cirugía veterinaria

Cirugías que podemos realizar en la UAB

ag. 05 2014

COLAPSO TRAQUEAL PERRO

Posted in General by Félix Angel García Arnás |

El colapso traqueal es una patolog√≠a respiratoria relativamente com√ļn en perros debida a la falta de consistencia del cart√≠lago traqueal, lo que desencadena el colapso de sus paredes al paso del aire por su luz, pasa de ser una estructura circular a una aplanada, sin apenas luz, lo que dificulta la entrada y salida de aire.

Afecta com√ļnmente a razas peque√Īas, sobretodo en Yorkshire Terrier, Pomerania, Caniche Enano, Carlino, Shih Tzu y Lhasa Apso. Se considera una enfermedad adquirida que surge en perros de tres a√Īos en adelante, pero tambi√©n se encuentra de forma cong√©nita en pacientes j√≥venes.

El principal síntoma que presenta es una tos característica como un graznido de ganso. Esa tos desencadena mayor presión en la tráquea y mayor colapso con insuficiencia respiratoria. El proceso pone nervioso al animal que aun exacerba más los síntomas.

Existen distintos grados de colapso traqueal del I al IV, en funci√≥n del grado de oclusi√≥n de la luz traqueal y de los signos del paciente. Adem√°s seg√ļn la fase respiratoria se puede colapsar la tr√°quea cervical (generalmente en inspiraci√≥n), lator√°cica (espiraci√≥n) o ambas.

El diagnóstico exacto se realiza con fluoroscopia, una técnica para obtener imágenes radiológicas en tiempo real, las radiografías en inspiración y espiración son otra opción.

El tratamiento médico es la primera opción, antinflamatorios, antitusígenos, broncodilatadores y tranquilizantes son algunas de las opciones. El control del peso también es importante, un animal obeso tiene dificultades para expandir su caja torácica y el panículo adiposo también comprime la tráquea.

Como se puede imaginar s√≥lo son soluciones paliativas y hay que intentar restaurar el di√°metro de la tr√°quea de manera quir√ļrgica. La elecci√≥n del paciente adecuado, condiciona enormemente el √©xito de la cirug√≠a. Generalmente se consideran candidatos pacientes con colapso traqueal de grado II hasta grado IV. Aunque los animales j√≥venes tienden a tener cuadros m√°s severos, los menores de 6 a√Īos representan el grupo de mayor √©xito quir√ļrgico.

Actualmente la técnica considerada más efectiva y más segura es la colocación de un stent intratraqueal. La prótesis se coloca directamente en la tráquea, de forma mínimamente invasiva mediante fluoroscopia.

Esta es la imagen inicial de un Yorkshire con colapso traqueal y la colocación de un stent intraluminal paso a paso

Esta es la imagen inicial de un Yorkshire con colapso traqueal y la colocación de un stent intraluminal paso a paso

Aunque ning√ļn procedimiento est√° exento de riesgos este procedimiento mejora
inmediatamente los signos clínicos del paciente y ha demostrado menor porcentaje de complicaciones que las técnicas anteriores. (Por Sofía Lafuente)
Contacta con felix.garcia@uab.cat
Teléfono 935811512


No hi ha comentaris

gen. 19 2017

Tumores hepáticos y lobectomía hepática en perro

Posted in General by Félix Angel García Arnás |

Agustí Pujol, Clara
Ledesma Fern√°ndez, Paula
López Chillón, Andrea

Contacto Felix.Garcia@uab.cat

Tumores hepáticos y lobectomía hepática

INTRODUCCI√ďN
Los tumores hep√°ticos primarios comprenden el 0,6-2,6% de los tumores en perros y 1,5-2,3% de los tumores en gatos. Normalmente se observan en perros y gatos geri√°tricos entre 9 y 12 a√Īos de edad. No se ha reportado predisposici√≥n racial.

Origen de neoplasias hep√°ticas
Estos se originan a partir de:
– Hepatocitos. Pueden dar lugar a carcinomas hepatocelulares (tumor m√°s com√ļn en perros, el 68,3% de los casos se encuentra en el l√≥bulo izquierdo, es posible su diferenciaci√≥n histopatol√≥gica en el 78% de los casos), adenomas (m√°s com√ļn en gatos) y n√≥dulos hiperpl√°sicos.

РCélulas epiteliales que recubren el conducto biliar. Puede dar lugar aun colangiocarcinoma o colangioadenoma. En perros, los adenomas presentan entre un 66 -88 % de incidencia de metástasis hacia los linfonodos regionales, pulmones, órganos abdominales, así como huesos.

РCélulas neuroendocrinas. Pueden dar lugar a neoplasias carcinoides o carcinomas. Tienen una baja prevalencia, suelen ser difusos y afectar a la vesícula biliar.

– Tejido conectivo. Puede dar lugar a diferentes tipos de sarcoma: hemangiosarcoma, leiomiosarcoma, fibrosarcoma, ostesoarcoma maligno, mesenquimoma i condrosarcoma. Suelen ser met√°stasis de tumores primarios, en perros representan menos del 13% de los tumores primarios, por otro lado, en gatos es poco com√ļn que se trate de tumores primarios.

Características macroscópicas de los tumores hepáticos
Los tumores hep√°ticos primarios se describen por su morfolog√≠a macrosc√≥pica: los tumores masivos son grandes, y afectan a un l√≥bulo hep√°tico, el carcinoma hepatocelular es el m√°s com√ļn de este tipo, por otro lado, los tumores nodulares son masas m√°s peque√Īas que implican m√ļltiples l√≥bulos, y por √ļltimo, los tumores difusos como el linfoma, el mastocitoma o el sarcoma histioc√≠tico se infiltran en todo el h√≠gado.

Diagnóstico
Signos clínicos
En el caso de los perros, aparecen en el 28-71% de los casos con neoplasias hepáticas y generalmente no son específicos.
Estos incluyen: pérdida de peso, inapetencia, letargo, vómitos, poliuria, polidipsia y convulsiones. Sólo el 45% de los perros tienen una masa abdominal detectable por palpación.
Los signos específicos de enfermedades hepáticas tales como dolor abdominal, ictericia y ascitis no están típicamente presentes, a menos que haya una enfermedad hepática difusa.

Los gatos con neoplasias hepáticas de carácter maligno suelen presentar anorexia, vómitos y letargia, por otro lado los que presentan masas hepáticas benignas no suelen presentar signos clínicos evidentes.

Hallazgos laboratoriales
En perros con neoplasias hep√°ticas primarias encontramos anemia en el 54% de los casos, microcitosis en el 31%, leucocitosis en el 27% y trombocitosis en el 46,2%.
Las concentraciones s√©ricas de prote√≠nas totales, alb√ļmina, fosfatasa alcalina (FA) y Alalino Amino Transferasa (ALT).

Técnicas de imagen
Dado que estos tumores son típicamente grandes, por lo general se pueden visualizar en una radiografía abdominal.
La ecografía abdominal es una modalidad diagnóstica idea para la detección de un tumor hepático y puede ayudarnos a determinar si se trata de un tumor difuso, nodular o masivo. Los signos ecográficos típicos del carcinoma hepatocelular incluyen una masa no uniforme con propiedades hiperecoicas e hipoecoicas mixtas.
Las biopsias de n√ļcleo m√ļltiple o una biopsia quir√ļrgica suelen proporcionar un diagn√≥stico definitivo, previamente se requiere un perfil de coagulaci√≥n normal y el recuento de plaquetas. La histopatolog√≠a se realizar√° habitualmente despu√©s de que el tumor haya sido extirpado.
‚ÄÉ
Caso clínico 1
Se presenta una perra de raza cruzada, hembra de 10 a√Īos de edad. Los an√°lisis bioqu√≠micos muestran elevaci√≥n en la Fosfatasa Alcalina (FA) y la Alanino Amino Transferasa (ALT), se le ha detectado por ecograf√≠a una masa en el l√≥bulo hep√°tico lateral izquierdo.
En el diagnóstico diferencial se sospecha de neoplasia, hematoma o tejido reactivo.
Finalmente se decide realizar una lobectomía hepática para poder extirpar la masa hepática y realizar una biopsia para llegar a un diagnóstico.

Tratamiento quir√ļrgico
La lobectomía es el tratamiento de elección para reseccionar los tumores hepáticos primarios,
Consideraciones preoperatorias
Los perros normalmente pueden tolerarla extracción del 70% del tejido hepático, debido a que se trata de un órgano capaz de mantener su funcionalidad con el 30% del tejido sano, además tiene una gran capacidad de regeneración, aunque hay que tener en cuenta que los perros que se someten a una lobectomía, el hígado que queda restante, normalmente no es normal, y por lo tanto los niveles de enzimas hepáticos no vuelven a la normalidad.
La principal preocupación de los animales que pasan por una lobectomía es la hipotensión, la causa principal de esta es la compresión de la vena cava por una neoplasia extensa. Por ello, una vez anestesiado, durante la sección del abdomen es preferible colocar el paciente lateralmente, del costado en el que se encuentra el tumor.

