¿Qué deportes queman más calorías?

Todo el mundo tiene claro el concepto de que practicar deportes quema calorías, pero si algo es muy cierto, es que algunos queman muchísimo más que otros, por lo cual es ideal, conocer cuáles son y porque algunos deportes son más eficaces que los demás.

El grado de resistencia aeróbica, es el parámetro que define la eficacia, ya que un deporte es efectivo si logra hacer al organismo consumir sus propias reservas de grasa. Al iniciar una actividad física el cuerpo se prepara para resistir, poniendo al máximo su maquinaria y así es que se logra el objetivo, ya que el instinto manifiesta el correr o trotar como huida, no como ejercicio, de esta manera aumenta la actividad de adrenalina y demás químicos que permiten quemar más calorías.

Los deportes de contacto

El fútbol es uno de los que mayor cantidad de reservas consume, debido a que este deporte, conocido también como balompié, implica gran cantidad de trote aeróbico y movimientos, que logran, definitivamente poner al metabolismo a trabajar.

El baloncesto, quizá este entre los de categoría media, ya que implica movimientos bruscos, pero a su vez no necesita correr grandes distancias, lo cual baja su resistencia cardiovascular y así logra menor consumo de reservas.

Running o atletismo: ideales para perder peso sin peligro

El atletismo es también un gran aliado, pues este deporte permite en gran medida quemar grasa, aunque no es del todo certero, pues las carreras de esta disciplina no tiene la duración promedio para lograr un gran resultado, aunque es de recalcar, que si se trata de la modalidad de 5 km, las reglas cambian, convirtiéndolo en el aliado ideal.

Básicamente con trotar o correr es suficiente, si se hace con disciplina, constancia y una dieta, que no implica dejar de comer, pero si dejar a un lado todos y cada uno de los alimentos que engordan, como los ricos en harina y grasa.

Natación

La natación también es uno de los deportes más indicados para la pérdida de peso, ya se ejercitan numerosos músculos durante la práctica. Además, el simple hecho de mantener a flote el cuerpo ya es una quema de grasas y un ejercicio físico realmente interesante para la pérdida de peso.

Salud y seguridad en el trabajo

La salud no solo se relaciona con llevar una vida sana y una dieta equilibrada. Salud es también estar preparado para realizar nuestro trabajo de forma adecuada y cuidándonos tanto física como mentalmente.

El trabajo nos suele ocupar gran parte del día, por lo que nunca debemos descuidar nuestra salud durante nuestra jornada laboral. Dependiendo del tipo de trabajo que desempeñemos tendremos diferentes riesgos y tendremos que tomar unas medidas de seguridad u otras.

Lo que es evidente es que una mala postura o un mal movimiento en el trabajo puede causarnos problemas de salud.

Es importante que seamos capaces de valorar los riesgos laborales aunque parezcan mínimos y podamos protegernos de ellos. El lugar de trabajo debe estar bien señalizado para que no hayan accidentes de trabajo y los empleados puedan desempeñar sus funciones sin riesgos.

Los accidentes laborales son uno de los problemas más difíciles de resolver por parte de las empresas y los trabajadores, por lo que la prevención es clave para evitarlos.

La correcta señalización de los espacios de trabajos forma parte de las medidas de seguridad laboral y para ello encontramos numerosos artículos que nos ayudan a evitar este tipo de incidencias laborales.

En la web de 20milproductos.com especializada en material de oficina, podemos encontrar también productos relacionados con la seguridad y protección laboral como ropa de trabajo, señales de peligro, carteles de seguridad, zapatos de seguridad, etc.

La salud en el entorno laboral es un factor que nunca debemos descuidar. No importa si estamos ocho horas al día enfrente del ordenador o poniendo ladrillos en una obra, lo importante es tener claro que cada puesto de trabajo tiene sus riesgos tanto físicos como mentales.

El estrés es uno de los trastornos que más problemas suelen causar a los trabajadores, por lo que es importante saber desconectar del trabajo para evitar episodios de ansiedad que puedan derivar en problemas de salud más graves.

La postura es otro de los puntos que debemos cuidar cuando estamos trabajando. Una mala postura puede desencadenar en problemas de espalda o cervicales, ocasionando migrañas y otra serie de problemas derivados de estos dolores.