Arrendamiento de aeronave y da帽os durante el carreteo

No es frecuente que los tribunales espa帽oles se pronuncien sobre un arrendamiento de aeronaves, raz贸n por la cual rese帽amos la sentencia del Tribunal Supremo 646/2020, de 30 de noviembre. En ella se discut铆a si el arrendador, Iberworld Airlines, SA, ten铆a derecho a la compensaci贸n de los da帽os sufridos durante el carreteo (desplazamiento por las pistas del aeropuerto) de la nave por parte del arrendatario, Air Comet. Condicionaban la decisi贸n la naturaleza contractual o extracontractual de la responsabilidad, pues el contrato no alud铆a expresamente a esa operaci贸n, y la extensi贸n de los perjuicios cuya reparaci贸n hab铆a sido excluida por las partes.

Se trataba de un arrendamiento wet lease en modalidad ACMI; es decir, el arrendador se obligaba a ceder la aeronave (Aircraft) y su tripulaci贸n (Crew), as铆 como asum铆a los gastos de mantenimiento (Maintenance) y seguro (Insurance), entre otras obligaciones. El arrendatario deb铆a pagar el precio convenido, usar la nave diligentemente conforme a su naturaleza, devolverla a la terminaci贸n de la relaci贸n y satisfacer los gastos ordinarios de explotaci贸n.

Durante la operaci贸n de carreteo el avi贸n sufri贸 da帽os debido a una colisi贸n provocada por la negligencia de un Follow Me de Aena y del Control de Movimiento de la Superficie del aeropuerto. Iberworld Airlines, SA interpuso demanda contra Mapfre Global Risks Compa帽铆a Internacional de Seguros y Reaseguros, SA en cuanto aseguradora de Aena y de Air Comet, que fue desestimada por el Juzgado de Primera Instancia n煤m. 6 de Majadahonda. La Audiencia Provincial de Madrid confirm贸 la decisi贸n respecto de Aena, pero fall贸 que Air Comet era responsable y que, por lo tanto, Mapfre deb铆a resarcir los da帽os. El Tribunal Supremo revisa esta decisi贸n y absuelve a la demandada.

En primer lugar, la m谩xima autoridad judicial afirma que el carreteo forma parte del contrato de arrendamiento al tratarse de un 鈥溾 elemento imprescindible para poder cumplir el fin contractual previsto para disfrutar la aeronave y utilizarla conforme al destino pactado鈥. Aunque no estaba espec铆ficamente prevista en el contrato, era conforme con su naturaleza que el arrendatario se hiciera cargo de esa obligaci贸n.

Segundo, el da帽o se produjo durante la operaci贸n; por lo tanto, en el marco de la relaci贸n contractual. Quedaba, pues, sometido a sus normas. Y tercero, arrendador y arrendatario excluyeron el resarcimiento de este da帽o al tener la condici贸n de consecuencial.

Se convino la exclusi贸n de los da帽os en el casco del avi贸n con la obligaci贸n de la actora de pactar seguros de tal clase, que “[…] deber谩n contener una renuncia de subrogaci贸n frente a AIR COMET y deber谩n incluir a AIR COMET como asegurado adicional”. Y, en la cl谩usula ahora discutida, las partes se liberaron mutuamente de la “[…]p茅rdida de uso o da帽os consecuenciales derivados de los anteriormente mencionados o de otros servicios bajo este contrato”; por lo que, en coherencia con lo pactado, dentro de la p茅rdida de uso est谩n comprendidos los da帽os objeto de este proceso, relativos a los sobrecostes de explotaci贸n por la imposibilidad de utilizaci贸n del avi贸n y ganancias dejadas de obtener.

About Carles G贸rriz L贸pez

Professor Titular de Dret Mercantil. Aficionat al cine, a la literatura i a fer esport.
This entry was posted in contractes mercantils and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.