Yacimientos

Estudiamos la transición de la cuenca del río Segre durante dos siglos (II-I aC) en que aparecen establecimientos militares itálicos como Puig Castellar (Biosca) que conviven con asentamíentos ibéricos, que aún perduran. Desde el año 2013 se viene excavando este yacimiento militar con una cronologia bien definida que va desde el 180 al 120 aC.

Durante el siglo II aC, ambos tipos de yacimiento coinciden en el espacio, pero van evolucionando de forma que a finales del siglo II aC comienzan a fundarse las primeras ciudades romanas.

Valle del río Segre en el siglo II aC

NE Peninsular y el valle del río Segre en el siglo II aC

A finales del siglo II aC se funda la ciudad romana de Iesso (Guissona), que ha sido excavada por el equipo del GRAPCA desde hace ya 30 años, y que hoy en día es un parque arqueológico con más de 2 ha de yacimiento bien conservado. La ciudad de Iesso presenta una secuencia cronológica completa que va desde las fosas fundacionales republicanas datadas por un titulus pictus alrededor del 120 aC, y un primer urbanismo republicano del siglo I aC. A finales del siglo I aC, coincidiendo con época augustea se observan importantes cambios en la fisonomía urbana de Iesso.

Ciudades romanas del Pirineo

Ciudades romanas del Pirineo

Al mismo tiempo, en estas últimas décadas del siglo I aC se funda la ciudad romana de Iulia Libica (Llívia), en medio de los Pirineos. Más que una ciudad es una pequeña aglomeración que se organiza alrededor de un majestuosos foro, que se ha vuelto a excavar a partir del 2014.

Con estos tres yacimientos pretendemos analizar la evolución de la cuenca del río Segre desde el momento de conquista militar romana hasta la pacificación de la provincia, con la fundación de la red de ciudades que controlaran el territorio.