Carlos G贸rriz L贸pez

Tag: competencia judicial

Clasificaci贸n de buques y competencia judicial internacional

驴Son competentes los tribunales del Estado del domicilio de la sociedad de clasificaci贸n para conocer de la acci贸n de indemnizaci贸n planteada por las v铆ctimas del naufragio del buque certificado? 驴Incluso cuando la sociedad de clasificaci贸n actu贸 por delegaci贸n de un Estado tercero?

El Tribunal de Justicia ha respondido afirmativamente en la sentencia de 7 de mayo de 2020 (C-641/18), LG y otros y Rina SpA y Ente Registro Italiano Navale. Se trata de la contestaci贸n a una cuesti贸n prejudicial sobre la interpretaci贸n de los arts. 1.1 y 2 del Reglamento 44/2001 y 47 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Uni贸n Europea. Considera que la acci贸n de indemnizaci贸n interpuesta contra personas jur铆dicas de Derecho privado que ejercen la actividad de clasificaci贸n y certificaci贸n de buques entra en el concepto de materia civil y mercantil a efectos del Reglamento 44/2001. Subraya que el fundamento de la demanda es la responsabilidad contractual y extracontractual de las sociedades de clasificaci贸n y niega que 茅stas estuvieran ejerciendo prerrogativas de poder p煤blico.

鈥溾 (C)arece de relevancia que determinadas actividades se hayan llevado a cabo por delegaci贸n de un Estado, pues el Tribunal de Justicia ha declarado a este respecto que el mero hecho de que determinadas facultades hayan sido delegadas por un acto de poder p煤blico no implica que estas facultades se ejerzan iure imperii (鈥)鈥 (p谩rr. 39).

Por otra parte, priva de eficacia, en el caso en cuesti贸n, al principio de Derecho internacional consuetudinario de inmunidad de jurisdicci贸n invocado por las sociedades demandadas. Afirma que no tiene un valor absoluto, sino que se aplica cuando el litigo se refiere a actos de soberan铆a realizados iure imperii. No concurre esta exigencia en la actividad de clasificaci贸n de buques por parte de personas jur铆dicas de Derecho privado que act煤an por delegaci贸n de un Estado tercero.

NULIDAD DE CL脕USULA DE INDEMNIZACI脫N POR LUCRO CESANTE EN UN CONTRATO DE ABANDERAMIENTO DE ESTACI脫N DE SERVICIO

El Tribunal Supremo se pronuncia, una vez m谩s, sobre la compatibilidad de una cl谩usula de un contrato de abanderamiento de estaci贸n de estaci贸n de servicio con el Derecho de la competencia. En la sentencia de 25.04.2013 (Id Cendoj

28079110012013100236) se plantean dos cuestiones. La primera es la competencia judicial para conocer de la acci贸n de indemnizaci贸n prevista en la cl谩usula; la segunda, su validez. Interesa destacar que el contrato se celebr贸 el 25 de noviembre de 1995, por lo que resultaba aplicable el Reglamento 1984/83 de la Comisi贸n, de 22 de junio de 1983, relativo a la aplicaci贸n del apartado 3 del art铆culo 85 del Tratado a determinadas categor铆as de acuerdos de compra exclusiva. Su cl谩usula 25.陋 rezaba:

“Este contrato tendr谩 una duraci贸n de diez a帽os, comput谩ndose este plazo desde la fecha en que se realice el primer suministro de carburante por MOBIL, en cumplimiento de lo establecido en el Reglamento (CEE) n煤mero 1984/83 de la Comisi贸n, de 22 de Junio de 1983, relativo a la aplicaci贸n del apartado 3o del art铆culo 85 del tratado a determinadas categor铆as de acuerdos de compra exclusiva.

No obstante lo anterior, si EL TITULAR alcanzase antes de este plazo de 10 a帽os el volumen m铆nimo de venta de combustibles y carburantes pactado en el ACUERDAN UNDECIMO, se dar谩 por finalizado el presente contrato.

Por el contrario, si el TITULAR no hubiese alcanzado durante dicho periodo de tiempo el volumen m铆nimo de venta de combustibles y carburantes pactado en el ACUERDAN UNDECIMO, EL TITULAR podr谩 optar, a su elecci贸n, entre indemnizar a MOBIL por el lucro cesante que corresponda por la diferencia existente entre los litros comprometidos y los realmente vendidos, o por la pr贸rroga del presente contrato hasta la fecha en que se alcance dicho volumen m铆nimo de venta. Caso de que llegado el d铆a del vencimiento de este contrato y el TITULAR no hubiese comunicado a MOBIL su elecci贸n ofreci茅ndole el pago del lucro cesante producido, se entender谩 que ha optado por su pr贸rroga.

Al finalizar este contrato, y de no llegarse a un acuerdo para su revocaci贸n, MOBIL dispondr谩 de un periodo de tiempo razonable, no inferior a un mes, para retirar de la Estaci贸n de Servicio su equipo, instalaciones desmontables, anuncios, logotipos y cualquier otro elemento propiedad de MOBIL”

BP, proveedor del combustible en el contrato, demand贸 al titular de la estaci贸n de servicio (Benazahar, SL) en los juzgados de primera instancia. Reclamaba el pago de una indemnizaci贸n de 589.354 euros al haber optado Benazahar, SL por la resoluci贸n del contrato ante la imposibilidad de alcanzar el volumen de ventas acordado. El titular de la estaci贸n de servicio se defendi贸 argumentando, esencialmente, la nulidad de la cl谩usula de duraci贸n del contrato por ser contraria al Derecho comunitario de la competencia. El Juez de Primera Instancia estim贸 la demanda por lo que Benazahar interpuso recurso de apelaci贸n en el que ped铆a la nulidad de actuaciones por falta de competencia judicial. A su entender correspond铆a a los Juzgados de lo Mercantil al resultar aplicables los arts. 81 y 82 TCE y el Derecho derivado. La AP confirm贸 la sentencia recurrida, lo que gener贸 el recurso de casaci贸n.

