Por qué contratar un seguro de hogar

Como grandes amantes de la decoración y los estilos decorativos, también debemos dedicarle tiempo a proteger aquello que tanto nos ha costado diseñar.

Es muy habitual ver cómo clientes y conocidos deciden buscar un seguro de hogar que no se adapta a las necesidades o a las exigencias que una vivienda con esa decoración debería de tener. Muchas veces por ahorro o porque las coberturas no son buenas, vemos como se eligen seguros de hogar que apenas sirven para proteger una vivienda.

Estudio de contratación de seguros

Hace unos meses, se llevó a cabo un estudio que explicaba algunos hábitos de los clientes a la hora de contratar el seguro para su hogar.

En este caso, los hombres suelen realizar más contrataciones alcanzado un 55% del total de la muestra. Las mujeres por su parte, aunque tienen un porcentaje menor de contrataciones con un 45%, se acercan mucho a las cifras de los hombres, por lo que podemos afirmar que prácticamente se realizan contrataciones sin distinción de géneros.

Ventajas de contratar un seguro de hogar

El seguro de hogar se ha convertido en uno de los seguros más importantes que podemos contratar, ya que lo más valioso que puede tener una persona se suele almacenar en casa. Proteger a los miembros de la familia y los bienes más preciados, es algo que todos queremos hacer para estar más tranquilos frente a los posibles problemas que pueda aparecer.

Antes de lanzarnos a la contratación de un seguro para vuestra casa, piso, chalet u oficina, os recomendamos que os leáis con detenimiento la lista de coberturas que ofrece cada compañía de seguros para conocer bien los casos y situaciones dónde os podrán ayudar.

En el caso de casas o pisos de lujo, debemos tener en cuenta que un completo seguro de hogar es mucho más recomendable que un seguro básico que apenas tenga coberturas. No es muy lógico tener bienes valiosos en casa y no contratar un seguro que tenga muchas coberturas.

Con un seguro de hogar estaremos más tranquilos frente a accidentes domésticos, incendios, daños por agua o cualquier otra incidencia que pueda aparecer en nuestra vivienda, sin importar el importe de la vivienda o de lo que tengamos en el interior de ella.

En este caso, el valor de los bienes materiales es algo importante, pero lo es más el posible deterioro de la vivienda frente a incendios, terremotos, fallos estructurales de la propia construcción, etc.

Además, contratando un buen seguro para el hogar podremos cubrirnos las espaldas en caso de dañar algo a algún vecino o a la comunidad de propietarios ya que la mayoría de seguros incorpora la responsabilidad civil.. Esto nos evita problemas con otros inmuebles por daños que podamos realizar involuntariamente a otras casas o pisos, ya que cubre los gastos de reparación y mantenimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *