efectes- Puigdemont utilitza el terme ‚Äúconciutadans‚ÄĚ. Aix√≤ permetria potser a un exegeta treure punta de les tres invocacions formulades en diferents moments hist√≤rics: ‚Äúcatalans‚ÄĚ, ‚Äúciutadans‚ÄĚ i ‚Äúconciutadans‚ÄĚ.

**

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† 3.- En realitat, el debat que seguim en aquestes p√†gines i que ara continuem t√© un marc molt senzill. Aix√≠, en catal√† ( i tamb√© en castell√†, franc√®s, portugu√®s i altres idiomes), es fa la seg√ľent divisi√≥:

¬† ¬†a) √ös del mascul√≠ quan el parlant es vol referir a un subjecte d‚Äôaquest g√®nere. Per exemple: ‚Äúels dos treballadors van caure de la bastida‚ÄĚ.

¬† ¬†b) √ös del femen√≠ quan el parlant¬† al¬∑ludeix a subjectes femenins: ‚Äúnom√©s dues noies van presentar la sol¬∑licitud‚ÄĚ.

¬† ¬†c) Quan el g√®nere no est√† marcat o √©s irrellevant, certament acudim al mecanisme a). Aquest √©s el pou de la disc√≤rdia, segons sembla. Ho tractarem algun dia amb m√©s calma i mirant els equ√≠vocs que hi juguen. Farem nom√©s dos avisos: en primer lloc, cal dir que, evidentment, el costum pot canviar de manera natural al llarg del temps (recordeu com s‚Äôha anat esvaint el ‚Äúvost√®‚ÄĚ). I, en segon lloc, que de cap manera aquesta pr√†ctica ling√ľ√≠stica fomenta desigualtats. Nom√©s cal comparar els idiomes que la segueixen amb els que no ho fan.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Dit aix√≤, ser√† f√†cil comprendre que √©s important que els dirigents pol√≠tics parlin dels ‚Äúcatalans‚ÄĚ com a expressi√≥ de condici√≥ pol√≠tica[1], independentment del seu sexe (o del seu g√®nere, pels que siguin m√©s refinats). √Čs la manera perfecta d‚Äôevitar discriminacions, marques i separacions i √©s, a m√©s, en catal√†, la forma correcta d‚Äôapel¬∑laci√≥ directa a la comunitat pol√≠tica. Sense fer dues files.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Els tres discursos que hem vist van ser pronunciats en ¬†circumst√†ncies molt diferents. Totes elles, delicades i fins i tot convulses. Per√≤ els tres presidents van tenir una sort comuna: els seus papers no van ser revisats pr√®viament per un delegat de l‚Äôoficina de ‚Äúllenguatge inclusiu‚ÄĚ.

 

Articles relacionats:
.-Dissabtes exclusius. Els pares han de protegir els fills.
.-Dissabtes exclusius. Les dones no poden ser conselleres de la Generalitat.
.-S√°bados exclusivos. Las palabras solteras.
.-Dissabtes exclusius. Primer inventari d’estralls.
.-Dissabtes exclusius; s√°bados exclusivos.

 

 

***

[1] Com que aquest tema √©s etern i sempre tenim la can√ßoneta darrera l‚Äôorella, ja aviso que aquesta noci√≥ de condici√≥ pol√≠tica s‚Äôinterpreta en un sentit ampli i √©s aplicable als ciutadans d‚Äôun Estat independent, d‚Äôun Estat federat o confederat, d‚Äôuna Comunitat Aut√≤noma, d‚Äôuna Regi√≥ o fins i tot ‚Äďamb una certa llic√®ncia- a ve√Įns d‚Äôuna entitat local amb una √†mplia capacitat de decisi√≥ (encara que aix√≤ √ļltim √©s m√©s hist√≤ric ‚Äďrecordeu els burgesos i els seus burgs- que actual).
Publicado en Lenguaje jurídico | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Coloquio luso-espa√Īol sobre responsabilidad administrativa.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† 1.-Los d√≠as 21 y 22 de octubre se realizar√° en Burgos el XV Coloquio Luso-Espa√Īol de profesores de Derecho Administrativo. Versar√° sobre el presente y los retos de la responsabilidad patrimonial de la Administraci√≥n P√ļblica. Se prev√©n sesiones sobre los principales problemas de esta instituci√≥n, la responsabilidad administrativa en el √°mbito sanitario y en casos de crisis, emergencias o da√Īos catastr√≥ficos. Adem√°s, se dar√° cuenta de la cuesti√≥n, de actualidad rabiosa, de responsabilidad del Estado por da√Īos causados a los particulares por violaci√≥n del Derecho europeo.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† 2.-Por mi parte, presento ante el Comit√© del Congreso una comunicaci√≥n en la que analizo la responsabilidad de las universidades en los supuestos en que un grupo de estudiantes convoca ‚Äúhuelga‚ÄĚ y las autoridades universitarias colaboran, tanto por acci√≥n como por omisi√≥n, para hacer efectivo el √©xito de la movilizaci√≥n. ¬ŅTienen derecho a indemnizaci√≥n los estudiantes que no pudieron ¬†recibir la clase? √Čste es el planteamiento de la cuesti√≥n. Como puede observarse, no es f√°cil su respuesta y, adem√°s, nos conecta inmediatamente con el tema de la devoluci√≥n parcial de precios p√ļblicos ante la suspensi√≥n de la actividad.

