¿En qué consiste la domótica en casa?

La domótica en casa es un conjunto de sistemas integrados que permiten automatizar diferentes instalaciones y elementos de la misma. La domótica es una tecnología aplicada al control y automatización de la vivienda para gestionarla eficientemente, ahorrando energía y, sobre todo, ganando en confort.

Podríamos decir que la automatización de casas es la tarea principal de la domótica, aunque no la única, pero la idea general que se tiene de esta tecnología es que permite la comunicación entre el usuario y los distintos dispositivos que forman parte de su vivienda. Todos ellos están conectados a un determinado sistema para conseguir acciones de manera automatizada.

Un ejemplo de ello es programar la temperatura de tu casa desde el móvil y aún sin estar allí, es decir, automatizar las acciones de las instalaciones de tu vivienda sin importar si estás presente en ella, de manera inteligente, práctica y también segura.

¿Cómo funciona la domótica?

Este es un punto importante, porque muchas personas están interesadas en convertir sus casas en Smart Home, pero no saben cómo funciona la domótica.

Si ese es tu caso, lo que debes saber es que la domótica en casa es posible gracias los procesos de transmisión de información.

Gracias al internet de las cosas y el hecho de que cada vez más objetos de una vivienda puedan conectarse a internet, se facilita la conectividad. Así, se crea una red de conexión entre objetos en una vivienda, sus sensores y una unidad central.

El sistema domótico se encarga de recopilar información procedente de los dispositivos conectados, procesar esos datos y, por último, emitir ciertas órdenes que consisten en automatizar determinadas acciones establecidas previamente por el usuario, por ejemplo, la programación de la calefacción a una determinada hora, que se suban las persianas en un momento específico del día o que se cierren puertas y ventanas en una hora de la noche.

Esta transmisión de la información es una especie de diálogo entre los dispositivos y la unidad central, y esta última es la que recibe las órdenes del usuario para realizar cualquier acción y luego la comunica con los distintos dispositivos para que estos accionen. Para ello es esencial que los dispositivos estén conectados a sensores, pues estos son los que ayudan a recabar información y comunicarse con la unidad central a través de una red de comunicación.

¿Buscas soluciones de domótica para tu vivienda? En Suplà encontrarás expertos en sistemas de domótica en casa que te asesorarán.

¿Qué aporta la domótica en casa?

Si quieres saber qué aporta la domótica en casa, lo esencial que tienes que atender es que esta tecnología nació con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los usuarios gracias a un aumento del nivel de confort en su vivienda, la seguridad y la eficiencia energética.

La eficiencia energética es, de hecho, un punto clave si hablamos de domótica en casa, dado que con esta clase de sistema es posible gestionar el consumo energético, optimizándolo, reduciendo sus costes y al mismo tiempo, cuidando el medio ambiente.

La base de todo el sistema de domótica en casa es la comunicación: gracias a ello el usuario tiene un absoluto control de todas las instalaciones de su vivienda para gestionarla de la manera más inteligente posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *