El implante dental es el método actual para el reemplazo de dientes.

Consiste en un tornillo de titanio muy pequeño, La corona es la única parte visible en su boca. El implante descansa debajo de la línea de las encías en la cavidad ósea que solía sujetar el diente perdido. Se pueden usar dos, cuatro o más implantes para soportar múltiples coronas, o incluso un arco completo de dientes de reemplazo superiores o inferiores. Tanto si falta un diente, varios dientes o todos.

 

  1. Son exactamente iguales que los dientes originales

Sus dientes naturales tienen raíces que los mantienen firmemente anclados a su mandíbula. De manera similar, los implantes forman una unión sólida entre el hueso y la mandíbula. Esto es posible porque los implantes dentales están hechos de titanio, un metal que tiene la capacidad única para fusionarse con el hueso, se fusionará sólidamente con el hueso durante un período de varios meses. Una vez que eso suceda, se sentirá completamente natural. También será visualmente indistinguible. Los implantes le permiten comer, hablar y sonreír con total confianza.

  1. Son más duraderos.

Debido a que los implantes dentales realmente se convierten en parte de su mandibula, brindan una solución permanente para la pérdida de dientes. Mientras que otros métodos de reemplazo de dientes, incluyendo prótesis removibles y puentes, pueden necesitar ser reemplazados o reconstruidos con el tiempo, los implantes dentales debidamente cuidados deben durar toda la vida. Eso es lo que hace que esta elección de reemplazo de dientes sea el mejor valor a largo plazo.

  1. Capaz de prevenir la pérdida ósea.

Puede que no lo sepa, pero la pérdida de hueso está directamente relacionada con la pérdida de dientes. El hueso es un tejido vivo que necesita estimulación constante para reconstruirse y mantenerse saludable. En el caso de su mandíbula, esa estimulación proviene de los dientes. Cuando se pierde incluso un diente, el hueso que está debajo comienza a reabsorberse o desaparecer. Esto puede darle a su rostro una apariencia de envejecimiento prematuro e incluso dejar su mandíbula más vulnerable a las fracturas si no se trata durante el tiempo suficiente (Ver ejemplo). Los implantes dentales detienen este proceso al fusionarse con la mandíbula y estabilizarlo. Ningún otro método de reemplazo de dientes puede ofrecer esta ventaja.

  1. Seguro para dientes naturales adyacentes

Los implantes dentales no tienen efecto en la salud de los dientes naturales adyacentes, Sin embargo, otros sistemas de reemplazo de dientes pueden debilitar los dientes adyacentes. Con un puente, por ejemplo, Esto puede estresar los dientes adyacentes y dejarlos más susceptibles a las caries. Del mismo modo, una prótesis parcial se apoya en dientes naturales adyacentes y puede provocar que los dientes se aflojen con el tiempo. Los implantes dentales son reemplazos dentales independientes que no dependen del soporte de dientes naturales adyacentes.

 

  1. Fáciles de cuidar

El cuidado de los implantes dentales no es diferente al cuidado de los dientes naturales. Debes cepillarlos y usar hilo dental a diario. Pero nunca tendrás que aplicar cremas y adhesivos especiales, ni remojarlos en un vaso durante la noche, como lo haría con las dentaduras postizas. La buena higiene bucal y las visitas regulares al consultorio dental para realizar limpiezas y exámenes profesionales es la mejor manera de prevenir la enfermedad de las encías y asegurar que sus implantes dentales duren toda la vida.

Si buscas Clinica dental en Navalcarnero, te recomendamos Implantostetic. la Clinica dental Navalcarnero, son especialistas en implantes dentales donde nos resolvieron todas nuestras dudas, y gracias a ello redactamos esta guía para nuestros lectores de la UAB.