La STS 267/2016, de 22 de abril se pronuncia sobre la existencia de un motivo leg铆timo que excluya el agotamiento del derecho de marca. El litigio enfrentaba a diversas empresas del conocido grupo L鈥橭real y Websales Ib茅rica, SL. La demandada vend铆a cosm茅ticos de diversas compa帽铆as en internet, al margen de la red de distribuci贸n selectiva del demandante. L鈥橭real demand贸 a Websales por infringir su derecho de exclusiva y por realizar actos de competencia desleal. La primera instancia desestim贸 la demanda y la AP acogi贸 el recurso en relaci贸n a la infracci贸n de la Ley de Marcas. El Tribunal Supremo confirma su decisi贸n. Interesa apuntar que no se discute ni la adecuaci贸n del tipo de distribuci贸n al producto, ni el agotamiento del derecho de exclusiva. La cuesti贸n sustancial es la oposici贸n al 煤ltimo; en particular, si la comercializaci贸n de los productos a trav茅s de internet en las condiciones que lo hace la demandada excluye el agotamiento y permite al titular del signo distintivo ejercitar el ius prohibendi.

El Tribunal Supremo realiza dos afirmaciones esenciales. La primera es que no se puede exigir a la comercializaci贸n a trav茅s de internet los mismos requisitos que a la realizada en un establecimiento f铆sico abierto al p煤blico. La raz贸n es que el primer canal de distribuci贸n es leg铆timo. Exigirle las mismas condiciones que a la distribuci贸n presencial puede representar una restricci贸n injustificada de la libre competencia. 鈥淧or tanto, el incumplimiento de tales condiciones [exigencia de un unto de venta f铆sico, servicio de asesoramiento o la venta a prueba mediante testers o probadores] no constituye un motivo leg铆timo que justifique la excepci贸n al agotamiento de las marcas de los demandantes鈥. Fundamenta su doctrina en la conexi贸n del derecho de marca con la libre competencia. Recurre a la conocida sentencia del Tribunal de Justicia de 4 de noviembre de 1997 (C-337/95), Parfums Christian Dior y afirma 鈥溾l titular de la marca no puede excepcionar el agotamiento de la marca para introducir restricciones injustificadas a la libre competencia鈥︹

La segunda consideraci贸n importante del Tribunal Supremo es que la comercializaci贸n por internet no debe infringir las funciones esenciales del marca. Y entre ellas no se halla s贸lo indicar el origen empresarial del producto o servicio sino tambi茅n condensar el prestigio de la marca y de su titular. As铆 lo defendi贸 el propio tribunal en su sentencia 1229/2008, de 22 de diciembre y tambi茅n el TJUE en el fallo de 23 de abril de 2009 (C-59/08), Copad y Christian Dior et al. En el caso que nos ocupa afirma que las condiciones en que la empresa demandada distribuye los productos on line da帽an la reputaci贸n de la marca. Por lo tanto, existe un motivo leg铆timo para exceptuar el agotamiento del derecho de exclusiva. En palabras suyas:

鈥淟as circunstancias mencionadas (nombre de la p谩gina web, presentaci贸n en ella de los productos por criterios esencialmente alfab茅ticos, junto con otros de inferior calidad, limitaci贸n de la gama de productos, limitaci贸n de estocaje, falta de novedades, no admisi贸n de la devoluci贸n de productos) no son inherentes a la comercializaci贸n on line de productos de perfumer铆a, por lo que su exigencia no supone una prohibici贸n de facto de la comercializaci贸n de tales productos exclusivamente por Internet, y, sin embargo, s铆 son susceptibles objetivamente de afectar negativamente a la reputaci贸n de las marcas de las demandantes, pues perjudican el aura y la imagen de prestigio que confieren a sus productos una sensaci贸n de lujo.

Lo expuesto lleva a considerar que concurr铆an motivos leg铆timos que permit铆an a las demandantes excepcionar el agotamiento de sus marcas y oponerse a la comercializaci贸n de sus productos que la demandada realizaba en su p谩gina web.鈥