En nuestro caso, el animal se encontró en posición ventrodorsal durante toda la cirugía.

Aproximaci√≥n quir√ļrgica al h√≠gado
Es aconsejable realizar la celiotomía a nivel de la línea alba, partiendo del punto más craneal hasta seccionar las dos terceras partes.
Se puede realizar una exposición adicional de los lóbulos derechos del abdomen mediante una ventana paracostal en el lado derecho, aunque en el caso que los lóbulos derechos del hígado se encuentren entre los límites de la caja torácica, no se realizará esta exposición adicional del hígado.

Otro abordaje posible es realizar una celiotomia junto con una esternotomía media, y realizar un corte parcial a nivel ventrodorsal en el diafragma a lo largo de la línea media, de esta forma es posible tener una mejor exposición de la división central i derecha del hígado. Las incisiones en la zona paracostal izquierda, casi nunca generan un beneficio para poder ver el hílio que se encuentra en la parte izquierda del hígado.

En este caso se abord√≥ mediante una laparotom√≠a craneal hasta la ap√≥fisis xifoide, adem√°s aunque se prepar√≥ quir√ļrgicamente la zona, no se realiz√≥ una ventana paracostal.

Métodos de lobectomías del hígado
En la literatura se describe la utilizaci√≥n de la sutura del colchonero en el l√≥bulo hep√°tico o la ligadura guillotina en la base del l√≥bulo hep√°tico, este tipo de cirug√≠as se deben reservar para las lobectom√≠as de h√≠gado lateral izquierdo o medio, en gatos o perros peque√Īos, pues en perros grandes suele resultar en hemorragias graves durante el postoperatorio.
Otra técnica descrita es romper digitalmente el lóbulo hepático, y ligar las estructuras vasculobiliares que nos encontremos.
Lewis et al., describió el uso de la TA, grapadora para la zona toracoabdominal en perros. La TA55 coloca dos filas de grapas escalonadas que dejan un espacio de 55 mm de ancho.
Como la mayor√≠a de las arterias hep√°ticas son iguales o inferiores a 1.5 mm de di√°metro, es posible que se generen hemorragias importantes si se utilizan estas grapas. De modo que el uso de grapas se contempla para l√≥bulos hep√°ticos pediculares y que se pueden amputar f√°cilmente del h√≠lio hep√°tico. Por otro lado tambi√©n existe laTA30 que consigue una mejor hemostasia de los vasos sangu√≠neos de peque√Īo di√°metro, incluidas las arterias hep√°ticas lobelares, pero en este caso solo tiene 30mm de ancho y una abertura muy peque√Īa, de modo que los tejidos gruesos no pueden encajar bien en la abertura, por lo que en este caso la grapa tampoco es funcional.
Se han desarrollado varias técnicas para diseccionar el hígado en el hílio, mediante la separación, ligadura i división de las estructuras vasculobiliares utilizando una combinación de suturas, clips hemostáticos y grapadoras TA30.
Minimizar hemorragias durante la cirugía
El lóbulo hepático afectado debería ser manipulado lo mínimamente posible durante la lobectomía. Se expondrá el hílio de interés mediante retracción de los lóbulos hepáticos no afectados.
Las estructuras vasculares lobulares entrantes (arteria hepática y vena portal), así como el conducto biliar deben ser aislados, ligados y seccionarlos anteriormente a la división de estas en el parénquima entre los diferentes lóbulos hepáticos. El paso final es ligar y seccionar las venas hepáticas del lóbulo que nos interesa.

En este caso, se realiz√≥ un desplazamiento del l√≥bulo hep√°tico lateral izquierdo, l√≥bulo de inter√©s, para as√≠ visualizar el h√≠lio y encontrar el conducto biliar y la arteria hep√°tica, para realizar la hemostasia se utiliz√≥ un clip vascular y se seccionaron (imagen 1), seguidamente se realiz√≥ una doble ligadura en la vena portal con monofilamento reabsorbible (imagen 2), y por √ļltimo, gracias a la TA se consigui√≥ una buena hemostasia en la vena hep√°tica (imagen 3).

img_0117f6

img_0124f9

img_0128f12

Anatomía del hígado
El hígado se divide en seis lóbulos hepáticos: lateral izquierdo, medial izquierdo, cuadrado, medial derecho, lateral derecho y caudado.
El lóbulo caudado lo constituyen dos procesos, lo podríamos considerar como dos lóbulos, ya que cada proceso tiene suministro de sangre y conducto biliar por separado.
El lóbulo lateral izquierdo suele ser el más grande y cubre el lado izquierdo del estómago.
La ves√≠cula biliar se encuentra situada entre el l√≥bulo cuadrado, medial derecho y medial izquierdo. La vena cava est√° unida a los l√≥bulos lateral derecho y caudado. Los l√≥bulos hep√°ticos se encuentran suspendidos dentro del abdomen mediante la vena cava abdominal, diafragma y los ligamentos hep√°ticos, los cuales se unen al diafragma y ri√Ī√≥n derecho. En el h√≠gado encontramos las venas porta izquierda y derecha, las cuales se ramifican en venas lobulares. Las venas hep√°ticas se extienden directamente de los l√≥bulos y se unen a la vena cava.
T√©cnicas quir√ļrgicas
En este caso la t√©cnica utilizada fue una lobectom√≠a hep√°tica lateral izquierda. Para poder tener un buen abordaje quir√ļrgico, se realiz√≥ una laparotom√≠a craneal hasta la ap√≥fisis xifoides y se reseccion√≥ el ligamento falciforme. Se pudo apreciar una masa intraparenquimatosa de 3 cent√≠metros de di√°metro en el l√≥bulo lateral izquierdo. Se hemostatiz√≥ y diseccion√≥ la vena y arteria hep√°tica junto con la vena porta y el conducto biliar tal y como se ha explicado anteriormente. A continuaci√≥n, se procedi√≥ a cortar el ligamento interhep√°tico y a la extracci√≥n de la neoplasia. Finalmente se sutur√≥ con monoplus y posteriormente con monosyn.
Otras t√©cnicas quir√ļrgicas para poder extraer tumores hep√°ticos son:
‚ÄĘ Lobectom√≠a medial izquierda
‚ÄĘ Resecci√≥n de la divisi√≥n izquierda (l√≥bulos izquierdos lateral y medial)
‚ÄĘ Divisi√≥n de la zona central (l√≥bulo cuadrado y medial derecho)
‚ÄĘ Resecci√≥n del l√≥bulo lateral derecho y del proceso caudado
‚ÄĘ Resecci√≥n del proceso papilar del l√≥bulo caudado
Cuidados post-operatorios
Para obtener una buena recuperación post-operatoria es esencial mantener al paciente monitorizado, bajo antibioterapia, analgesia, y supervisando la función hepática mediante analíticas hasta que sea dado de alta en el hospital.
Para la analgesia utilizaremos una infusión intravenosa de Fentanilo (hasta dos días post-operación) o Morfina / Buprenorfina mediante administración intramuscular o subcutánea. Deberemos administrar coloides o plasma si es necesario tratar una hipotensión.
Si la presión arterial no logra mantenerse con fluidos y coloides, podremos administrar vasopresores. En este caso deberemos buscar las causas de esta hipotensión, como pueden ser hemorragia interna, síndrome de respuesta inflamatoria sistémica o una enfermedad cardíaca.
Los antibióticos deben administrarse durante cinco días para prevenir el crecimiento de Clostridium spp., que normalmente residen en el hígado.

La medicaci√≥n administrada el d√≠a de la cirug√≠a fue: Metadona 0’4mgr/Kg, Cefazolina 22mg/kg, Robenacoxib 1 mg/kg, Fentanilo 5mg/kg, Metoclopramida 0,3mg/kg y Acepromacina 0,01mg/kg.
Al d√≠a siguiente la pauta de tratamiento fue: Metadona 0’4mgr/Kg, Cefazolina 22mg/kg, Robenacoxib 1 mg/kg y Metoclopramida 0,3mg/kg.

Complicaciones
Las principales complicaciones intraoperatorias, comentadas anteriormente, incluyen sangrado agudo e hipotensión. Los riesgos de sangrado pueden minimizarse mediante una buena compresión de la anatomía vascular del hígado y asegurar que el paciente tenga un perfil de coagulación normal. La hipotensión durante la cirugía la podremos controlar mediante fluidos e inclinando al paciente para reducir la compresión de la vena cava.
Durante la resección del lóbulo las complicaciones citadas son hemorragia, torsión y compromiso del riego sanguíneo en el lóbulo hepático adyacente. La torsión es poco frecuente y podremos reducir su incidencia fijando este lóbulo al omento.
La recurrencia tumoral es poco frecuente, aunque puede darse en aquellos casos en los que no se puede reseccionar totalmente la neoplasia debido a una infiltración profunda. Al poder producirse producir metástasis se recomienda realizar radiografías y ecografías cada 3-4 meses.