 

Los piquetes de estudiantes boicotearon las clases para elevar el seguimiento de la huelga

(Fuente: aquí).

***

 

Etiquetado , | Deja un comentario

Mientras se va desarmando el reloj

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† ¬ŅEst√° siendo sometido el orden liberal-democr√°tico a una destituci√≥n? Pregunta demasiado grandilocuente, lo s√©, que plantea directamente Douglas Murray en su √ļltimo libro. D√©jenme unos d√≠as para leerlo, a ver qu√© dice nuestro maestro m√°s jovial y divertido. Por estos pagos, la cosa es m√°s negra y Josu de Miguel apunta ¬†sin ambages a un proceso destituyente. Este camino tendr√≠a un aspecto normativo ‚Äďla seguridad jur√≠dica ya se ¬†diluye en arenas movedizas-¬† y un aspecto pol√≠tico ‚Äďel consenso de la transici√≥n no es ya fango, sino algo m√°s desagradable-. En muchas pocetas se detecta la marea recrecida: la ya inminente voladura de la libertad de expresi√≥n, las grietas y goteras en la divisi√≥n de poderes, el final de ciertos acuerdos t√°citos respecto a las lenguas espa√Īolas‚Ķ

¬† ¬†Me hizo pensar much√≠simo el magn√≠fico art√≠culo de Yaiza Santos bajo la misma cabecera ‚Äďesto de Gran Hermano s√≥lo es televisi√≥n, ser√° unos meses, no hay por qu√© preocuparse- y hoy ¬†me parece oir en mi interior, a partir de lo que nos dice De Miguel, ‚Äús√≥lo es una ley para historiadores, no hay que preocuparse, no habr√° graves consecuencias‚Ķ‚ÄĚ.

El final de la Ley de Amnistía.

(Fuente:aquí).

***

Publicado en Procedimiento sancionador | Etiquetado , , , | Deja un comentario

S√°bados exclusivos. Las palabras solteras.

 

Hoy 11 de noviembre es: Día del Soltero

  (Fuente: aquí).

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† 1.-Me sorprendi√≥ la contundencia de la afirmaci√≥n de la insigne y destacada civilista M¬™ del Carmen Gete-Alonso y Calera en su art√≠culo ‚ÄúLa visibilizaci√≥n de la mujer en los textos legales (reflexiones sobre la redacci√≥n jur√≠dica)‚ÄĚ[1]. Despu√©s de plantear que, en la confecci√≥n de los textos jur√≠dicos, ‚Äúno se emplear√° la forma masculina, ya singular, ya plural con la excusa de su valor gen√©rico o inclusivo‚ÄĚ, precisa que:

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† ‚ÄúLa manera inclusiva correcta es el desdoblamiento de la palabra que puede ser total (hija e hijo) o parcial por medio del art√≠culo o art√≠culos seguidos de la palabra correspondiente (los y las hijas)‚ÄĚ[2].

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Dejando ahora de lado el debate ling√ľ√≠stico (y el flagrante error de ‚Äúlos y las hijas‚ÄĚ), la regla propuesta nos sit√ļa ante un aut√©ntico trabajo de H√©rcules o, mejor, ante la limpieza de los establos de Aug√≠as, para expulsar con ¬†doble lej√≠a la presencia del masculino en cuanto g√©nero no marcado.

