Desarróllate

Desarrollo y superación personal

Archive for noviembre, 2014

Nov 02 2014

Cómo mejorar la inteligencia emocional

Posted in Habilidades sociales |

El término “inteligencia emocional” hace referencia a la capacidad o habilidad de cada persona para controlar sus propias emociones y también entender las emociones de las personas que lo rodean, intentando mantener un equilibrio y guiar su comportamiento.

Un buen desarrollo de la inteligencia emocional puede contribuir de forma positiva en el desarrollo de nuestra empatía y asertividad y en el desarrollo de relaciones interpersonales óptimas, beneficiando la vida social en aspectos personales y profesionales.

En pocas palabras, podríamos decir que una persona que cuenta con una gran inteligencia emocional sabrá muy bien crear buenos vínculos o relaciones de todo tipo, dado que no sólo sabe gestionar sus emociones, sino que además reconoce y comprende las emociones de los otros.

Cómo mejorar la inteligencia emocional

Hay expertos en inteligencia emocional que aseguran que se trata de una característica innata, es decir, genética, que ya viene con nosotros al momento de nacer; pero hay otros que sostienen que se trata de una cualidad que se puede mejorar y desarrollar con una buena práctica.

Tomando en cuenta la segunda opción, de que la inteligencia emocional se puede desarrollar a través de ciertos hábitos y prácticas, veremos a continuación algunos consejos que brindan los especialistas al momento de tratar este aspecto de nuestra personalidad.

Algunas formas de desarrollar nuestra inteligencia emocional

  • Sinceridad con uno mismo: Algo que puede parecer ‘obvio’ pero realmente sucede muy a menudo, es que no nos enfrentamos a nuestros propios sentimientos, entonces vivimos como extraños con nosotros mismo, y eso no hará más que confundir las cosas. Identificar qué nos sucede y saber por qué nos sentimos de tal manera es vital para poder aceptarnos y entender cómo funcionamos.
  • Conectar las emociones: Muchas veces tenemos un sentimiento recurrente y nos cuesta saber por qué está allí. Esto sucede mucho con las fobias; por ejemplo, una persona que se sofoca y pierde la calma en los lugares muy cerrados… será bueno comenzar a indagar en uno mismo por qué se siente así en situaciones como esas y ver si hubo algún episodio pasado o suceso que pudo haber desencadenado dicha sensación.
  • Escuchar al cuerpo: El cuerpo es uno de los mejores espejos de lo que siente una persona o del momento por el que está pasando. No sólo a nivel superficial el cuerpo revela cuestiones internas (enojo, aburrimiento, tristeza, felicidad, inseguridades, etc) sino también internamente presenta sensaciones reveladoras: un nudo en la garganta, una sensación de fuego en el estómago, o un acelere en los latidos de tu corazón pueden revelar diferentes sentimientos; y es importante que no los ignores.

No hay comentarios