Beneficios del café para la salud

El café es una de los bebidas más populares en todo el mundo. Las propiedades del café son de sobra conocidas aunque en el post de hoy queremos repasar algunos de los beneficios de esta bebida para la salud.

En los países desarrollados el café es imprescindible tanto en el entorno laboral como en el entorno familiar. Tal y como nos indican desde la botica del café y te, esta bebida tan popular contiene cafeína, un compuesto que nos permite estar más despiertos y mejorar el rendimiento y producción. Este compuesto inhibe las hormonas del sueño aumentando la capacidad de atención por lo que es uno de los preferidos a la hora trabajar.

Podemos elegir entre tomar café verde o café negro tostado de forma natural, aunque lo más habitual es consumir la segunda opción.

No obstante, el café verde tiene también numerosos beneficios para la salud ya mejora el sistema inmunológico y reduce el efecto antiedad. Os dejamos el siguiente enlace dónde podréis comprar café verde a un buen precio con gran calidad.

Reducción de enfermedades cardiovasculares

Según mostró un reciente estudio sobre hábitos de café y enfermedades del corazón, los individuos que toman a diario 3 o 4 tazas de café tienen casi un 20% de probabilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Protección frente a la diabetes

Aparte de protegernos en cierta forma de los peligros cardiovasculares, el café también es un excelente protector contra la diabetes. Por cada taza de café diaria que tomamos, reducimos un 7% la probabilidad de sufrir diabetes tipo 2 en el algún momento de nuestra vida.

Más café, menos depresión

La depresión es un trastorno muy peligroso que afecta a millones de personas en todo el mundo. El trastorno depresivo es causante de numerosos efectos secundarios como fallos cardíacos, suicidios, sobrepeso, etc.

Por suerte, el café es un aliado frente a la depresión ya que una investigación llevada a cabo con más de 50.000 participantes demostró cómo tomar una taza de café al día es sinónimo de reducción del 15% en las probabilidades de sufrir depresión. Beber dos tazas de café al día aumentaba esta probabilidad al 20%, por lo que se demuestra que el café es un estupendo aliado contra la depresión.

Además, también se asocia un descenso en el número de suicidios lo que convierte al café en una bebida básica para la salud de personas con tendencias depresivas.

El café contra el cáncer

El cáncer es el asesino silencioso causante de miles de muertes al día en todo el mundo. No obstante, el café es un gran aliado también frente al cáncer ya que tomar tres tazas diarias de café se asocia a menor probabilidad de sufrir cáncer. En concreto, el café es un aliado frente al cáncer de hígado, cáncer de endometrio, próstata y faringe.

Beneficios de la lectura para la salud

Básicamente el cerebro está compuesto por unas 100 mil millones de neuronas, todas interconectadas entre una manera u otra. La inteligencia no se mide por el número de neuronas, pero si por la cantidad de conexiones entre ellas. Por esta razón ejercitar el encéfalo es fundamental, puede ser esto a través de los libros, demostrando que la lectura tiene grandes beneficios para la salud.

Leer desde una edad corta aumenta las conexiones a más temprana edad y teniendo en cuenta el proceso de “plasticidad sináptica” que en los niños se presenta más ampliamente, llevando a aumentar un coeficiente intelectual y más si esto es a inicio de la edad escolar e inclusive preescolar.

Millones de maestros de clase desconocen los enormes beneficios de la lectura en los niños, por ello tal vez no realizan un enfoque mayoritario en esta área, sino el  que netamente está dentro del programa académico.

Otro de los beneficios para la salud que tiene la lectura es el de prevenir enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.  Aquí lo curioso es que leer, especialmente textos nuevos, crea nuevos puentes entre neuronas, logrando así que las viejas conexiones sean redobladas y no empiece a fallar la memoria. Por lo anteriormente nombrado, es recomendable comenzar a leer desde los 40 años o si ya es un habito, cambiar de temática, para así fortalecer el cerebro.

Tener un libro a la mano no solo es un arma en contra de la ignorancia, sino además es un arma letal en contra del envejecimiento cerebral, así como de aumentar la inteligencia, no por el conocimiento adquirido, sino por el ejercicio que se le dio al cerebro durante este entrenamiento.

Un libro trae miles de beneficios y nada malo, a menos que su contenido sea destructivo, de lo contrario leer no tiene nada malo y los niños deben tener un habito de leer más ajuiciado del que se acostumbra hoy por hoy.