15 Mayo 2018: Fundaci贸n PALARQ

Arqueolog铆a social para entender c贸mo era la vida cotidiana de las poblaciones andinas ante el surgimiento de los primeros estados

Este es el objetivo principal de la investigaci贸n que desde hace una d茅cada lleva a cabo un equipo coordinado por el Prof. Pedro V. Castro-Mart铆nez, de la UAB

Los 煤ltimos avances del proyecto se han presentado en el Convegno Internationazionale di Americanistica, en Perugia y en breve se har谩 lo mismo en otros encuentros cient铆ficos internacionales

Cabeza deformada encontrada en el yacimiento El Trigal

Hace entre 2.500 y 2.000 a帽os, la costa sur de Per煤 registr贸 muchos cambios por lo que se refiere a la relaci贸n entre las distintas comunidades humanas que tuvieron que afrontar la aparici贸n de lo que hoy se denomina civilizaci贸n y el concepto de estado, con todas las transformaciones urban铆sticas, econ贸micas y de formas del poder que este hecho comport贸. 驴Pero c贸mo era la vida cotidiana de las mujeres y hombres que se movieron en este escenario, de la gente de a pie que se dedicaba a la agricultura, a la artesan铆a, a las tareas dom茅sticas, que trabajaba en todas las actividades que hicieron posibles los cambios?

Este es el objetivo principal de la investigaci贸n que desde hace una d茅cada lleva a cabo un equipo coordinado por el Prof. Pedro V. Castro-Mart铆nez, de la Universidad Aut贸noma de Barcelona (UAB), y en codirecci贸n con V铆ctor F. Salazar Ib谩帽ez, en La Puntilla, una sierra situada entre dos r铆os, Aja al norte, y Tierras Blancas al sur, que confluyen en la ciudad de Nasca, en la costa sur del Per煤. El proyecto tambi茅n cuenta con la participaci贸n de las Dras. Trinidad Escoriza-Mateu, de la Universidad de Almer铆a, y la Dra. Andrea Gonz谩lez-Ram铆rez, de la Universidad de Chile, y con la financiaci贸n de la Fundaci贸n Palarq, as铆 como del Ministerio de Educaci贸n, Cultura y Deporte (MECD), a trav茅s de los 鈥淧royectos Arqueol贸gicos en el Exterior鈥 desde el a帽o 2005, y de Proyectos de I+D de la Agencia Estatal de Investigaci贸n del Ministerio de Econom铆a, Industria y Competitividad (MINECO) (HAR2013-44276-P, hasta el a帽o pasado, y HAR2017-86431-P, que se ha iniciado este a帽o, y cuenta con cofinanciaci贸n FEDER).

Representaci贸n en cer谩mica de una cabeza cortada.

Se trata de desentra帽ar las redes que funcionaban en las comunidades existentes paralelamente o con anterioridad a la emergencia del estado, en este caso centrado en Cahuachi, que la arqueolog铆a tradicional vincula a las fases tempranas de la denominada 鈥Cultura Nasca鈥. Se incide en c贸mo las mujeres y los hombres se desenvolv铆an habitualmente, cu谩les eran sus quehaceres diarios, c贸mo se distribu铆an el trabajo y las distintas responsabilidades y qu茅 relaci贸n manten铆an los diferentes colectivos, en lugar de centrarse 煤nicamente en aquellos elementos singulares y vinculados solamente a ciertos grupos, normalmente los que pose铆an el poder.

Por todo ello este proyecto es un claro ejemplo de arqueolog铆a social aplicada en un contexto en el que surge el estado en los Andes y que ha suscitado cierta pol茅mica por lo que se refiere a sus implicaciones, pues en paralelo a esta emergencia se produce un incremento de manera absolutamente desbordante de la violencia con el fin de imponer el poder, seg煤n se deduce de las evidencias obtenidas desde las primeras campa帽as de excavaciones.

Por este motivo, el equipo de La Puntilla pretende incrementar las excavaciones en extensi贸n hasta conocer de la manera m谩s completa posible los dos yacimientos en que se ha focalizado la investigaci贸n desde hace una d茅cada: el Cerro de El Trigal y El Trigal III. 鈥淪olamente as铆, conociendo en conjunto las condiciones de vida a partir de todos los espacios y actividades que se realizaban, consideramos que podemos saber qu茅 acontec铆a en la vida cotidiana鈥, comenta el Prof. Castro-Mart铆nez.

El 谩rea de El Trigal est谩 situada en la zona m谩s 谩rida del planeta, los desiertos costeros del sur del Per煤 y del norte de Chile, donde se registra el 铆ndice menor de pluviosidad de la Tierra. Ahora bien, al lado tiene los Andes, y ah铆 s铆 que llueve. Como consecuencia, los r铆os bajan con agua y las riberas acogen distintos tipos de cultivo y permiten desarrollar la actividad agr铆cola. En este contexto, el equipo del Prof. Castro-Mart铆nez ha excavado en los dos yacimientos, junto al r铆o Aja.

