Los Coquitos de almendra

Como amante nato de las almendras, he probado docenas de recetas de Coquitos de almendra a lo largo de los años, ya sea durante mis vacaciones o con amigos y familiares durante las fiestas. Estos están el top de mi lista personal, Masticables y húmedos por dentro, crujientes y dorados por fuera. También se conservan bien  naturalmente durante varios días, lo que los convierte en la galleta perfecta para hacer regalos o obsequios durante las fiestas y cumpleaños.

El ingrediente clave de la receta es la leche condensada, La leche condensada azucarada es pegajosa y dulce, y es un ingrediente clave para que te salgan de 10 los Coquitos de almendra. Muchas recetas lo usan, pero, según mi experiencia, todas tienen un problema en común y es que usan demasiado líquido, lo que hace que la masa dulce se acumule alrededor de los bordes de los coquitos de almendra y se acaben quemando en el horno.

Esto se debe a que muchos de los reposteros quieren mantener una receta limpia y ordenada  usando una bolsa entera de almendras y un bote entero de leche condensada  (al final de todo, puede ser un poco pegajoso tener leche condensada sobrante ya que poco mas que añadir al café se puede hacer). Para esta receta, tendrás que sacrificar un poco de leche condensada azucarada, pero tus coquitos de almendra te saldrán de lujo.

Ingredientes necesarios y preparación:

Raciones: 26 Coquitos de almendra

Tiempo de preparación: 20 minutos

Tiempo de horneado: 25 minutos

Tiempo total: 45 minutos

INGREDIENTES

1 bolsa de 400 gramos de almendra en polvo

media taza de leche condensada azucarada (ver nota más abajo en la medición)

1 cucharadita de extracto de vainilla

2 huevos grandes

1/4 cucharadita de sal

100 gramos de chocolate semidulce o amargo, (a tu gusto)

INSTRUCCIONES

Precaliente el horno a 160ºC. Coloque las rejillas del horno cerca del centro del horno. Y Cubra dos bandejas para hornear con papel especial para horno.

En un tazón mediano, mezcle la almendra, la leche condensada y el extracto de vainilla.

Ahora, con una batidora eléctrica, mezcla las claras de huevo con una pizca de sal hasta que se formen picos rígidos. Use una espátula de goma grande para doblar las claras de huevo en la mezcla de almendras.

Con una cucharada pequeña tipo café o dos cucharas, forme cucharadas colmadas con la mezcla en los montículos de las bandejas para hornear, con una separación de aproximadamente 1 centímetro. Hornear durante 23 a 25 minutos, girando las bandejas de arriba a abajo y de adelante hacia atrás, hasta que las partes superiores y los bordes estén dorados. Deje enfriar en las bandejas durante unos minutos, después cámbialas a una rejilla para enfriar completamente.

Instrucciones amigables,

Los Coquitos de almendra se pueden congelar hasta 3 meses. Déjelos enfriar completamente y guárdelos en un recipiente hermético y separa las capas con papel pergamino o papel de aluminio. Antes de servir, retire las galletas del recipiente y deje que alcancen temperatura ambiente.