¿Por qué es importante el adecuado mantenimiento de calderas?

Las soluciones en climatización son parte de la preocupación de la mayoría de personas. Esto es debido a que de ello depende la adecuada calefacción y, tratándose de calderas, de esto depende también poder hacer algo tan simple como tomar un baño y que haya agua caliente para disfrutarlo.

Aunque es un asunto importante, no todos entienden que con sistemas como este haya que tener mucho cuidado. Con cuidado, nos referimos específicamente al mantenimiento de calderas, es decir, a la revisión de la caldera que permita no llegar a instancias irreversibles como la avería de algún componente imposible de reemplazar.

Si quieres evitar pérdidas de componentes y accidentes para evitar la reparación de calderas y sus elevados costes, el mantenimiento de calderas es la clave.

¿Con qué frecuencia se debe hacer una revisión de caldera?

Cuando hablamos del mantenimiento de calderas, nos referimos a una actividad que debe ser realizada por los profesionales adecuados que tengan experiencia y formación en la materia, dado que se trata de una actividad que tiene ciertas exigencias reglamentarias y una complejidad técnica a considerar.

¿Has oído hablar por ejemplo de la revisión anual obligatoria? De acuerdo con la normativa vigente, el usuario final es el responsable del mantenimiento de calderas para poder aprobar la inspección anual obligatoria. Así es que, para cumplir con lo estrictamente legal, es necesaria una revisión de caldera que se ajuste a estas exigencias.

Si nos regimos por el Reglamento de las Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE), las calderas de gasóleo tienen que tener una revisión anual. En ocasiones, el tiempo incluso puede ser inferior dependiendo las especificaciones del fabricante de la misma.

Por su parte, el usuario de una caldera de gas doméstica debe hacer una revisión cada dos años, también de manera obligatoria.

Más allá de una obligación

Más allá de cumplir con una ley o decreto, la revisión de caldera es fundamental por estas razones:

  • Dentro de los sistemas e instalaciones pensados para la calefacción de los ambientes, la caldera es un elemento que genera calor trabajando a presión. Esto, sin un mantenimiento adecuado, puede ocasionar severas consecuencias.
  • La reducción de las emisiones de monóxido de carbono es otro de los aspectos a considerar en pos del mantenimiento de calderas. En caso de existir fugas de este gas, sólo podrían ser identificadas por un técnico especializado que realice la revisión pertinente. Con esta medida puedes proteger la salud de quienes están cerca o en contacto con la caldera y, al mismo tiempo, te ocupas de preservar el medio ambiente al reducir las emisiones de gases nocivos.
  • La revisión de caldera es una forma de hacer que ésta funcione de manera más óptima y eficiente, lo que contribuye a un ahorro de energía significativo.
  • El ahorro energético permite también ahorrar en costes.
  • Un adecuado mantenimiento de calderas prolonga la vida útil de la misma.

A modo de conclusión, la revisión de caldera es una actividad que puede ofrecerte muchas más ventajas de las que imaginas.

Déjate asesorar sobre las necesidades de tu sistema de calefacción o bien conoce más sobre los servicios de climatización de SUPLÀ.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *