La doctrina del Tribunal de Justicia resulta esencial para interpretar y aplicar las normas nacionales que incorporan Directivas comunitarias. De ah铆 el inter茅s de la sentencia de 7 de abril de 2016 (C-315/14), Marchon Germany GmbH e Yvonne Karaszkiewicz. En ella se establece qu茅 debe entenderse por 鈥渘uevos clientes鈥 a efectos de la indemnizaci贸n por clientela. Se pronuncia, as铆, sobre la ex茅gesis del art. 17.2 de la Directiva 86/653 del Consejo, de 18 de diciembre de 1986, relativa a la coordinaci贸n de los derechos de los Estados Miembros en lo referente a los agentes comerciales independientes. Se corresponde al art. 28 de la Ley 12/1992, de 27 de mayo, sobre contrato de agencia.

Para comprender bien la doctrina del TJUE conviene prestar atenci贸n a determinadas circunstancias f谩cticas del litigio. En primer lugar, el 鈥渆mpresario鈥, un mayorista alem谩n de monturas de gafas (Marchon Germany GmbH), hab铆a encargado la promoci贸n de s贸lo dos modelos (las marcas C K y F A) de toda su gama al agente (la se帽ora Karaszkiewicz). No exist铆a exclusividad alguna a favor de la 煤ltima, sino que concurr铆a con los dem谩s agentes del mayorista. Adem谩s, el empresario le hab铆a proporcionado un listado de 贸pticas con las que ya manten铆a relaciones comerciales con respecto de otros modelos de sus monturas. Tras la extinci贸n del litigio, la se帽ora Karaszkiewicz interpuso demanda solicitando la indemnizaci贸n por clientela. A esos efectos se discut铆a si deb铆an considerarse 鈥渘uevos clientes鈥 las 贸pticas que ya ten铆an relaci贸n con el empresario pero que hab铆an adquirido por primera vez las monturas que promov铆a la agente (es decir, las marcas C K y F A).

El Tribunal de Justicia afirma basarse en el contexto del art. 17.2 de la Directiva y, sobre todo, en la finalidad perseguida por esta norma (apartado 29). Respecto de esta 煤ltima, recuerda que uno de los objetivos b谩sicos de la Directiva es proporcionar una protecci贸n adecuada al agente comercial. De ah铆, no cabe una interpretaci贸n restrictiva del concepto 鈥渘uevos clientes鈥 (apartado 33). Por otra parte, deben tenerse en cuenta los m茅ritos que hace el agente en la ejecuci贸n de las operaciones que se le han encomendado. Igualmente, debe prestarse una especial atenci贸n a los productos que el agente debe promover. Si se trata de una gama particular de un conjunto mayor en relaci贸n con clientes ya existentes, puede entenderse que se exige al agente iniciar una relaci贸n comercial espec铆fica y diferenciada con ellos. En consecuencia, los clientes ya existentes pueden considerarse nuevos, a los efectos de la indemnizaci贸n por clientela, si el agente ha tenido que esforzarse en entablar una relaci贸n comercial especial con ellos. As铆 lo declara el Tribunal de Justicia en respuesta a la cuesti贸n prejudicial:

鈥淓l art铆culo 17, apartado 2, primer guion, de la Directiva 86/653 del Consejo, de 18 de diciembre de 1986, relativa a la coordinaci贸n de los derechos de los Estados miembros en lo referente a los agentes comerciales independientes, debe interpretarse en el sentido de que los clientes captados por un agente comercial con respecto a las mercanc铆as cuya venta le haya sido encomendada por el empresario deben considerarse nuevos clientes, en el sentido de esa disposici贸n, aun cuando esos clientes ya mantuviesen relaciones comerciales con el empresario con respecto a otras mercanc铆as, si la venta de las primeras mercanc铆as realizada por ese agente ha requerido establecer una relaci贸n comercial espec铆fica, lo que corresponder谩 comprobar al 贸rgano jurisdiccional remitente.鈥