El Tribunal Supremo desestima la petici贸n de nulidad de actuaciones basada en la falta de competencia objetiva del Juzgado de Primera Instancia. En primer lugar, subraya que la parte demandada hab铆a aceptado la competencia objetiva del Juzgado de Primera Instancia al no formular reconvenci贸n ajustada al art. 406 LEC ni suscitar cuesti贸n alguna en la audiencia previa. Adem谩s, el juez no exigi贸 a la demandada ninguna aclaraci贸n ni correcci贸n de su contestaci贸n. En segundo t茅rmino, la AP no declar贸 la nulidad de actuaciones por falta de competencia objetiva, a pesar de que pod铆a haberlo hecho, incluso de oficio, en virtud del art. 48 LEC. Y en tercer lugar, el principio de tutela judicial efectiva exig铆a mantener la eficacia de las actuaciones y resolver las cuestiones planteadas en el juicio. El Tribunal a帽ade que, por una parte, no se ped铆a la nulidad del contrato sino la improcedencia de la indemnizaci贸n de lucro cesante. Por otra, “…el litigio no era en puridad un procedimiento de aplicaci贸n de los art铆culos 81 y 82 del Tratado constitutivo de la Comunidad Europea (hoy art铆culos 101 y 102 del Tratado de Funcionamiento de la Uni贸n Europea, TFUE ), sino un proceso de reclamaci贸n de cantidad con base en un contrato cuyo pacto 25o, fundamento principal de la reclamaci贸n, hac铆a expresa referencia al Reglamento no 1984/83, y cuyo pacto 32o contemplaba expresamente que se tuviera por no puesta cualquier estipulaci贸n contraria al derecho comunitario…”

En cuanto al fondo del asunto, el TS estima el recurso, declara nula la cl谩usula contractual controvertida y desestima la acci贸n de indemnizaci贸n. Parte de la aplicaci贸n del art. 81.1 TCE (actual art. 101.1 TFUE) al contrato en cuesti贸n, con el discutible argumento de que 茅ste se somet铆a al Reglamento 1984/83 para escapar a la prohibici贸n de los acuerdos restrictivos de la competencia. En segundo lugar, recuerda que, seg煤n el citado Reglamento, los contratos de compra exclusiva s贸lo pod铆an tener una duraci贸n superior a 5 a帽os si el proveedor conced铆a al revendedor ventajas econ贸micas o financieras importantes. Ahora bien, en ning煤n caso pod铆a exceder de 10 a帽os, pues el art. 12.1.c) lo prohib铆a.

El contrato vulneraba esa prohibici贸n: “…la imposici贸n al revendedor, es decir a la hoy recurrente Benazahar , de un volumen m铆nimo de ventas a帽adido a la obligaci贸n de compra exclusiva (pacto 11o), vinculando ese volumen m铆nimo a la duraci贸n de la exclusiva (pacto 25o), vulneraba el l铆mite absoluto de duraci贸n de diez a帽os porque o bien obligaba al revendedor a seguir sujeto a la exclusiva por tiempo indeterminado, hasta alcanzar el volumen m铆nimo de venta, o bien le obligaba a perder una parte de las ventajas econ贸micas o financieras cuya concesi贸n por el proveedor hab铆an permitido a este que la exclusiva de abastecimiento superara el l铆mite general de duraci贸n de cinco a帽os. Tanto es as铆 que la cantidad pedida en la demanda como indemnizaci贸n, 589.354 euros, casi alcanza los 100 millones de ptas. entregados en su d铆a por BP a Benazahar como contraprestaci贸n por el abanderamiento y suministro en exclusiva, de suerte que, si finalmente se acordara la indemnizaci贸n, el resultado final ser铆a la p茅rdida por el revendedor de lo que contractualmente le correspond铆a por su obligaci贸n de compra exclusiva y, a la vez, justificaba que esta pudiera tener una duraci贸n superior a cinco a帽os”.聽Consecuentemente el Tribunal considera no puesta la obligaci贸n de volumen m铆nimo de venta y la indemnizaci贸n de lucro cesante en caso de incumplimiento.

A modo de conclusi贸n cabe recordar que el Reglamento 1984/83 fue sustituido por el Reglamento 2790/1999 y 茅ste por el Reglamento 330/2010 de la Comisi贸n, de 20 de abril de 2010, relativo a la aplicaci贸n del art铆culo 101.3 TFUE a determinadas categor铆as de acuerdos verticales y pr谩cticas concertadas. El art铆culo 5.1.a) del 煤ltimo prohibe los pactos de no competencia que tengan una duraci贸n superior a 5 a帽os. Ahora bien, except煤a los cosas en que los bienes o servicios contractuales sean vendidos por el comprador desde locales y terrenos propiedad del proveedor o arrendados por 茅l a terceros no vinculados con el comprador. En ese caso, la duraci贸n de la cl谩usula de no competencia podr谩 tener la misma duraci贸n que la ocupaci贸n de los locales y terrenos por el comprador (art. 5.2).

Powered by WordPress & Theme by Anders Norén