En este caso, se pudo extirpar toda la masa mediante una lobectomía del lóbulo lateral izquierdo, el animal fue dado de alta al día siguiente sin ninguna complicación.
Resultados de la biopsia
Descripción macroscópica de nódulos extraídos
L√≥bulo hep√°tico con un n√≥dulo blanquecino de 2,5 x 2 cm de tama√Īo, de consistencia blanda que al corte presenta una coloraci√≥n blanquecina con √°reas ennegrecidas y que profundiza en uno de los laterales por el par√©nquima hep√°tico adyacente. A la secci√≥n del h√≠gado se observa la presencia de otro n√≥dulo de 0,7 cm de di√°metro, blanquecino, de consistencia blanda.
Lesiones microscópicas
El nódulo hepático observado macroscópicamente se corresponde con una extensa área de necrosis isquémica, bien delimitada, rodeada por una moderada banda de estroma fibromixoide, con intenso infiltrado inflamatorio compuesto por macrófagos espumosos y muy escasos linfocitos.
En el resto del par√©nquima hep√°tico se observa dilataci√≥n de sinusoides con amplias cavidades qu√≠sticas irregulares rellenas de sangre, tapizadas por un endotelio bien diferenciado. En estas zonas se aprecia en ocasiones macr√≥fagos con hemosiderina en su citoplasma. En las zonas menos afectadas se observa una leve glucogenosis del citoplasma de los hepatocitos y peque√Īos n√≥dulos de regeneraci√≥n hepatocitaria.
Diagnóstico
Telangiectasia hep√°tica

Caso clínico 2
Historia clínica
Se presenta perro macho castrado de raza cruzada y 8 a√Īos de edad. Durante el examen f√≠sico observamos que el perro presenta paraparesia ambulatoria y, ya hab√≠a presentado un sarcoma cut√°neo anteriormente que hab√≠a sido extirpado. Los an√°lisis laboratoriales muestran policitemia, y mediante t√©cnicas de diagn√≥stico por imagen se detecta que existe una masa, en h√≠gado y bazo.
Se decide realizar una biopsia, tanto del bazo normal, como de la masa.
Biopsia
En las diferentes muestras de biopsia de la masa del bazo se observa diferentes grados de celularidad, y en general una buena conservaci√≥n de la morfolog√≠a celular. El fondo presenta abundantes eritrocitos y plaquetas, en todas las preparaciones se observa un n√ļmero bajo de neutr√≥filos no-degenerados y de linfocitos de peque√Īo tama√Īo, una gran parte corresponden a un fondo hemodiluido. Por otro lado, encontramos √°reas con material de aspecto necr√≥tico, en las que se distingue un mayor n√ļmero de neutr√≥filos poco conservados o degenerados. Se aprecian ocasionales macr√≥fagos y linfocitos intermedios, as√≠ como escasos precursores eritroides, y en muchas ocasiones encontramos macr√≥fagos, y podemos llegar a distinguir c√©lulas mesoteliales homog√©neas. No se visualizan agentes infecciones. Interpretamos que los hallazgos encontrados en la biopsia de la masa del bazo est√°n relacionados con una leve hematopoyesis extramedular, junto con un proceso de necrosis con inflamaci√≥n neutrof√≠lica leve.
Por otra parte, en las muestras obtenidas las √°reas de bazo normal se observa una moderada celularidad, con buena conservaci√≥n de la morfolog√≠a celular. El fondo presenta numerosos eritrocitos y agregados plaquetares. Se detectan algunas zonas de estroma donde se observa un leve dep√≥sito de hierro, as√≠ como tambi√©n ser distingue un moderado n√ļmero de linfocitos, la mayor√≠a peque√Īos, con ocasionales linfocitos intermedios y neutr√≥filos no degenerados. Adem√°s, se aprecian c√©lulas plasm√°sticas en baja cantidad, y se identifican escasos eritrocitos nucleados y macr√≥fagos. Podemos apreciar tambi√©n diversos grupos de c√©lulas mesoteliales, ocasionalmente con un pigmento verde-azulado. No se detectan agentes infecciosos. Interpretamos que los hallazgos encontrados en la biopsia de √°rea de bazo normal est√°n relacionados con una situaci√≥n de bazo reactivo, compatibles con una respuesta antig√©nica.
T√©cnica quir√ļrgica
Como preanestésicos se administra Propofol (4mg/Kg, IV), Metadona (0.4 mg/Kg, IV), y para su inducción se utiliza de nuevo Propofol (4mg/Kg, IV) y Diacepan (0.2 mg/Kg, IV)
Se localiza masa de 3 centímetros de diámetro en el borde apical del lóbulo lateral izquierdo. Se decide realizar una hepatectomía parcial. Primero de todo se realiza un patrón de sutura doble en U vertical, y se realiza una exéresis de la pieza con bisturí eléctrico.
En segundo lugar, debido a una ligero hemorragia se refuerzan los puntos siguiendo la sutura en U y se aplica un parche de Sangustop.
Cuidados postoperatorios
Se administra Metadona hasta que el paciente reciba el alta, y se recomienda también administrar Robenacoxib y Tramadol durante 4-5 días.

masa

primera-sutura

ya-seccionado

Posibilidades de tratamiento para sarcoma cut√°neo

Los estudios publicados muestran que los tratamientos de quimioterapia sistémica para los sarcomas hepáticos, antes y después de la cirugía, tienen tasas de respuesta muy baja, y pueden tener una duración de solo pocas semanas a meses.
Encontramos ejemplos de regímenes con los fármacos ifosfamida, mitomicina y doxorrubicina
Una opci√≥n despu√©s de la resecci√≥n quir√ļrgica es la quimioterapia intraperitoneal postoperatoria. En humana se ha realizado con mitoxantrona a dosis de 20mg/m2 en 2 litros de RL, comenzando entre 1 y 2 semanas despu√©s de la cirug√≠a y con una duraci√≥n de 2 a 3 semanas. Aunque este tratamiento tiene poco efecto sobre la diseminaci√≥n hep√°tica y por lo tanto funcionar√° mucho mejor en casos donde el h√≠gado no este afectado o lo est√© poco.
Otro tratamiento posible es la ‚ÄúQuimio-saturaci√≥n hep√°tica con perfusi√≥n hep√°tica percut√°nea‚ÄĚ (CS-PHP) con melphalan, desarrollada en humana, ofrece varias opciones para los sarcomas, sobre todo para los que son dif√≠ciles de reseccionar.
Se trata de un tratamiento poco invasivo con un perfil de toxicidad sist√©mica (neutropenia) previsible y manejable. Para los pacientes adecuadamente seleccionados, CS-PHP puede retrasar la progresi√≥n del tumor y podr√≠a mejorar la supervivencia. Se han observado reducciones del 25% en el tama√Īo de las lesiones y mejoras en la supervivencia, libre de progresi√≥n hep√°tica a los 16 meses.

Bibliografia tratamiento sarcoma cut√°neo

1. Eilber, F. C., Rosen, G., Forscher, C., Nelson, S. D., Dorey, F. J., & Eilber, F. R. (1999). Surgical resection and intraperitoneal chemotherapy for recurrent abdominal sarcomas. Annals of Surgical Oncology, 6(7), 645-50.

2. Deneve, J.L., Choi, J., Gonzalez, R.J. et al. Chemosaturation with Percutaneous Hepatic Perfusion for Unresectable Isolated Hepatic Metastases from Sarcoma. Cardiovasc Intervent Radiol (2012) 35: 1480. doi:10.1007/s00270-012-0425-x

3. El-Domeiri AA, Huvos AG, Goldsmith HS, Foote FW. Primary malignant tumors of the liver. Cancer. 1971; 27:7‚Äď11.
4. Weitz, J., Klimstra, D. S., Cymes, K., Jarnagin, W. R., D’Angelica, M., La Quaglia, M. P., Fong, Y., Brennan, M. F., Blumgart, L. H. and DeMatteo, R. P. (2007), Management of primary liver sarcomas. Cancer, 109: 1391‚Äď1396. doi:10.1002/cncr.22530


No hi ha comentaris

set. 17 2016

¬ŅC√≥mo preparar infusiones cont√≠nias en veterinaria?

