FOTO- 4El diseño centrado en el usuario (DCU) es considerado una tendencia dentro del diseño que has ido adquiriendo bastante fuerza durante los últimos años. El DCU abarca diversas técnicas orientadas a la creación de productos que permitan que los usuarios no tengan dificultades a la hora de utilizar un producto y se sientan conformes con el mismo.

El DCU comprende tres tipos de técnicas especializadas: La Arquitectura de la Información, la Usabilidad y la Accesibilidad. ¿Son estas tres lo mismo?, pues no; a continuación detallamos las diferencias:

La Arquitectura de la Información son técnicas que  se utilizan para organizar los contenidos de una aplicación para que el usuario pueda encontrar lo que estaba buscando de forma rápida y sencilla. Se trata de organizar los contenidos.

La Usabilidad se encarga de la medición de la facilidad de usar una aplicación, se basa en estándares para hacer que las personas entiendan y puedan navegar sin complicaciones por la aplicación.

La Accesibilidad se orienta a la creación de productos o servicios que puedan ser utilizados por cualquier persona sin que alguna dificultad en sus capacidades signifique un obstáculo para ello. La Accesibilidad se orienta a lograr que cualquier persona acceda a nuestras aplicaciones sin problemas.

EL diseño centrado al usuario es una teoría que ha sido propuesta hace más de veinte años pero que debido al gran boom tecnológico que estamos viviendo ha sido rescatada para poder concientizar a los diseñadores a crear productos que sean sencillos de utilizar ya que los consumidores de los mismos son personas. El diseño centrado al usuario se complementa con otras técnicas como las del Diseño de Experiencia de Usuario y el Diseño de Interfaz de Usuario.

Como mencionábamos en un artículo anterior en el que se analizaba el libro “La Psicología de los Objetos”, muchos diseñadores no tienen en cuenta al usuario a la hora de crear, con estas nuevas tendencias esto se va revirtiendo poco a poco.