Comidas refrescantes para este verano

Cada año cuenta con épocas varadas y una de ellas está cerca, para pasarlo bien es ideal tener a la mano unas comidas refrescantes de verano, pues como no deleitarse con una rica ensalada o preparado de tomates, tan bien recibido en esta época del año.

Nadie quiere un café o té caliente en verano, es por esta razón, que las comidas refrescantes son la mejor opción a la hora de compartir un almuerzo, merienda o cena, con la familia, amigos o pareja.

Una ensalada básica

Es muy recurrente durante el verano, ya que no necesitan muchas cosas y se puede conseguir todo perfectamente en el supermercado más cercano.

Sólo necesitamos 3 ingredientes: Medio kilogramo de tomates frescos, unos 200 gramos de hojas de repollo y unos 300 o 400 gramos de atún, no importa si es enlatado. Unir todos juntos y agregarles un poco de mayonesa o vinagre, según el gusto de quien lo prepare.

Cereal con yogurt

Quizá un plato muy sencillo, pero la idea del verano es no complicarse en la cocina, por esta razón mientras menos tiempo se esté dentro de ella, mejor, menos calor.

Para esto necesitamos cereal de granola y yogurt de fresa o natural, agregamos 400 Ml de Yogurt y unos 300 gramos de cereal, a esta preparación se pueden incluir frutas como fresas, bananas o kiwis, dándole un toque más natural y saludable.

Brochetas de pollo

Básicamente agregar trozos de pechuga y colocarlo sobre la parrilla, siendo este otro plato rápido, pero nutritivo, para así cubrir todas las necesidades alimenticias y no estar dentro del área de cocina, para que el calor sofocante no sea tan incómodo.

Cóctel de langostinos

Una opción muy interesante para refrescarnos saludablemente evitando los azúcares de los helados. Sólo necesitaremos unos pocos langostinos pelados, un poco de lechuga y un poco de salsa rosa. No os paséis con la salsa rosa que también tiene azúcar y el exceso de esta es peligroso para nuestra misión.

Sin duda, es importante tener una receta para cada momento del día, combatir el hambre, con clase y elegancia para no aumentar esos indeseados kilos de más que nos suelen perseguir cada verano. A por todas!

Cómo tener fuerza de voluntad para cumplir una dieta

Sin dudas una de las primeras preguntas que se tiene la persona que quiere bajar de peso es, Cómo tener fuerza de voluntad para cumplir una dieta? Para esto, es necesario poner en manifiesto que no es algo del otro mundo y por ello no va a padecer ningún mal o algo por el estilo.

Una dieta es básicamente el consumo de alimentos y verificar las características de cada uno, es supremamente esencial, si lo que se desea es lograr un cuerpo perfecto y disminuir los niveles de ácidos grasos esenciales, triglicéridos y colesterol.

La fuerza de voluntad depende de cada persona y diverge de individuo a individuo. Las convicciones no son las mismas en dos personas, a pesar de que estas vivan en la misma casa, tengan el mismo ambiente y nivel de estrés, pues cada cabeza es un mundo.

Mentalizarse en que cada beneficio tiene un esfuerzo, es quizá la mejor manera de tener esta fuerza de voluntad, observar que si se deja de comer un helado, se podrá colocar de nuevo determinado pantalón o camisa, es un incentivo más que eficaz.

En ocasiones, las dietas no son solo por rebajar esos kilos adicionales, sino por el contrario por salud, ya que los niveles altos de grasa en la sangre, se acumulan en las paredes internas de las arterias, formando placas de ateroma, estas pueden opacar el diámetro del vaso sanguíneo, ocasionando una isquemia y por tanto un infarto o ACV.

La fuerza de voluntad, está en la misma personas y ver el costo: beneficio, es la mejor de todas las estrategias, porque así visualiza mucho antes de que suceda, el porque está en este proceso.

Una dieta, no es algo malo, siempre y cuando sea equilibrada y de vez en cuando el cuerpo necesita una, a pesar de tener un óptimo estado de salud.