Posted in General by Félix Angel García Arnás |

Antes de nada leeros el artículo del capítulo infusiones continuas en veterinaria y enviar las respuestas antes del 30 de Septiembre a Felix.garcia@uab.cat vuestra aportación la tendré en cuenta en la nota del examen

Postoperative analgesic effects of either a constant rate infusion of fentanyl, lidocaine, ketamine, dexmedetomidine, or the combination lidocaine-ketamine-dexmedetomidine after ovariohysterectomy in dogs
Eduardo Gutierrez-Blanco*, JosM Victoria-Mora†, Jos
Veterinary Anaesthesia and Analgesia, 2015, 42, 309‚Äď318

Consigue el artículo pegando la siguiente dirección en el navegador de tu ordenador

http://onlinelibrary.wiley.com.are.uab.cat/doi/10.1111/vaa.12215/epdf

Forma de preparar infusiones
En nuestro hospital y con el fin de homogeneizar criterios prepararemos las infusiones en botes de suero fisiológico de 100 mililitros que suministraremos a una velocidad de 1 ml/kg.hora
Empecemos con fentanilo, la dosis que quiero inyectar ser√° de 5 microgramos/kg.hora y el fentanilo lo comercializan a 50 microgramos/ml
¬ŅCuantos ml de fentanilo necesito meter en la botella de 100 ml para infundirle a 1 ml/kg.hora dando 5 microgramos/kg.hora ?
Tenemos la botella de 100 ml de suero, si infundimos 1 ml/kg.hora, un perro de 100 kilos gastar√° ese suero en una hora
Ese perro de 100 kilos necesitar√° 500 microgramos
Como el fentanilo lo comercializan a 50 microgramos/ml deberemos meter 10 ml de fentanilo, habiendo extraído 10 ml de suero previamente

Otro producto que podemos usar es la lidocaina, partiendo de los planteamientos anteriores que prepararemos las infusiones en botes de suero fisiológico de 100 mililitros que suministraremos a una velocidad de 1 ml/kg.hora y que suministraremos lidocaina al 2% a una dosis de 30 microgramos/kg.minuto
Tenemos la botella de 100 ml de suero, si infundimos 1 ml/kg.hora, un perro de 100 kilos gastar√° ese suero en una hora
Como doy 30 microgramos/kg.minuto, en una hora daré 1800 microgramos y como el perro pesaría 100 kilos, necesito 180000 microgramos, que son 180 miligramos de lidocaína
La lidocaína está al 2% eso quiere decir que hay 2 gramos en 100 mililitros, osea 20 mgr/ml por lo que deberemos meter 9 ml de lidocaina, habiendo extraído 9 ml de suero previamente.

A partir de aquí vamos a una situación frecuente en una clínica veterinaria como preparar una botella de suero fisiológico de 1 litro para suministrar ketamina de 100 mgr/ml dando una dosis de 10 microgramos/kilo.minuto, infundiendo con una velocidad de 7 ml/kg.hora


No hi ha comentaris

set. 08 2016

Infusiones contínuas en anestesia veterinaria

Posted in General by Félix Angel García Arnás |

Revisa este artículo y responde a las preguntas:
Postoperative analgesic effects of either a constant rate infusion of fentanyl, lidocaine, ketamine, dexmedetomidine, or the combination lidocaine-ketamine-dexmedetomidine after ovariohysterectomy in dogs
Eduardo Gutierrez-Blanco*, JosM Victoria-Mora†, Jos
Veterinary Anaesthesia and Analgesia, 2015, 42, 309‚Äď318

Consigue el artículo pegando la siguiente dirección en el navegador de tu ordenador

http://onlinelibrary.wiley.com.are.uab.cat/doi/10.1111/vaa.12215/epdf

A) ¬ŅCita los grupos que proporcionan una analgesia eficaz en perras despu√©s de una OVH?

B) ¬ŅC√≥mo fu√© evaluado el dolor postoperatorio de estos animales? Explica en qu√© se basan estas escalas de valoraci√≥n.

C) ¬ŅEn qu√© consiste la analgesia multimodal?.

D) ¬ŅQu√© quiere decir que un grupo necesita analgesia de rescate? ¬ŅQu√© analgesia llevan los grupos de animales que necesitaron de analgesia de rescate?

E) ¬ŅQu√© limitaciones tienen las escalas de puntuaci√≥n de dolor NRS, UMPS y CGPS en este estudio?


No hi ha comentaris

nov. 11 2014

Tumores de p√°ncreas en el perro. Insulinoma

Posted in General by Félix Angel García Arnás |

CIRUG√ćA DEL P√ĀNCREAS. Biopsia de P√°ncreas e insulinoma.
Autores: Félix García y Anna Andaluz. Ilustraciones: Olga Trasserra

felix.garcia@uab.cat

1. GENERALIDADES
El páncreas es un órgano glandular localizado en el abdomen craneal que tiene
funciones endocrinas y exocrinas. Las funciones exocrinas incluyen la producción de
enzimas digestivos, bicarbonato y otras sustancias. Las funciones endocrinas son la
producción de insulina y glucagón.
Las enfermedades del páncreas varían desde aquellas que son autolimitantes,
como la pancreatitis leve, hasta las que suponen un riesgo para la vida, como la
pancreatitis necrotizante o el carcinoma de células beta (insulinoma).
Anatom√≠a quir√ļrgica
El páncreas está dividido en los lóbulos derecho e izquierdo y el cuerpo.
РEl lóbulo derecho, adyacente al duodeno.
РEl lóbulo izquierdo del páncreas, está caudodorsal a la curvatura mayor del
estómago.
РEl cuerpo del páncreas es la confluencia del lóbulo derecho y el izquierdo y se
sit√ļa adyacente al p√≠loro.
La anatomía del conducto pancreático es variable entre especies:
– En el perro, el conducto pancre√°tico penetra en la papila duodenal
mayor inmediatamente adyacente al conducto biliar com√ļn. El conducto
pancre√°tico accesorio (generalmente m√°s largo) llega a la papila duodenal
menor, situada m√°s distalmente en el duodeno.
– En el gato, es frecuente que haya un solo conducto pancre√°tico como
v√≠a de entrada de las secreciones pancre√°ticas en el duodeno. Adem√°s es com√ļn
que el conducto pancre√°tico y el conducto biliar com√ļn se unan entre s√≠ antes de
penetrar en la papila duodenal mayor.
El aporte vascular del p√°ncreas es muy rico y variable. Destacan las arterias y venas pancreaticoduodenales craneal y caudal. Estos vasos circulan paralelamente a lo largo del eje del p√°ncreas y el duodeno. El aporte vascular del l√≥bulo izquierdo viene dado por las ramas de las arterias gastroduodenal, hep√°tica com√ļn y espl√©nica.

Anatomía del páncreas. Principales vasos que aportan irrigación.

Anatomía del páncreas. Principales vasos que aportan irrigación.

Indicaciones de la cirugía pancreática (Pancreatectomía parcial)
1. Toma de biopsias
2. Tumores – Insulinomas (tumores de las c√©lulas ő≤)
Principales signos del insulinoma
. Perros adultos de razas grandes (PA, setters, labradores,..)
. Hipoglucemia
. Metástasis en hígado y nódulos linf. regionales frecuentes.
– Adenocarcinomas (tumores del p√°ncreas exocrino)
. Muy poco frecuentes en animales.
. Cuadros agudos o crónicos (vómitos, dolor, … = pancreatitis)
. Metástasis en hígado, nódulos linf., pulmones…
3. Abscesos o quistes, normalmente debidos a pancreatitis.

2. BIOPSIAS DE P√ĀNCREAS
2.1. GENERALIDADES
La toma de biopsias pancreáticas está indicada en casos de inflamación, atrofia o
neoplasia principalmente. Generalmente dichas biopsias se realizar√°n cuando otros
m√©todos diagn√≥sticos no hayan sido √ļtiles en el diagn√≥stico definitivo.
El tratamiento pre y postoperatorio así como las pruebas complementarias a
realizar dependerán, en gran medida, del estado del paciente así como de el diagnóstico presuntivo.

3. INSULINOMA
3.1. GENERALIDADES
Los insulinomas son tumores funcionales de las c√©lulas ő≤ del p√°ncreas endocrino
que se caracterizan por una producción excesiva de insulina.
Suelen aparecer en perros adultos de 4 a 15 a√Īos de edad. No obstante, la
máxima incidencia corresponde a edades comprendidas entre los 9 y 10 anos. Así
mismo se ha descrito una predisposición racial en el Pastor alemán, Golden Retriever, Setter Irlandés, Fax Terrier y Boxer. No hay diferencias de incidencia entre machos y hembras.
Los insulinomas caninos son tumores malignos y suelen metastatizar a hígado,
bazo y nódulos linfáticos regionales. Las metástasis pulmonares no son frecuentes, de
modo que las radiografías de tórax no están indicadas para el diagnóstico ni para poder establecer un pronóstico fiable.
3.2. SIGNOS CL√ćNICOS Y DIAGN√ďSTICO
Los perros afectados se presentan con signos clínicos asociados a la
hipoglucemia, como debilidad, temblores musculares, ataxia y convulsiones. Puede
suceder que los signos clínicos se resuelvan alimentando al animal.
La hipoglucemia de ayuno persistente, acompa√Īadode hiperinsulinemia, con una
proporción elevada de insulina:glucosa sugieren la presencia de insulinoma.
Estudios de laboratorio
En el diagnóstico de estas neoplasias, el signo laboratorial más indicativo es la
detección del estado de hipoglucemia de ayuno persistente. Esta hipoglucemia, definida como una concentración sérica de glucosa inferior a 60 mg/dl, se debe a la
hiperinsulinemia, derivada de la producci√≥n excesiva por las c√©lulas ő≤ neopl√°sicas. La hipoglucemia es la responsable, en gran medida, de la sintomatolog√≠a que manifiestan los perros con insulinoma, debido a la dependencia que tienen algunos tejidos de ella.
Los principales síntomas son neurológicos y en segundo lugar también podemos
observar síntomas renales, hepáticos y cardíacos.
Los siguientes hallazgos (Triada de Whipple) nos ayudaran el diagnóstico de
insulinoma:
РPresencia de signos clínicos asociados a hipoglucemia (generalmente neurológicos).
– Glucemia en ayuno menor a 40 mg/dl
РResolución de los signos clínicos después de la administración de glucosa o comida

Tabla

De todas estas causas, el insulinoma y la hipoglucemia paraneopl√°sica son las m√°s
frecuentes, una vez descartado el error de laboratorio. Para poder distinguir entre estos dos procesos, es necesario determinar si la hipoglucemia está producida por una hiperinsulinemia o bien por una producción excesiva de IGF I o IGF II. Esta diferenciación se puede realizar mediante la determinación de insulina sérica calculando la proporción insulina: glucosa corregida.