De momento, los trabajos ya han aportado datos muy significativos que permiten empezar a vislumbrar algunos de los ejes que caracterizaban a esas sociedades andinas. As铆 se han podido conocer distintos tipos de edificios y asentamientos, que complementan lo que habitualmente es mejor conocido por su car谩cter llamativo o monumental, como los geoglifos (las conocidas 鈥渓铆neas de Nasca鈥) o las grandes construcciones del centro urbano, caso de Cahuachi.

Fragmentos de Spondylus, una concha que ha sido siempre considerada muy valiosa, y cuentas, con fines ornamentales

En cuanto a procesos de trabajo, se han identificado los talleres de fabricaci贸n de ornamentos con Spondylus, una concha que ha sido siempre considerada muy valiosa 鈥揺quiparable al oro en nuestro pa铆s- por la lejan铆a de su procedencia. Es, adem谩s, un molusco que 煤nicamente puede vivir en las aguas c谩lidas de una franja muy peque帽a de la costa pac铆fica andina, que ahora mismo est谩 ubicada en el territorio m谩s meridional del actual estado del Ecuador, a unos 1.700 Km de Nasca en l铆nea recta. Es un producto estrella porque en el per铆odo imperial inca, y en algunos momentos previos, se asocia con las aristocracias dominantes de la regi贸n, aunque en la 茅poca de los asentamientos de El Trigal pudo tener otra consideraci贸n.

Tambi茅n cabe referirse a la constataci贸n de los primeros sistemas de arquitectura defensiva en la Costa del Sur del Per煤, con murallas que delimitan un gran basti贸n en Cerro de El Trigal, que era defendido con hondas desde los parapetos, y que probablemente serv铆a de protecci贸n a comunidades aut贸nomas frente a la expansi贸n del poder de los estados de otras 谩reas. Se han sumado miles de proyectiles de honda, un arma consistente en una cuerda no muy larga con una parte m谩s ancha en el medio donde se coloca el proyectil y que se ha asociado a una diversidad de actividades (econ贸micas, agr铆colas, ganaderas, la caza鈥), adem谩s de que la puede utilizar cualquier persona, sea hombre o mujer, ni帽o o ni帽a. 鈥淧or consiguiente, es un arma muy coherente con una defensa comunitaria de un grupo que no cuenta con una estratificaci贸n social clara, de momento, a falta de conocer mejor las unidades dom茅sticas all铆 localizadas鈥, matiza el Prof. Castro-Mart铆nez.

Por lo que se refiere a Cahuachi, fue un gran centro pol铆tico que surgi贸 en el Valle de Nasca dos siglos antes de nuestra era y se convirti贸 en el eje central de un estado, que desde una perspectiva evolucionista se ha considerado la primera 鈥渃ivilizaci贸n鈥 de la Costa Sur del Per煤. Esto conlleva una expansi贸n y un control territorial de los valles que supondr谩 el desalojo de los poblados en cerros, como Cerro de El Trigal; se pierde la autonom铆a comunitaria que hab铆an tenido estos grupos y podemos asegurar la aparici贸n de oligarqu铆as.

Excavaciones en extensi贸n en La Puntilla

Surge entonces una hacienda local con estructuras destinadas a actividades econ贸micas, talleres de fabricaci贸n de herramientas, o trabajos sobre conchas de erizos que posiblemente se destinaban a recipientes -dado que all铆 llegan hasta los 15 cent铆metros de di谩metro-, cer谩micas, instrumentos musicales, tumbas, y evidencias de violencia social. En algunos casos se aprecian deformaciones craneanas que son claramente un ejercicio traum谩tico sobre individuos de muy corta edad, con riesgos para la salud de qui茅nes las sufren que pueden provocar unas deficiencias psicomotrices importantes y, adem谩s, es una manera de marcar los individuos y ponerlos en una determinada categor铆a, que a煤n no podemos precisar.

En la 茅poca de Cahuachi tambi茅n hay cientos de cabezas cortadas y posiblemente sea una pr谩ctica ligada al ejercicio de terror de estado para consolidar un dominio pol铆tico. Tambi茅n hay desmembramientos, piernas de cuerpos descuartizados, un ejemplo m谩s de agresi贸n sobre los seres humanos. En El Trigal se poseen las evidencias de un individuo muerto por el impacto de un dardo con punta de obsidiana y decapitado. As铆 pues, se confirmar铆a la pr谩ctica cotidiana de la violencia con la aparici贸n de la primera 鈥渃ivilizaci贸n鈥.

Los avances de las investigaciones del proyecto se presentaron hace unos d铆as en el Convegno Internationazionale di Americanistica, en la ciudad italiana de Perugia. En los pr贸ximos meses se dar谩n a conocer tambi茅n en la Reuni贸n de Teor铆a Arqueol贸gica de Am茅rica del Sur, en el International Congres of Americanists y en el Annual Meeting of the European Association of Archaeologists.

Blog de la Fundaci贸n Palarq (Cinta S. Bellmunt, 15 mayo 2018)