¿Pensando en la forma de hacer ejercicio sin necesidad de desplazarte al gimnasio? ¿Te gustaría perder un poco de peso y ponerte en forma desde la comodidad de tu propio hogar? Pues quizás deberías plantearte hacer como yo e instalar una bicicleta estática en casa.

Las bicicletas estáticas se han convertido en una de la formas más cómodas y eficaces para hacer ejercicio sin salir de casa. Como podrás ver en el análisis de las mejores bicicletas estáticas que encontré en esta web, las posibilidades son enormes ya que cuentan con muchas funciones distintas. Solo necesitarás de 30 minutos al día en una de estas máquinas para ir desprendiéndote poco a poco  de algunos kilos. ¡Y de una forma muy divertida!

¿Qué son las bicicletas estáticas y por qué tener una en casa?

Una bicicleta estática es una máquina que imita el movimiento que realizas al montar en bicicleta pero sin la necesidad de tener ruedas. Están especialmente diseñadas para ejecutar ejercicios de bajo impacto para todas tus articulaciones, siendo ideales para tonificar los músculos de la parte inferior del cuerpo.

Se trata de aparatos tan eficientes que logran que una persona de 70 Kilos a una velocidad de 30 Km/h puede llegar a quemar 300 Calorías solo en 30 minutos de entrenamiento. Si no lo crees solo tienes que preparar un par de sesiones y comprobar tu mismo los resultados.

Tipos de bicicletas estáticas

Dentro del mercado de las bicicletas estáticas existen muchos modelos entre los que elegir, por eso antes de hacerte con una de ellas debes considerar cuáles son tus necesidades y requerimientos físicos. No es lo mismo una persona acostumbrada a hacer deporte de forma diaria que alguien que va a comenzar a practicarlo. Tampoco se recomienda el mismo modelo para quien pesa 70 Kg. que para quien se va por encima de los 100 Kg.

1. Bicicleta estática plegable

Si vives en un piso o una casa pequeña donde el espacio sea un problema, entonces una bicicleta estática plegable puede ser ideal para ti. Aquí prima la comodidad a la hora de poder montarla  en tu salón o habitación y después poder plegar y guardar en cualquier lugar, cuando hayas terminado de ejercitarte.

El diseño de las bicicletas plegables destaca por una estructura ligera y fácil de transportar, por lo que no tendrás problemas si tienes problemas a la hora de cargar pesos elevados.

La principal desventaja de este tipo de bicicletas es que no están pensadas para ejercicios exigentes, sino para un uso básico y con un nivel de demanda bajo. Por eso son ideales si eres principiante y no has hecho más que comenzar con el ejercicio dentro del hogar.

2. Bicicleta estática tipo spinning

Las bicicletas estáticas para spinning son perfectas si planeas realizar ejercicios de alta intensidad y perder peso rápidamente. Son máquinas pensadas para darles mucho uso de forma constante por lo que requerirán un espacio especial en una tus habitaciones.

Estas bicicletas cuentan con un diseño robusto que puede soportar a personas de peso elevado. Sus materiales suelen ser muy resistentes lo que hace que tengan una vida útil bastante larga.

En la actualidad, la mayoría de las bicicletas estáticas tipo spinning cuentan con sistemas inteligentes y paneles táctiles que te permiten observar datos importantes durante el transcurso de los entrenamientos.

3. Bicicleta estática reclinada

Si no te han convencido las anteriores, entonces la bicicleta estática reclinada puede ser perfecta para ti.

Cuenta con un diseño especial que las hace super cómodas y que facilita mucho la tarea a la hora de realizar tus ejercicios en casa. Cuentan con asientos y soportes reclinables que hacen que el tronco repose y adopte una postura correcta mientras utilizas tus piernas para entrenar la parte inferior de tu cuerpo.

¿Por qué elegir una bicicleta estática en lugar de una elíptica?

Aunque ambas son bastante efectivas a la hora de realizar ejercicios cardiovasculares, la ventaja de una bicicleta estática sobre las elípticas es que reducen el impacto de el ejercicio en las rodillas. La elíptica es una máquina que exige mucho más a las articulaciones.

Además, las bicicletas estáticas suelen ser muy fáciles de utilizar y te dan más seguridad a la hora de realizar tus ejercicios. Quizás para optar por una elíptica tienes que ser un usuario más avanzado.

Echa un ojo también a las bicicletas estáticas electrónicas y sus funcionalidades. Pueden hacer cosas como subir y bajar el sillín de forma inteligente, regular el nivel de exigencia del ejercicio o controlar tu rendimiento en cuanto a pulso cardíaco, calorías quemadas o distancia recorrida.

Si quiere mejorar tu salud y mejorar tu calidad de vida no pongas excusas. Una bicicleta estática adecuada te permitirá, con solo unos minutos de dedicación diaria, perder esos kilos de más y recuperar la forma física que hace años que perdiste. Y ¿a quién no le gusta verse mejor físicamente?.