Diagnóstico por imagen
Para evaluar la presencia y extensi√≥n de tumor de c√©lulas ő≤ del p√°ncreas se han
utilizado diversos medios de diagnóstico por imagen.
– Radiograf√≠a Si bien la radiolog√≠a tor√°cica y abdominal no es √ļtil para
este fin, sí lo es para descartar otras causas de hiperinsulinismo.
РEcografía  La ecografía facilita la detección de tumor pancreático,
pero tiene poca sensibilidad para detectar lesiones muy peque√Īas o infiltrativas
difusas.
-TAC, mejor opción.
El diagnóstico definitivo de insulinoma se confirma demostrando una elevación de la
insulina sérica en presencia de hipoglicemia.

3.3. TRATAMIENTO
La resoluci√≥n quir√ļrgica, siempre que sea posible, es la terapia de elecci√≥n. Se
ha comprobado que el tiempo de supervivencia es superior en perros a los que se ha
practicado una pancreatectom√≠a parcial que en los tratados ‘s√≥lo m√©dicamente”
3.3.1. TRATAMIENTO QUIR√öRGICO
Consideraciones preoperatorias
Se deben realizar radiografías torácicas preoperatorias para evaluar la presencia
de metástasis. Para prevenir la hipoglucemia, debe comenzarse la administración de
fluidos con glucosa (solución de electrolitos equilibrada más dextrosa al 5%) el día
antes de la cirugía y debe continuarse durante ésta.
A fin de evitar la hipoglucemia, la concentración de glucosa en sangre debe medirse de forma regular a lo largo de la cirugía.

T√ČCNICA QUIR√öRGICA
La t√©cnica quir√ļrgica consistir√° en la realizaci√≥n de una pancreatectom√≠a parcial(misma t√©cnica que la descrita para las biopsias pancre√°ticas).
Deberemos palpar la integrad del páncreas en busca de nódulos.
Ya que el nódulo tumoral no tendrá porqué localizarse en el extremo del lóbulo izquierdo será de vital importancia mantener la comunicación entre los dos lados de la zona afectada.

Foto

Manejo postoperatorio
РNo administrar nada vía oral durante aproximadamente 48 horas para reducir las
secreciones pancre√°ticas.
РAdministrar vía intravenosa una solución electrolítica equilibrada con dextrosa
al 5% hasta que se reinicie la ingesta oral de comida y agua.
РMonitorizar los niveles de glucosa en sangre por lo menos dos veces al día.
РDetener la glucosa intravenosa si el animal está hiperglucémico o tiene un nivel
de glucosa normal y estable.

COMPLICACIONES
РPancreatitis: es una complicación potencial de la pancreatectomía parcial y puede ser muy grave. Los signos clínicos de pancreatitis incluyen vómitos, dolor abdominal, fiebre y debilidad. Los perros con pancreatitis deben tratarse con fluidos intravenosos
(no dar nada vía oral), antieméticos, analgésicos y antibióticos.
Si no ha habido vómitos tras 48 horas, puede iniciarse la ingesta oral, primero de agua y más tarde de comida. Debe darse una dieta blanda. La ingesta oral se debe detener si se aparecen vómitos. También debe continuarse la monitorización periódica de los niveles séricos de glucosa.
La aparición de pancreatitis a consecuencia de la cirugía se debe a una manipulación
excesiva o brusca del páncreas durante la intervención. Por ello recordar una
manipulaci√≥n suave durante la cirug√≠a, y como cuidados postquir√ļrgicos ayuno
durante 72 horas y fluidoterapia apropiada.
– Hipoglucemia persistente: indica que hay presencia de un tumor residual (met√°stasis) o la eliminaci√≥n incompleta del n√≥dulo primario (menos frecuente). Ser√° necesario continuar el manejo m√©dico de la hipoglucemia: alimentaci√≥n frecuente y administraci√≥n de corticosteroides u otros f√°rmacos (por ejemplo, diazoxida o an√°logos de la somatostatina) para elevar la glucosa s√©rica seg√ļn sea necesario (Ver tratamiento m√©dico m√°s adelante).
– Hiperglucemia: la detecci√≥n de una hiperglucemia postquir√ļrgica se debe a la
supresi√≥n continuada que las c√©lulas ő≤ no neopl√°sicas del p√°ncreas han experimentado durante el periodo en que el animal ha permanecido en hipoglucemia. Las c√©lulas ő≤ normales, al contrario de las tumorales, han respondido a la retroalimentaci√≥n negativa que se produce sobre ellas al disminuir la glucemia. Al extirpar por completo la neoplasia se elimina, aunque s√≥lo temporalmente, la fuente de insulina.
Esta situación suele ser transitoria, ya que poco después de la cirugía las células responden a la normalización de la glucemia. Sólo en algunos casos, el animal desarrolla una diabetes mellitus y requiere la administración de insulina.

3.3.2. TRATAMIENTO M√ČDICO
Cuando la cirugía no es posible, mientras se espera a realizarla o cuando después
de ésta persiste la sintomatología se debe instaurar una terapia médica. Esta terapia no se aconseja cuando el paciente mantiene su nivel de glucemia normal.
La hipoglucemia se combate usando tres tipos de estrategias: dieta, antiinsul√≠nicos y quimioter√°picos”.
1. DIETA: En primer lugar, se establece una dieta rica en proteínas de
elevado valor biol√≥gico, rica en az√ļcares complejos y baja en az√ļcares simples.
Debe administrarse en peque√Īas cantidades, repartidas en 4-6 tomas al d√≠a, con
el fin de aportar una fuente continua de glucosa y paliar la producción excesiva
de insulina.
Cuando la dieta no es suficiente para poder mantener la normoglucemia se
pueden administrar drogas antiinsuIínicas como los glucocorticoides.
2. GLUCOCORTICOIDES: Los corticoides tienen un efecto antagonista a la
insulina ya que estimulan la glucogenolisis y promueven la gluconeogénesis
hep√°tica.
La dosis puede variar entre los 0,25-2 mg/kg cada 12 horas de prednisona o
prednisolona vía oral en función de la persistencia de los síntomas.
Los glucocorticoides pueden administrarse solos o junto con una
benzodiatiazida, la diazocida que tiene una acción hiperglucemiante. Este
producto permite disminuir la dosis de glucocorticoides evitando así la aparición
de sus efectos secundarios. No obstante este fármaco también puede producir
por sí mismo efectos secundarios importantes (bradicardia, diabetes mellitus,
vómito y diarrea).
3. DIAZOCIDA (Proglycem): Hiperglucemiante oral que act√ļa inhibiendo la
secreción de insulina y captación de glucosa por parte de los tejidos. Puede ser
√ļtil para mantener unos niveles adecuados de glucosa en algunos animales. No
obstante pueden aparecer numerosos efectos adversos (cataratas, vómito,
anorexia, anemia anapl√°sica, trombocitopenia, diarrea, cataratas, entre otros).
Así mismo debe emplearse con cuidado en pacientes con alteraciones hepáticas.
La dosis inicial es de 10 mg/kg dividido en 2 veces con las comidas. Puede
aumentarse hasta 60 mg/kg 2 veces al día.
Indicado cuando la terapia dietética y los glucocorticoides no funcionan.
4. F√ĀRMACOS ANTINEOPL√ĀSICOS: Finalmente cuando todas estas
actuaciones no han sido suficientes para poder mantener al paciente en un estado
de normoglucemia se deben emplear f√°rmacos antineopl√°sicos. Estas sustancias
no se consideran de elección dada su neurotoxicidad y la actualidad hay algunos
estudios en los que no se demuestra ning√ļn beneficio tras su uso en pacientes
con insulinoma. Los antineopl√°sicos disponibles para el tratamiento del
insulinoma son el alloxan y la estreptozocina. En los √ļltimos a√Īos, se est√°
probando la eficacia de un an√°logo de la somatostatina (octreotido) en el
diagnóstico y tratamiento de tumores pancreáticos endocrinos, aunque las dosis
terapéuticas no están todavía bien establecídas.
3.4. PRON√ďSTICO
El pron√≥stico para los pacientes que sufren este tipo de proceso neopl√°sico es reservado estableci√©ndose una supervivencia de 12-15 meses en aquellos animales que han sido tratados con una terapia quir√ļrgica. La recurrencia, independientemente de que se hayan detectado met√°stasis durante la cirug√≠a es muy elevada.


