En la sentencia 696/2018, de 12 de diciembre, el Tribunal Supremo considera nulas, por abusivas, las cl谩usulas de tres contratos de pr茅stamo personal que obligaban al deudor a emitir y firmar tres pagar茅s en blanco como garant铆a del cumplimiento. Ante la falta de devoluci贸n de las cantidades pendientes, el banco dio por vencidos los pr茅stamos, rellen贸 los t铆tulos y los present贸 al cobro. Como el deudor no cumpli贸, ejercit贸 la acci贸n cambiaria correspondiente. La primera instancia estim贸 la demanda y la Audiencia Provincial confirm贸 su decisi贸n. Pero la m谩xima autoridad judicial espa帽ola se posiciona en sentido contraria. Estima el recurso de casaci贸n al considerar que la cl谩usula en cuesti贸n es una cl谩usula general abusiva. Justifica su afirmaci贸n citando el fragmento siguiente de la STS 466/2014, de 12 de septiembre, que tambi茅n recoge la STS 645/2015, de 11 de noviembre:

鈥減ermite al profesional el acceso a un proceso privilegiado que comienza con un embargo cautelar sin necesidad de o铆r al demandado y sin que tenga que prestar cauci贸n ni justificar el periculum in mora, con base en un contrato que requiere una previa liquidaci贸n para determinar la cantidad adeudada en un momento concreto, sin que el acreedor deba justificar los elementos de hecho y de c谩lculo utilizados para fijar la cantidad reclamada y sin que la correcci贸n de la liquidaci贸n haya sido controlada por un fedatario p煤blico. Por tanto se impide que el demandado tenga los elementos de hecho y de c谩lculo que le permitan enjuiciar la correcci贸n de la cantidad que se le reclama y, en su caso, impugnarla, invirti茅ndose adem谩s la carga de la prueba en el perjuicio del consumidor鈥