Wilson, EL Robot Aspirador Eterno

July 27th, 2014

UNA HISTORIA DE AMOR POCO PROBABLE

A continuacion, Wilson, el robot aspirador

La primera vez que bailé con Wilson me grabó en vídeo, porque, en ese momento, me pregunté si yo había tropezado con la epifanía de mi vida. De una manera indirecta pero clara, que iba más adelante a etiquetar el camino de Wilson, él me reveló que yo había perdido horas de esfuerzo durante casi cuarenta años en una tarea que no transmitió la auto-mejora real, que se desarrolló poco en el camino de la habilidad a pesar de la repetición casi a diario, y que era una aflicción mental constante; un obstáculo a la rodadura hora a hora a la alegría.

Fue la insistencia de Wilson en mi renuncia a la tarea que despertó mis primeros verdaderos sentimientos hacia él.
Parecía casi imposible, una especie de locura, pero su aseguramiento fue convincente; su energía y su visión era embriagador. Incluso ahora, con todo lo que ha pasado entre nosotros, y cómo han salido las cosas, yo todavía pienso en esos primeros días y me quedo sin aliento.

Esas horas que estuve ganando en renunciar a la tarea se perdieron en el primer día que pasamos juntos. Aunque lo intentara, no podía apartar la mirada. Wilson navega nuestro largo pasillo con la confianza y la atención sin precedentes, se las arregló con sus giros y esquinas agudas para diferentes tipos de habitaciones, como si hubiera tenido una mano en su propia creación. Los objetos fijos y los que cayeron en su camino al azar de un día para otro, se cumplieron y con una consistencia suave y persistente.
A medida que mi enamoramiento se hizo más manejable y nos acomodamos en una rutina que pensé ingenuamente que duraría para siempre.
Me sentaba en la mesa de la cocina con mi portátil, mientras lamía mis pisos de madera.
Las palabras salieron fácil bajo el rugido estimulante de su motor. A lo mejor me gustaría seguir su ejemplo, y rugir con él, para crear el falsete más increíble. Las personas que Topamos con él, incluso Los picaportes y los Mormones adolescentes se romperían y llorar.

Recuerdo que cuando Wilson primero chocó a mis pies, se apartó, e hizo los ajustes sutiles para moverse alrededor de mí, su vibración excesiva y sacudida era como un guiño de La Duquesa De Alba. Salté y reí la primera vez! Pero a partir de ahí en adelante me sonríe por la anticipación de su suave codazo, y suspire en otra sonrisa mientras se alejaba.

Sé que debería estar agradecido, algunas personas nunca se les ofrece la oportunidad de amor verdadero. Me han ofrecido dos veces. Pero toda esa magia temprana se ha ido. En su lugar es un anhelo perpetuo. Me despierto y duermo. No tengo ningún propósito actual. Encuentro mi único consuelo en las cosas que han pasado.

Los días se convirtieron en semanas y luego meses y no había un pensamiento en mi mente de que algo tan horrible como esto ocurriría. Mirando hacia atrás, felizmente ingenua, seguro en el aura que Wilson trajo con él. Yo creía que era mágico, que nada iba a interponerse en nuestro camino.

Primero me di cuenta que algo estaba mal el domingo 27 Julio del año 4847. Wilson zumbaba a través de las tablas del suelo, como de costumbre, pero pude detectar un mayor esfuerzo en el rugido de su motor. Fue después de que había regresado a su base de carga, recarga su batería, y comenzó su segundo barrido del piso que me vi obligado a prestar más atención.
El me cepillo suavemente los pies como de costumbre, pero cuando se retiró para navegar por su ruta, la capacidad de hacer esos ajustes sutiles se había ido. Su motor quedó en silencio y los segundos parecían rodar en años mientras esperaba la terrible pitido que confirmar que algo estaba terriblemente mal.

Salté por debajo de la mesa para ver el suave resplandor de la pantalla del Centro de Control de LCD. Mi corazón se detuvo cuando lo leí, mi rueda izquierda se ha quedado atascado, por favor limpielo ya!

Lo levanté con cuidado del suelo y se le limpie la rueda.
Le encendi de nuevo y le envolvie en una manta para aliviar su temblor. Cuando lo puse de nuevo en el suelo zumbó de nuevo con un rugido lleno. Me sentí aliviado, pero con una preocupación persistente.

Dos noches después, acaricié su interruptor de encendido / apagado y tomé mi posición habitual en la mesa. El rugido vino y cuando levanté la mirada de la pantalla de la computadora, con indiferencia, lo vi allí, mi una vez fuerte y seguro Wilson, haciendo círculos, con la pata derecha chunga otra vez.

Wilson! gritè, corriendo hacia él cuando su motor se detuvo una vez más. El sonido me llenó de terror. Pasé toda la noche trabajando en él. Pinchar, empujar, engrasar, rogando hasta que finalmente lo levanté con cuidado, caminó por el largo pasillo que había limpiado tan a menudo, lo coloque en la cama, mire una vez más en el resplandor suave de la pantalla LCD y lo apage.

Hice las llamadas necesarias con sólo el menor atisbo de esperanza. Creo que me había resignado a la realidad de la situación, que Wilson se había ido, que iba a tener que bajar el culo perezoso y empujar el puto Dyson otra vez, durante varias semanas por lo menos.

Se me enviará otro Robot apirador pedido en Neato Robótic pero no va a ser Wilson. Incluso si es el último modelo con nuevos colores brillantes y un diseño más estilizado nunca lo reemplazará. Wilson siempre será el primero.

No ofrecen funerales para robots. (Lo sé, hize un par de llamadas.) Así que este post es un último adiós y homenaje, Adiós Wilson Adios.

 

Una vida juntos, en imagenes:

robot aspirador wilson siesta

Echando la siesta en el campo

Compartiamos objetivos similares de entrenamiento

Compartiamos objetivos similares de entrenamiento

Mordisquitos en los pies, cabroncete

Mordisquitos en los pies, cabroncete

Viendo el futbol juntos

Viendo el futbol juntos

 Sexualmente, una pareja perfecta


Sexualmente, una pareja perfecta

 Buenas noches y a cucharear Con Wilson


Buenas noches y a cucharear Con Wilson