7 Comments

nov. 09 2014

CIRUG√ćA DEL RI√Ď√ďN en perro y gato.

Posted in General by Félix Angel García Arnás |

CIRUG√ćA DEL RI√Ď√ďN.

NEFRECTOM√ćA

GENERALIDADES

Solo podremos realizar una nefrectomía en casos de lesiones unilaterales en pacientes con funcionalidad renal contralateral correcta.

Un 15% de parénquima renal es suficiente para poder mantener la función renal y no dar signos de insuficiencia renal

Las indicaciones m√°s frecuentes son:
РQuistes renales que causan disfunción renal
РNeoplasias sin metástasis, el carcinoma es el tumor más típico y diagnosticado a tiempo se puede realizar una exéresis completa del tumor y la cirugía será curativa
– Hidronefrosis
– Pielonefrosis
– M√ļltiples abscesos renales
РNefrolitiasis obstructiva que no responde a la terapia medicamentosa, aunque hay técnicas alternativas como la nefrotomía que podrán mantener la funcionalidad renal.
РDestrucción traumática del parénquima renal
РAvulsión del pedículo renal
– Hemorragia no controlada
– Enfermedad renal debido a un ur√©ter ect√≥pico, ser√° la √ļltima alternativa, si lo diagnosticamos de manera tard√≠a

RINŐÉON2

Enlaces a consultar
Felines Soft Tissues 2014
http://www.sciencedirect.com.are.uab.cat/science/book/9780702043369
Veterinary surgical Oncology

http://onlinelibrary.wiley.com.are.uab.cat/book/10.1002/9781118729038

BIOPSIA RENAL

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

NEFROTOM√ćA

Principales indicaciones en una nefrotomía
Las principales indicaciones para la realización de una neurotomía son:
РExtracción de cálculos localizados en el interior de la pelvis renal
РExploración de la pelvis renal en caso de hematuria o neoplasia
РRealización de biopsias renales

RINŐÉON1


10 Comments

nov. 09 2014

Cirugía de los uréteres en el perro.

Posted in General by Félix Angel García Arnás |

Cirugía de los uréteres en el perro.

Félix Angel García Arnas
Catedrático de Cirugía
Universitat Autònoma de Barcelona
Felix.garcia@uab.cat

La ectopia ureteral se define como la terminación anómala de uno o los dos uréteres
distalmente a la vejiga despu√©s de un trayecto intramural (cuando presentan un trayecto submucoso antes de su desembocadura) o extramural (cuando desembocan sin tener previamente un trayecto submucoso). Los lugares m√°s frecuentes de desembocadura son la vagina (70%), la uretra (12%), el cuello vesical (8%) y el √ļtero (3%).

Sin tiŐĀtulo-3

Se diagnostica, principalmente, en animales jóvenes (antes de los 10 meses en
hembras o antes de los 24 meses en los machos) siendo la incontinencia urinaria el
signo clínico más importante, especialmente en hembras. Las razas más afectadas son los Retrievers, Goldens y Labradores.

radio

Diagnóstico diferencial de incontinencia urinaria en perros jóvenes
1. Alteraciones congénitas:
Uréter ectópico
Hipoplasia uretral
Hipoplasia de vejiga
Vejiga pélvica
2. Infección tracto urinario
3. Incompetencia esfínter uretral
4. Desórdenes comportamentales
5. Alteraciones neurogénicas
El diagnóstico lo realizaremos por, urografía excretora, vaginografía, cistoscopia y TAC.

Tratamiento

El tratamiento de elección para la ectopia ureteral es la cirugía correctora y debe
realizarse lo m√°s pronto posible con el fin de evitar alteraciones secundarias como el
hidrouréter y la hidronefrosis.
La t√©cnica quir√ļrgica de elecci√≥n estar√° en funci√≥n del trayecto que siga el ur√©ter
ect√≥pico. En ur√©teres de trayecto intramural la t√©cnica de elecci√≥n es la ‚Äúestomatizaci√≥n‚ÄĚ o ‚Äúneoureterostom√≠a‚ÄĚ).
Esta consiste en la creación de una abertura que permite el drenaje de la orina intravesicalmente.
En los de trayecto extramural, se realizar√° una ‚Äútunelizaci√≥n‚ÄĚ (neoanastomosis ureterovesical o ureteroneocistotom√≠a) consistente en la reimplantaci√≥n del ur√©ter a nivel del tr√≠gono vesical

Especial para los alumnos del grado de veterinaria.
Leed este artículo y contestadme en el blog a estas preguntas

Diagnosis and Management of Urinary Ectopia
Autumn P. Davidson, Jodi L. Westropp,
Vet Clin Small Anim 44 (2014) 343‚Äď353
Copiad el enlace en la barra del navegador
http://ac.els-cdn.com.are.uab.cat/S0195561613002386/1-s2.0-S0195561613002386-main.pdf?_tid=2ea8d9ec-e939-11e3-9a5e-00000aab0f02&acdnat=1401591935_e106fafdfa41916701f676b3fd174712

PREGUNTAS:
1. ¬ŅSignos cl√≠nicos de los ur√©teres ect√≥picos?
2. ¬ŅHay predisposici√≥n racial, sexual o por edad?
3. Tipos de uréteres
4. Métodos diagnósticos ante sospecha de uréteres ectópicos
5. ¬ŅC√≥mo diagnosticar ecogr√°ficamente los UE?
6. ¬ŅCu√°l es la complicaci√≥n m√°s frecuente asociada a UE?
7. ¬Ņ Qu√© es un ureterocele y como se diagnostica?
8. Ventajas de las técnicas de minima invasión en la cirugía de UE
9. ¬ŅCu√°l es la tasa de continencia urinaria que consiguen tras la cirug√≠a minimamente invasiva y cu√°l es si la combinan con medicaci√≥n?


2 Comments

nov. 09 2014

Tumores de tiroides en perro y gato

Posted in General by Félix Angel García Arnás |

TIROIDES

La patología del Tiroides es completamente diferente en perros y en gatos.
Los perros presentan tumores de tiroides donde la función tiroidea no está incrementada y que suelen ser unilaterales y malignos.
Los gatos presenta hipertrofias bilaterales, donde la función tiroidea sí que está incrementada y suelen ser benignos.

1. GENERALIDADES
1.1. ANATOM√ćA

La gl√°ndula tiroides presenta una morfolog√≠a bilobulada. Los l√≥bulos se sit√ļan
caudales a la laringe, ventro-laterales a los primeros anillos traqueales. Generalmente se extienden 3-4 anillos (del 5 al 8ª anillo), siendo el lóbulo izquierdo ligeramente más caudal. En algunas ocasiones los lóbulos se unen centralmente por un istmo.
Tama√Īo de la gl√°ndula tiroides:
Perro: 5 cm de largo x 1,5 de ancho
Gato: 2 cm de largo x 0,3 de ancho
Junto con la gl√°ndula tiroides encontraremos la gl√°ndula paratiroides. Esta se compone de 4 peque√Īos discos helicoidales (2 en cada l√≥bulo de la tiroides, uno craneal y otro caudal).
En perros la tiroides est√° vascularizada por la arteria tiroidea craneal, principal
aporte sanguíneo de la tiroides y rama de la arteria carótida, y por la arteria tiroidea
caudal, rama del tronco braquiocef√°lico. Cada arteria presenta de forma paralela su
retorno venoso hacia la vena yugular interna.
Los gatos no suelen presentar arteria tiroidea caudal.

Es importante tener en cuenta que podemos encontrar tejido tiroideo accesorio
funcional a lo largo de la tráquea, mediastino y la porción torácica de la aorta
descendente que se puede invadir en procesos tumorales y diseminar el tumor.

Animal con un carcinoma tiroideo de gran tama√Īo que afecta los dos l√≥bulos y a tejido diseminado rodeando toda la tr√°quea

Animal con un carcinoma tiroideo de gran tama√Īo que afecta los dos l√≥bulos y a tejido diseminado rodeando toda la tr√°quea

1.2. FUNCIONES DE LA GL√ĀNDULA TIROIDES

La glándula tiroides es la responsable de la secreción de tiroxina, triiodotironina y
calcitonina.

1.3. INDICACIONES DE LA CIRUG√ćA DE LA GL√ĀNDULA TIROIDES

La principal indicación para la cirugía de la glándula tiroides es la resección de
tumores. El tipo de tumores tiroideos así como su sintomatología es distinta en perros y gatos.