*

            2.-Pero, como supongo que debía ocurrir con los esclavos egipcios que escapaban a la tarea forzada de edificación de las pirámides, lo cierto es que los mismos defensores de lo inclusivo y de lo desdoblado se escabullen a menudo de su imponente misión de multiplicar siempre por dos. Sin que esto sea un examen de campo, he observado cuatro causas del escaqueo:

   a) Un mínimo sentido estético. Hay veces en que uno ya deja de recargar el párrafo y vuelve a la normalidad. No suele ocurrir en los textos legales, pero sí cuando aquellos defensores que hemos citado presentan sus propios trabajos profesionales o científicos o cualquier otro texto en el que consideran que la fealdad y la confusión han de tener un límite.

¬† ¬†b) La pereza y el despiste. Esta raz√≥n es mucho m√°s importante de lo que se cree. A los paladines del ‚Äúinclusivismo‚ÄĚ se les escapan por todos lados masculinos gen√©ricos. No se puede estar en todo y ya hemos visto en esta secci√≥n que a menudo se da una de cal y treinta de arena, sobre todo cuando hay que ir al grano y conviene transmitir un mensaje claro e inmediato. De ah√≠ que la profesora Gete-Alonso advirtiera que, en la redacci√≥n de la regla jur√≠dica, ‚Äúes importante evitar: [‚Ķ] 2)Iniciar la redacci√≥n de un texto empleando una reducci√≥n inclusiva y dejarlo de lado enseguida, es decir, no continuarla.‚ÄĚ

¬† ¬†c) El prejuicio decimon√≥nico. La verdad es que no se me ha ocurrido otro nombre, pero el concepto es f√°cil de entender. Habr√°n observado ustedes que hay palabras para las cuales siempre hay unos labios que duplican. Por ejemplo, ‚Äúciudadano o ciudadana‚ÄĚ, ‚Äúalumno o alumna‚ÄĚ, etc. En cambio, nadie se esfuerza en hablar, por ejemplo, de ‚Äúel defraudador o la defraudadora‚ÄĚ, ‚Äúel asesino o la asesina‚ÄĚ, ‚Äúel sancionado o la sancionada‚ÄĚ, etc. Jam√°s he o√≠do aludir, por¬† cierto, a ‚Äúlos terroristas y las terroristas‚ÄĚ. Me reconocer√°n ustedes, si son sinceros, un cierto tufillo de g√©nero. Como se dec√≠a hace ya dos centurias, ‚Äúuna se√Īorita no hace estas cosas‚ÄĚ.

¬† ¬†d) El sentido del rid√≠culo. Tomemos, por ejemplo, un recio concepto civil: ‚Äúel tercero hipotecario‚ÄĚ. No conozco ning√ļn juez ni registrador de la propiedad que, por culpa de ese masculino para el g√©nero no marcado, haya dejado de dispensar a una f√©mina la protecci√≥n que ese vocablo representa. La verdad es que no me imagino al legislador iniciando el precepto con este sintagma: ‚Äúel tercero hipotecario o la tercera hipotecaria‚Ķ‚ÄĚ (una construcci√≥n totalmente innecesaria). Por supuesto, ¬†se podr√≠a discutir la incidencia social y jur√≠dica de las reglas matrimoniales o sucesorias o de las pr√°cticas econ√≥micas en el quantum de propiedad que disfrutan las mujeres, pero esto no tiene nada que ver con la pac√≠fica vida de nuestro tercero en los folios registrales.

**

            3.- Queda acabado por ahora nuestro análisis causal. Les invito, no obstante, a colaborar con este humilde investigador aportando más palabras que, sin saber por qué, nadie desdobla y permanecen huérfanas y felices sin la cargante duplicación.

***

[1] En ESPUNY TOM√ĀS, M.J., VALL√ČS MU√Ď√ćO, D. y VELO I FABREGAT, E.: ‚ÄúLa investigaci√≥n en Derecho con perspectiva de g√©nero‚ÄĚ (2020).

[2] P. 138.

**

Artículos relacionados: sábados exclusivos: dissabtes exclusius.

Publicado en General | Etiquetado , , , | 2 comentarios