PERROS La incidencia de tumores tiroideos en la especie canina es baja. No
obstante cuando aparecen suelen ser malignos, localmente invasivos y con
met√°stasis pulmonares. Se trata de tumores no funcionales por lo que los animales
son eutiroideos o si su parénquima está afectado de manera bilateral pueden ser hipertiroideos. Los principales signos clínicos son:

1ª) Presencia de una masa localizada debajo del cuello
2ª) Dificultad al deglutir los alimentos
3ª) Cambios en la voz, disfonía por el efecto compresor de la masa.
La incidencia es mayor en perros de razas medianas-grandes de edad avanzada.
Existe predisposición raciales bóxers, golden retrievers y beagles

GATOS Los tumores tiroideos en gatos son frecuentes. En este caso de trata de
tumores benignos (HIPERPLASIA ADENOMATOSA). Afecta a animales de edad
avanzada y aunque pueden afectar a uno de los lóbulos en el 80% de los casos es
una patología bilateral. La hiperplasia adenomatosa es un tumor funcional por lo que los animales son hipertiroideos.
Sintomatología.
El principal sistema es la hiperactividad, pero como son animales mayores con problemas de motilidad, encontramos la pérdida de peso como primer síntoma. También podemos apreciar polifagia, vómito, poliuria y polidipsia así como pobre calidad del pelaje.
Analíticamente detectaremos concentraciones de tiroxina (T4) elevadas y aumentos
de los enzimas hep√°ticos. Adem√°s es importante tener en cuenta que el 80% de
animales hipertiroideos presenta alteraciones cardíacas (cardiopatía hipertrófica)
Los tumores malignos en gatos (carcinomas) son poco frecuentes.

2. CIRUG√ćA DE LA GL√ĀNDULA TIROIDES:

TIROIDECTOM√ćA
2.1. CONSIDERACIONES PREOPERATORIAS
Las consideraciones prequir√ļrgicas ante una tiroidectom√≠a depender√°n en gran
parte del estado del paciente y de si este se encuentra en un estado eutiroideo o no.

Especie canina
Previamente a la cirugía será de vital importancia realizar radiografías de tórax
con el fin de descartar presencia de met√°stasis.
Generalmente al tratarse de animales eutiroideos no ser√°n necesarias terapias
médicas previas, excepto la estabilización de los animales que lo requieran.
En animales con masas muy grandes dif√≠ciles de extirpar por completo, es preferible un tratamiento quimioter√°pico previo y replantearnos m√°s adelante la cirug√≠a. puede ser √ļtil la terapia con Doxrrubicina o Carboplatino o la combinaci√≥n de los dos, intercal√°ndolos cada tres semanas.

Perro con carcinoma tiroideo al que le debemos administrar quimioterapia en primer lugar

Perro con carcinoma tiroideo al que le debemos administrar quimioterapia en primer lugar

Tras la incisión poco profunda de la piel, buscamos la yugular

Tras la incisión poco profunda de la piel, buscamos la yugular

Separamos los m√ļsculos largos del cuello y llegamos a la masa tiroidea

Separamos los m√ļsculos largos del cuello y llegamos a la masa tiroidea

En la periferia de la masa debeemos encontrar el paquete vascular del cuello, que incluye la carótida externa, el nervio vago y la yugular interna. Un poco separado del paquete y más superficial encontramos el nervio laríngeo recurrente que debemos intentar respetar.

En la periferia de la masa debeemos encontrar el paquete vascular del cuello, que incluye la carótida externa, el nervio vago y la yugular interna.
Un poco separado del paquete y más superficial encontramos el nervio laríngeo recurrente que debemos intentar respetar.

Liberaremos la masa de los tejidos circundantes, a ella llegar√°n la Arteria tiroidea craneal y la caudal

Liberaremos la masa de los tejidos circundantes, a ella llegar√°n la Arteria tiroidea craneal y la caudal

Especie felina
El tratamiento médico en la especie felina estará indicado en dos situaciones
diferenciadas:
Рen animales que por su condición general no sean buenos candidatos a la
cirugía (animales con alteraciones cardíacas graves asociadas al hipertiroidismo,
con alteraciones renales debida a la edad,…)
Рsiempre antes de la cirugía con el fin de conseguir que dichos animales entren a
quirófano en un estado eutiroideo. Esto disminuirá las complicaciones
postquir√ļrgicas, adem√°s de disminuir alguno de los signos cl√≠nicos del hipertiroidismo.
Existen opciones terapéuticas con tratamiento médico, además de la cirugía, para gatos con hiperplasia adenomatosa, aunque en algunos casos desarrollan rechazos al tratamiento médico con ertiema, prurito y necesitarán cirugía

ESPECIAL PARA LOS ALUMNOS DEL GRADO DE VETERINARIA. UAB.
Thyroid Surgery in Dogs and Cats
M.A. G. Radlinsky,
Vet Clin Small Anim 37 (2007) 789‚Äď798
VETERINARY CLINICS OF NORTH AMERICA. SMALL ANIMAL PRACTICE

Copiar este enlace en vuestro navegador:

http://ac.els-cdn.com.are.uab.cat/S0195561607000538/1-s2.0-S0195561607000538-main.pdf?_tid=81cd2150-67f6-11e4-b807-00000aab0f02&acdnat=1415527096_05a85f0218342e74084cfe4d95b2854e

Contestadme aquí en el blog a estas preguntas tras leer el artículo poniendo vuestro nombre:

1. Which are the clinical signs in dogs and cats?

2. What kind of preoperative evaluation we should apply?

3. How can we make the diagnosis the problem?

4. Which are the structures that must be preserved and avoid during the surgery?

5. Which are the changes that we can find on that organ?

6. During the surgery what kind of procedure we may apply?

7. What we should evaluate after the surgery?


No hi ha comentaris

nov. 06 2014

PAR√ĀLISIS LAR√ćNGEA

Posted in General by Félix Angel García Arnás |

PAR√ĀLISIS LAR√ćNGEA EN EL PERRO

La laringe se abre durante la respiración y se cierra en la pausa respiratoria para evitar que la saliva y los alimentos puedan entrar en el sistema respiratorio. Por diferentes motivos se produce una parálisis laríngea que no permite entrar el aire durante la inspiración produciéndose una insuficiencia respiratoria.
Existe una par√°lisis cong√©nita que aparece con los s√≠ntomas al a√Īo de edad y que afecta a diferentes razas como el Husky, Bouvier, Bull Terrier, D√°lmata, Rottweiler y todos los cruzados de estas razas lo pueden presentar. Adem√°s del ruido al respirar pueden presentar tonsilitis y faringitis. Se ha descrito en algunos animales, adem√°s par√°lisis de algunos grupos musculares de las extremidades como el el tibial craneal, que le lleva a arrastrar la extremidad posterior.

Hay otra par√°lisis adquirida que se da a los ocho a√Īos y afecta a los labradores, Goldens, Setter y San Bernardos, que se puede asociar a problemas endocrinos, infecciosos o inmunomediados, aunque es dif√≠cil de encontrar la causa finalmente y se denominan idiop√°ticas. Traumatismos en la zona del cuello, que puedan afectar al vago o al nervio lar√≠ngeo recurrente, toxicidad producida por organofosforados o el hipotiroidismo que produce polirradiculitis.

Tanto la congénita como la adquirida, también se puede diagnosticar en gatos pero de manera poco frecuente.
Las dos parálisis presentan la misma sintomatología, suele ser paulatina y se agrava durante el ejercicio o cuando el animal se encuentra en un ambiente cálido. El perro debe jadear para bajar la temperatura, mover más rápida la laringe, no lo puede hacer por la parálisis, marca más la sintomatología y acaba en hipertermia
El s√≠ntoma m√°s claro es un ruido (estridor) en la fase inspiratoria de la respiraci√≥n. La enfermedad comienza con cambios en la voz, na√ļseas y v√≥mitos mientras el perro come y bebe. Va teniendo menos resistencia cuando pasea y acaba con intolerancia al ejercicio.

La sintomatología se desarrolla tan lentamente que el propietario cree que es derivada de la edad, el animal quiere pasear menos, también podemos pensar que es por un problema de artrosis.
Conforme la parálisis avanza se escucha más fuerte el ruido respiratorio, viene dispnea y cianosis, aunque perros con parálisis unilateral pasan desapercibidos o sólo dan sintomatología tras el ejercicio o en ambientes cálidos.

La par√°lisis lar√≠ngea se acompa√Īa de problemas al deglutir los alimentos que derivan en megaes√≥fago. Esta sintomatolog√≠a mejora radicalmente tras realizar la cirug√≠a.

Diagnóstico
Debemos comprobar el movimiento de las cuerdas vocales por laringoscopia. El mejor protocolo para inducir la anestesia es con el tiopental. En un estudio con diferentes protocolos de inducción anestésica,

http://onlinelibrary.wiley.com.are.uab.cat/doi/10.1111/j.1532-950x.2004.04016.x/pdf


se comprobó que quien mejor detiene el movimiento de los cartílagos laríngeos y quien menos tarda en recuperarlos es el pentotal, tras inducir la anestesia. Es mucho mejor que el propofol, ketamina o etomidato.

cerrada sin arreglar
Aquí podemos ver la escasa apertura que presenta la laringe en un animal con parálisis antes de realizar la cirugía

Tratamiento
Podemos recomendar al propietario una mejora del entorno, ambientes fr√≠os, h√ļmedos, evitar cualquier situaci√≥n de estr√©s que necesite respirar m√°s deprisa, adelgazar si el animal est√° obeso, pero la √ļnica opci√≥n es quir√ļrgica y la deberemos realizar cuanto antes. Una situaci√≥n estresante en un perro con par√°lisis incrementa el movimiento de la laringe, lo que conlleva a mayor edema, mayor problema respiratorio, que puede acabar en una traqueostom√≠a de urgencia.
La cirugía de elección es la lateralización del aritenoides., con esta técnica conseguimos dilatar la entrada de la laringe permitiendo que entre más aire en el aparato respiratorio.

laringo

Imagen de un momento de la cirugía donde se está realizando la desarticulación de la conexión cricoaritenoidea.

La recuperación es inmediata, aunque debe realizarse de manera controlada para evitar que se produzca un edema de glotis.

abierta arreglada

Ya hemos realizado la cirugía, la diferencia de apertura es obvia

La parálisis se sigue manteniendo, pero el animal respira mucho mejor. Debemos educar a nuestro animal a comer y a beber, es frecuente que los primeros días el animal realice degluciones difíciles y sobretodo el agua pueda producirle tos. Por suerte la faringe es una estructura compleja que se adaptará a la nueva situación. Sólo operamos un lado, de no obtener mejoría, planteamos una segunda intervención en el lado contrario, advirtiendo un mayor riesgo en degluciones desviadas tras esta doble intervención.

Aquí tenéis un enlace para poder ver los resultados de la intervención.

https://www.facebook.com/video.php?v=327720334050420&set=vb.130633130425809&type=2&theater Read more »


10 Comments

nov. 04 2014

C√°lculos urinarios en el gato

Posted in General by Félix Angel García Arnás |

C√°lculos de oxalato c√°lcico en gatos.

¬ŅQu√© es un c√°lculo en las v√≠as urinarias o urolito?

La orina es una solución compleja que contiene disueltos muchos solutos orgánicos e inorgánicos. Por varias razones (dietéticas, variaciones del pH de esa orina, alteraciones en el consumo de agua, infecciones urinarias,…) esos solutos pueden encontrarse en exceso en esa orina, precipitar y unirse formando cristales que a su vez se unen y conforman concrecciones denominadas urolitos. La denominación de cálculo se emplea para este tipo de formaciones que se dan dentro de cualquier órgano hueco como la vejiga de la orina.

Urolitiasis de oxalato c√°lcico en gatos.

Los cristales de oxalato de calcio son los m√°s comunes en los seres humanos y estudios demuestran que han aumentado en los √ļltimos 25 a√Īos en perros y gatos. En los gatos, los c√°lculos de oxalato c√°lcico se han situado a la altura de los de estruvita en cuanto a probabilidad de aparici√≥n.
Entre los factores de riesgo que encontramos en la formación de este tipo de cálculos se encuentran:
РAlteraciones en el metabolismo del calcio. Cuando el calcio aumenta mucho en sangre debido a un exceso de absorción de este calcio en el aparato digestivo, o un aumento de la liberación de calcio desde los huesos (ocurre, por ejemplo, en alteraciones de la glándula paratiroidea), se produce un exceso de excreción urinaria de calcio que favorece la formación de estos cálculos de oxalato cálcico.
РDisminución del pH urinario.
– Consumo por parte de los gatos de dietas que acidifiquen la orina (es decir, disminuyan el pH urinario). Este tipo de dietas se recetan habitualmente a aquellos gatos que han tenido previamente c√°lculos de estruvita.
РAcidosis metabólicas.
Estos cálculos de oxalato cálcico tienden a formarse en gatos macho (normalmente castrados) y de edad media a gatos mayores. Las razas de gato más afectadas suelen ser los Persas, Himalaya o Ragdoll; entre las razas menos afectadas por esta patología está la Siamesa, aunque en estos gatos se han observado cálculos de oxalato cálcico a edades más tempranas que en otras razas.

Diagnóstico de urolitiasis de oxalato cálcico en gatos.

Se realiza normalmente por un estudio de la orina recolectada. Al microscopio se observarán los cálculos de oxalato cálcico. En esta orina es frecuente encontrar además presencia de eritrocitos (células sanguíneas) y bacterias.

1

2

Los c√°lculos de oxalato c√°lcico son los m√°s frecuentes en ur√©teres y ri√Ī√≥n en gatos.
Este tipo de urolitos son radioopacos, es decir, son observables en una radiograf√≠a de abdomen (en vejiga, ur√©teres o uretra). Tambi√©n podemos realizar radiograf√≠as con uso de contraste en las denominadas urograf√≠as secretoras que nos permiten evaluar si hay alg√ļn tipo de obstrucci√≥n en la salida de la orina provocada por estos c√°lculos.

Tratamiento de urolitiasis en gatos.

‚ÄĘ Manejo m√©dico.
o Iniciar una dieta adecuada que no acidifique la orina.
o Asegurar un adecuado consumo de agua.
o Iniciar terapia antibiótica si los resultados del análisis de la orina así lo indican.
‚ÄĘ T√©cnica de la urohidropropulsi√≥n.

Si el veterinario así lo considera, procederá a esta técnica mediante el llenado de la vejiga con suero salino fisiológico a través de un catéter, para posteriormente realizar una micción forzada apretando el vientre en la zona de la vejiga con la palma de la mano. El animal permanecerá adecuadamente sedado durante el procedimiento.

T√©cnicas quir√ļrgicas
o Hidropropulsión retrógrada + Cistotomía. Mediante esta técnica, los cálculos que se encuentran en la uretra son enviados a la vejiga de la orina mediante inyecciones de suero salino fisiológico a presión. Para ello, los gatos previamente sedados son sondados con una sonda urinaria a través de el orificio uretral del pene. Posteriormente, se realiza una cistotomía, mediante la cual se incide la vejiga para sacar estos cálculos.
o Ureterotom√≠a. En gatos, los c√°lculos que encontramos habitualmente en los ur√©teres y en el ri√Ī√≥n son de oxalato c√°lcico. Esta t√©cnica se realiza aislando los ur√©teres, incidiendo en estos para extraer los c√°lculos que no puedan ser movilizados hacia la vejiga. Para la realizaci√≥n del procedimiento se emplean microscopios quir√ļrgicos con una magnificaci√≥n de x8 o x10 en gatos. Se emplea sutura reabsorbible discontinua 8/0 0 9/0 (el di√°metro de estas suturas es muy peque√Īo para que resulten menos traum√°ticas). Estas suturas deben tener una aguja triangular y un cuerpo cil√≠ndrico. La t√©cnica es muy complicada, los c√°lculos acaban integr√°ndose en la mucosa ureteral y son muy dif√≠ciles de extraer, adem√°s a pesar de conseguirlos liberar de la estructura del ur√©ter y de realizar una sutura muy cuidadosa, es muy probable que se produzcan estenosis en el ur√©ter donde vuelvan a quedar atrapados otros c√°lculos de oxalato que seguro que se volver√°n a formar.

o Stent uretral gatos.
En gatos con m√ļltiples ureterolitos, que han tenido previas obstrucciones ureterales o urolitos concurrentes en ri√Ī√≥n se recomienda la t√©cnica de colocaci√≥n de stent ureteral. La colocaci√≥n de este stent se hace mediante endoscopia retr√≥grada, aunque se han obtenido mejores resultados por cirug√≠a usando fluoroscopia con la colocaci√≥n anter√≥grada de una aguja para nefrostom√≠a. La luz del ur√©ter va aumentando de tama√Īo de forma pasiva alrededor del stent, permitiendo el paso de orina alrededor y retrasando la obstrucci√≥n de la v√≠a.

o Bypass subcutáneo en gatos. Es la técnica de elección
o Se basa en la sustitución de un uréter por un catéter. El catéter se coloca dentro de la pelvis renal gracias a la radiología intervencionista y en el extremo distal termina dentro de la vejiga gracias a una sonda de cistotomía.
A su vez, ambas están unidas a un puerto de derivación subcutáneo a través del cual podemos realizar lavados para evitar o solucionar obstrucciones y también extraer muestras para urocultivo.

SUB1

SUB2

SUB3

Artículo realizado por Ana Fernández Villar. Veterinaria.
Contacta con felix.garcia@uab.cat
Teléfono 935811512
Enlaces a artículos:
‚ÄĘ Update: management of calcium oxalate uroliths in dogs and cats.
Joseph W. Bartges, DVM, PhD*, Claudia Kirk, DVM,PhD, India F. Lane, DVM, MS. Department of Small Animal Clinical Sciences, College of Veterinary Medicine, C247 Veterinary Teaching Hospital, University of Tennessee, Knoxville, TN 39996‚Äď4544, USA
2011 13: 651
‚ÄĘ Journal of Feline Medicine and Surgery Carrie A Palm and Jodi L Westropp Cats and Calcium Oxalate: Strategies for managing lower and upper tract stone disease


No hi ha comentaris

nov. 01 2014

AINEs Antinflamatorios

Posted in General by Félix Angel García Arnás |

AINES

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12


No hi ha comentaris

Next »